Busconómico

¿Quieres ahorrar? Córtate el pelo

Quizás el título sea un poco agresivo, pero como todo en la vida hay que reflexionar bien las palabras y dar unas cuantas razones para que la sentencia pueda ser autorizada.

corte de peloCuando hablamos de ahorro pocas veces pensamos en los pequeños actos cotidianos que, en realidad, son los que hacen que nuestro gasto se vaya incrementando sin tener demasiada conciencia de ello. Siempre que queremos ahorrar nos viene a la mente el recortar gastos, dejar de comprar cosas innecesarias que pueden abultar la factura mensual, es lo que comúnmente llamamos no gastar en "lujos innecesarios".

Pero, como decíamos antes, en las acciones cotidianas es donde podemos actuar de forma tajante para cortar por lo sano con unos pocos gastos que jamás habríamos tenido en cuenta y que, ni por asomo, nos habríamos planteado jamás. Por ello, en nuestro ímpetu por impulsar el ahorro y ayudar en la economía personal y familiar proponemos un ejercicio mental para ver si puede compensarnos o no la acción que entraña el título de nuestro artículo de hoy.

¿Cómo podemos ahorrar si nos cortamos el pelo?

Vamos a exponer unas cuantas razones por las cuáles cortarse el pelo puede ayudarnos a economizar nuestra vida; estos puntos son válidos tanto para hombres como para mujeres.

  1. Ahorro en champú y acondicionador. Éste es quizás el más evidente de todos los puntos que vamos a exponer. A mayor volumen de cabello mayor consumo de champús y acondicionadores. Haz un ejercicio mental ¿cuántos envases de estos dos productos gastas al mes? Multiplícalos por 12 y a su vez por 4 euros (de media). ¿Sorprendido/a? Y ahora añádele el gasto de otro tipo de productos como mascarillas, reparador capilar, protectores del color, etc.

  2. Ahorro en el consumo de agua. Otra evidencia, a menor cantidad de pelo que lavar menos consumo de agua. En este caso tenemos el ahorro propio y personal que se verá reflejado en nuestra factura mensual de la compañía de agua, y por otro lado el ahorro medioambiental que supone dicho gasto. Además, derivado de este consumo de agua también tenemos que tener en cuenta el gasto del gas o electricidad que va asociado al consumo de agua caliente, no lo olvides.

  3. Ahorro en tinte. Si eres de los/as que tienen tendencia a contar el paso de los años en número de canas que van apareciendo sabrás perfectamente de lo que estamos hablando. Este tercer punto puede enfocarse desde varias ópticas. Seguramente si tienes el pelo largo y necesitas teñirte lo harás en una peluquería, pues hacerlo en casa es un engorro y no acaba de quedar del todo uniforme. ¿Cuánto te cobran en la peluquería? Por otro lado, si lo haces desde casa ¿Cuántos envases gastas cada vez que te tiñes el pelo? Ahora piensa, si tuvieras el pelo corto ¿no sería todo mucho más sencillo y rápido de hacer? a la par que mucho más económico ...

  4. Ahorro en accesorios. Éste es quizás el gasto que creemos más abultado por ser un desembolso mucho más meditado debido al alto precio de elementos como planchas de pelo, rizadores, cepillos, etc. En realidad debería ser una preocupación relativa, ya que estos elementos suelen durar muchos años. Pero el pago de una cantidad elevada suele hacernos perder el tiempo con comparaciones de productos, ir de tienda en tienda, etc con el gasto que conlleva el trasladarse, el tiempo invertido, etc. Con el pelo corto no vas a necesitar la mitad de estos accesorios, con lo cual no sólo ahorrarás en coste, sino también en tiempo y preocupaciones.

  5. Ahorro en tiempo. Dicen que el tiempo es oro, y no deja de ser cierto, creemos que nuestro tiempo no vale dinero, pero la realidad es que el tiempo que dedicamos a nuestro acicalamiento sí puede ser medido en coste monetario. ¿Cuánto tiempo le dedicas al cuidado de tu pelo? ¿Cuánto tiempo le dedicarías si lo tuvieras corto? El gasto de tiempo es proporcional al cuidado que le dedicas, y un pelo muy largo necesita unas atenciones mínimas para no parecer un espantapájaros. Esa hora que le dedicas cada mañana al lavado, cepillado, secado, etc ... ¿no preferirías estar durmiendo?

La decisión final es tuya, el look de cada uno es una cosa muy personal, pero si realmente crees que tu situación financiera puede requerir de un ajuste en cuanto a tus hábitos cotidianos quizás sí podrías plantearte sacrificar ese estupendo pelo largo durante una temporada para poder ahorrar esos pocos euros que pueden marcar la diferencia a final de mes.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario Estrella (26 diciembre 2016)
Otra de forma de ahorrar con la que además ayudarás al planeta es la de hacerte vegetariano. Dejarás de consumir productos caros como la carne y el pescado, no fomentarás el uso indiscriminado de antibióticos en animales que luego pasan a la cadena alimentaria, tu cuerpo lo agradecerá y tu bolsillo también.