Busconómico

Todos los detalles sobre la devolución de las cláusulas suelo

El pasado 21 de diciembre, la mayoría de hipotecados españoles recibían el sorteo de Navidad de forma anticipada: el Tribunal de Justicia Europeo obligaba a la banca a devolver con carácter retroactivo lo pagado de más por la aplicación de las conocidas cláusulas suelo, es decir, de la diferencia entre un tipo de interés establecido por las entidades en el contrato del préstamo hipotecario y el valor del euríbor que, recordemos, se sitúa en mínimos históricos.

A partir de ese momento, comenzaba un proceso que ha involucrado a todos: la justicia española, el Gobierno, el legislador y, por supuesto, las entidades financieras y los afectados por estas cláusulas. Según los cálculos del sector, la devolución de lo cobrado de más por este concepto superaba con creces los 5.000 millones de euros. Sin embargo, todavía existen muchas personas que desconocen cuánto van a recibir y cómo pueden reclamar estas cantidades cobradas de más.

¿Cuál es el mecanismo para solicitar la devolución?

Con el objetivo de evitar un colapso en el sistema judicial español por parte de los 1,5 millones de clientes afectados, el Gobierno articuló un mecanismo para la devolución de las cláusulas suelo cobradas de las hipotecas. En virtud de esta posibilidad, las entidades deberán establecer en el máximo de un mes una vía de comunicación para que los clientes sepan si tienen cláusula suelo o no en sus contratos, con independencia de si todavía tienen una hipoteca o ya la habían cancelado.

En ese momento, el cliente podrá reclamar a la entidad la cantidad a devolver junto con los intereses de los importes que se cobraron de más. Esta cantidad la calculará el propio banco. Si el cliente está de acuerdo, aunque puede no aceptarlo, la entidad pagará en efectivo ese importe o descontará de su actual hipoteca la reducción de cuotas que se pagan.

Este proceso, durante el cual el cliente no podrá utilizar la vía judicial, tendrá un plazo máximo de tres meses. Si, pasado este tiempo, el cliente decide ir por vía judicial, el cliente deberá cubrir las costas si la sentencia que determina el tribunal es inferior a lo que la entidad ofrecía por el mecanismo de devolución. En caso contrario, deberá ser la entidad quien satisfaga estas costas judiciales. Las cantidades devueltas no tributarán por IRPF. No obstante, si el contribuyente está disfrutando de deducción por vivienda habitual, deberá presentar una declaración complementaria en la que se revisarán tales deducciones.

Además, presumiblemente, será la entidad financiera quien abone los intereses indemnizatorios correspondientes por el tiempo transcurrido entre la aplicación de la cláusula suelo y la devolución de la misma. Estos intereses son considerados ganancias patrimoniales y, como tales, se deberá tributar por ellos.

¿Cómo puedo calcular cuánto me corresponde por las cláusulas suelo?

Sin embargo, antes de entrar en cualquier consideración previa sobre demandas judiciales o acuerdos extrajudiciales con los bancos, debemos calcular cuánto nos han cobrado de más, especialmente con el fin de evitar cálculos erróneos por parte del banco. Aunque la forma de cálculo es relativamente sencilla, pues solo es necesario calcular la diferencia entre el valor del euríbor a 1 año y el tipo establecido en la cláusula suelo, el hecho de que este sobrecoste se haya extendido en el tiempo puede complicarlo bastante. Además, dado que con lo que hemos pagado de más se podría haber amortizado una parte mayor del capital, los intereses se hubiesen reducido, haciendo que el cálculo se complique sobremanera.

Para facilitar este cálculo, existen numerosas calculadoras en Internet, como la que ofrece la OCU. Por ejemplo, para un préstamo hipotecario con un capital inicial de 150.000 euros a 30 años, firmada el 1 de junio de 2010, un diferencial aplicable del 0,99% y un tipo establecido en la cláusula suelo del 2% y revisión semestral del tipo de interés, habríamos pagado 1.867 euros de más que, junto con el capital pendiente de devolver, de aproximadamente 1.274 euros, suma un total de 3.141 euros.

En definitiva, la aplicación retroactiva de la devolución de las cláusulas suelo supone un golpe de suerte para las familias que tienen una hipoteca, aunque no así para los bancos, que se han visto obligados a provisionar en sus balances estas pérdidas por valor de 4.000 millones de euros. Una situación que ha repercutido de manera negativa en la cotización de estas entidades bancarias.

En Busconómico | La cláusula suelo de la hipoteca | Lista con los 40 bancos afectados por las cláusulas suelo


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario: