Busconómico

¿Qué es y para qué sirve el CVV de las tarjetas de crédito?

La seguridad en los medios de pago avanza a pasos agigantados. Los consumidores demandan más y mejores medios para garantizar no poner en riesgo sus cuentas personales. En las tarjetas de crédito, además de los doce digitos que aparecen en relieve en la tarjeta, existe un conjunto de números en el reverso de la misma que cumplen unas estrictas normas de seguridad. Se trata del conocido como CVV (Cödigo de Valor de Validación), un grupo de tres o cuatro dígitos que se solicita junto con el número de la tarjeta y la fecha de caducidad de la misma, especialmente en las compras por Internet.

Este código de validación se puede encontrar en las tarjetas Visa, Mastercard o American Express, y se ha implementado en algunas tarjetas de crédito emitidas por Euro 6000 / CECA. En algunas ocasiones, se puede encontrar también como CVC (Card Verification Code), CVD (Card Verification Data), CVN (Card Verification Number), CSC (Card Security Code), CVVC (Card Verification Value Code) o, incluso CVV2, que añade un dígito más para aumentar la seguridad en las transacciones.

¿Para qué sirve el CVV?

TarjetaComo hemos dicho, el CVV aumenta la seguridad en el pago de bienes y servicios especialmente en las compras que se realizan a través de Internet. Sirve para garantizar que el cliente tiene el acceso físico a la tarjeta en todo momento, evitando que el robo de los dígitos que componen el número de tarjeta sea suficiente para efectuar pagos, algo que puede ser relativamente fácil y en ocasiones hasta deliberado cuando se producen ataques a empresas para obtener los códigos de tarjetas de sus clientes.

Además, evita que la tarjeta pueda ser clonada. Dado que, a diferencia del número de tarjeta que viene impreso en relieve, el CVV está escrito en plano, es imposible obtenerlo mediante copias de carbón o técnicas similares, ya que no deja huella. De este modo, aunque alguien clone la tarjeta con su número, no podrá disponer del CVV. 

En cualquier caso, no es un método infalible contra el uso fraudulento de las tarjetas de crédito o débito. Es un número muy corto que puede ser fácilmente memorizable si tenemos acceso a la tarjeta. No obstante, constituye en sí mismo un elemento adicional de seguridad para el pago online. Por esta razón, es importante no facilitar este código por correo electrónico u otros medios de comunicación para evitar que se utilice de manera fraudulenta. 

¿Qué tipos de CVV existen?

Hay dos tipos de CVV en las tarjetas de crédito:

  • CVV tipo 1: el objetivo del CVV tipo 1 es asegurarse que la tarjeta está físicamente en posesión de su titular. Al introducir la tarjeta en el punto de venta, se obtiene el valor del código, que se envía a la entidad emisora de la tarjeta, la cual dará su aprobación en caso de que el código sea válido. Tiene una desventaja importante: si se clona la tarjeta y se duplica la banda magnética, el código sigue permaneciendo.
  • CVV tipo 2: el CVV tipo 2 se utiliza para las transacciones en las que la tarjeta no está presente de forma física, como las compras por Internet. En la mayoría de países se pide este código para completar la transacción mientras que en otros este código no es necesario.

Evidentemente, la seguridad del CVV tipo 2 refuerza la seguridad de la tarjeta, al añadir un elemento adicional de control. No obstante, como con cualquier otro aspecto de la vida, es necesario aplicar el sentido común con el fin de evitar compras fraudulentas. Por ejemplo, revisando el extracto de la tarjeta cada cierto tiempo y bloqueándola cuando tengamos la más mínima sospecha de que nos han robado los números.

En Busconómico | ¿Qué necesito para pagar con el móvil con Contactless?


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario: