Busconómico

Las empresas certificadas en ISO 9001 deberán migrar a la nueva ISO 9001 a partir de 2015

Al certificar un producto, servicio u organización en ISO 9001 (sistema de gestión de la calidad) estamos otorgándole la capacidad de demostrar ante terceros su compromiso con los clientes y una clara vocación en cuanto al cumplimiento legal y a la mejora continua de los procesos y actividades de dicha organización.

La primera edición de la norma ISO 9001 se publicó en el año 1987. Desde entonces, ha sufrido tres actualizaciones (1994, 2000 y la actual versión de 2008) y está en fase de desarrollo la futura versión 2015 que se prevé verá la luz en Septiembre de 2015.

¿Qué implica la aprobación de una nueva versión para las empresas actualmente certificadas en ISO 9001:2008? Toda Organización certificada puede ver con recelos la aprobación de una nueva versión ya que a priori implica un esfuerzo adicional para ésta que podemos resumir en:

  • Adaptación a ISO 9001:2015 de su sistema de calidad a los requisitos establecidos por la nueva norma: Ya sea con recursos propios o con el soporte de una consultora ISO 9001, la adaptación significa desarrollo de nuevos documentos de trabajo, sistemáticas a aplicar, formación al personal, adquisición de hábitos… y no siempre es fácil. Además, aquellas Organizaciones que se realicen a sí mismas las auditorias internas, deberán cualificar a sus auditores internos en la nueva versión de la norma.

  • Auditoría externa de actualización a ISO 9001:2015: Una vez implantado el sistema de gestión de la calidad en base a los requisitos de la nueva versión ISO 9001:2015, toda Organización deberá solicitar, a entidad de certificación acreditada, la correspondiente auditoría de actualización, que podrá coincidir con una auditoría de control o de re-certificación dado que existirá un periodo de convivencia entre las dos versiones de tres años.

Pero… vistos los “contras”, ¿qué hay de los “pros”?

Las ventajas, a medio plazo, vendrán de la mano de los cambios que se introducirán con la nueva versión ISO 9001:2015. Estos cambios, buscan principalmente:

  • La adaptación de las Organizaciones a entornos turbulentos, caracterizados por la velocidad y la profundidad de los cambios. 
  • Asegurar la alineación con otras normas de gestión elaboradas por ISO con el objeto de facilitar su integración (ISO 14001, OHSAS 18001…) 
  • Facilitar la interpretación de los requisitos por parte de las organizaciones para su implantación,
  • Facilitar la unificación de criterios para la realización de auditorías.

Con el fin de orientar un poco al lector sobre los principales cambios que introducirá la migración a ISO 9001:2015, a continuación hacemos un breve apunte y descripción:

  • Cambio del Formato: ISO desarrolla un nuevo modelo que será la base de generación de futuras revisiones en nuevos estándares y nuevas revisiones de estándares actuales. La nueva estructura tendrá 10 puntos:
    - Alcance
    - Referencias
    - Normativas
    - Términos y Definiciones
    - Contexto Organizacional
    - Liderazgo
    - Planificación
    - Soporte
    - Operaciones
    - Evaluación del desempeño Mejora

  • Redacción más comprensible para empresas de servicios: Destacan elementos como la planificación y conceptos como el liderazgo como ejes vertebradores del sistema. Cambian conceptos como “Realización del Producto” a “Operaciones”, relacionado con el control operacional en estándares como ISO 14001 y OHSAS 18001.

  • Eliminando el término “Acción Preventiva”: El punto 10.1 habla de no conformidades y acciones correctivas, eliminando el concepto Acción Preventiva del que se ocupa la actual versión ISO 9001:2008 en su apartado 8.5.3. La nueva versión ISO 9001:2015 no habla de acciones preventivas y eleva el nivel de la prevención a un nivel superior, relacionándolo con la gestión de riesgos en su punto 6.1: Acciones para abordar los riesgos y las oportunidades.

  • “Información documentada”: Los términos “documento” y “registro” han sido ambos sustituidos por “información documentada”.

  • Del cliente a las partes interesadas:  la ISO 9001:2015 toma como referencia a modelos como EFQM, donde se hace referencia no solo al cliente sino que se abarca en la gestión a todas las “las partes interesadas”: accionistas, personas, sociedad, proveedores, alianzas…

  • La Gestión del Cambio: Otro aspecto muy relacionado con los modelos de Excelencia como EFQM y que se detalla claramente en la nueva versión ISO 9001:2015 es la planificación y control de cambios (requisito 6.3.), como base para asegurar la capacidad de gestionar las situaciones que requieren de introducción de cambios en la Organización (Sistemas, documentos, personas…)

  • La Mejora Continua: Se pasará de valorar la mejora por pasiva a través de los resultados, a la necesidad de gestionar y aplicar herramientas de mejora que evidencien la misma.

Como se puede observar, un simple vistazo nos puede dar una idea aproximada de los esfuerzos que vamos a necesitar aplicar y las ventajas que, si sabemos aprovecharlos, podremos obtener con la nueva versión ISO 9001:2015. La gestión de la calidad y su certificación es indispensable si queremos internacionalizar nuestra organización, son muchas las empresas y pymes que buscan la excelencia para poder competir en otros mercados en igualdad de condiciones y siguiendo unos estándares de calidad que la mayoría de empresas demandan fuera de nuestras fronteras.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
Excelente artículo, gracias por resumir de tan buena manera la próxima versión. Saludos