Busconómico

Alternativas a los depósitos bancarios con bajos tipos

En un momento como el actual en que los depósitos bancarios están bajo mínimos y la rentabilidad de éstos brilla por su ausencia, los pequeños ahorradores buscamos alternativas fiables donde sacarle el máximo rendimiento a nuestro dinero.

¿Qué puedo hacer con mis ahorros? La renta fija se ha vuelto en una alternativa poco rentable, y la mayoría de analistas coinciden en que será necesario asumir un cierto nivel de riesgo para poder obtener un cierto rendimiento por nuestros ahorros.

Sin embargo, todavía existen algunas alternativas interesantes a los depósitos que pueden ser válidas para un inversor conservador.

Seguros de ahorro

Los seguros de ahorro son uno de los productos que más protagonismo han ganado en los últimos años.

Con una rentabilidad que en muchos casos supera a la que ofrecen los depósitos bancarios, son un instrumento seguro que, si bien no está garantizado por el Fondo de Garantía de Depósitos, tiene el respaldo del Consorcio de Seguros, por lo que la inversión no corre peligro.

La rentabilidad varía entre la aseguradora que ofrece el seguro, pero pueden oscilar entre el 1% y el 3% TAE, en función del tipo de producto contratado y del horizonte temporal del que estemos hablando.

Además, en algunos seguros, como los PIAS y los PPAs, a esta rentabilidad hay que añadirle su atractiva fiscalidad, siempre y cuando la inversión se mantenga en el largo plazo.

Fondos de inversión de renta fija y garantizados

monedaNo es de extrañar que, dada la actual coyuntura de tipos bajos, los fondos de inversión hayan ganado tanta aceptación por parte del inversor minorista.

Su gestión profesional y su amplia variedad les hacen ser los vehículos de inversión preferidos por buena parte de los inversores conservadores, que han derivado sus capitales hacia fondos de inversión de renta fija y fondos de inversión garantizados. 

Los fondos de inversión de renta fija invierten más del 80% de su patrimonio en productos de renta fija, tanto privada como pública.

Los fondos de inversión garantizados, además, garantizan un alto porcentaje de la inversión inicial.

Sin embargo, son fondos que, en muchas ocasiones, ofrecen una atractiva rentabilidad para ser seguros, puesto que tienen un cierto margen para invertir en otros productos más arriesgados.

Bonos corporativos y títulos de deuda pública

Los bonos corporativos y la deuda pública han sido siempre una alternativa interesante a los depósitos bancarios a plazo fijo.

No obstante, desde la crisis de deuda que asoló a la zona euro allá por 2012, la volatilidad ha sido la tónica general en el mercado de deuda pública y en muchos mercados de bonos corporativos.

Por esta razón, muchos de ellos pueden no ser la mejor opción para el inversor conservador, especialmente los high-yield, un tipo de instrumento que se ha puesto de moda por la elevada rentabilidad que ofrece.  

Planes de Ahorro 5

A través de la reforma fiscal, el Gobierno intentó fomentar el ahorro en instrumentos seguros a través de una reducción o exención en los impuestos a pagar por los rendimientos obtenidos por nuestro capital.

Así nacieron los Planes de Ahorro 5, un producto de ahorro instrumentalizado a través de un SIALP o un CIALP, que ofrece una exención en el pago del IRPF por los rendimientos obtenidos.

Eso sí, para poder disfrutar de estos beneficios fiscales, tendremos que cumplir una serie de requisitos, ya que esta exención está limitada a 5.000 euros y exige mantener el capital durante un plazo de al menos cinco años.

Si se incumple alguno de estos requisitos, no podremos contar con la exención, y el producto de inversión pasaría a equivaler a cualquier otro producto de renta fija.

Mi dinero, ¿en efectivo?

Los tipos de interés negativos y la deflación son dos factores que han influido de manera notable a extender la idea entre los ahorradores de guardar dinero debajo del colchón, y no parece tan mala idea si tenemos en cuenta que en la actual situación de precios se está revalorizando.

No obstante, hay que tener en cuenta que el mandato del BCE es controlar el nivel de inflación y que, en cualquier momento, ésta repuntará, provocando una devaluación de nuestro dinero, por lo que es posible que ésta no sea una estrategia adecuada si pensamos en el largo plazo.

En definitiva, si bien en la actual coyuntura es difícil encontrar mecanismos de ahorro conservadores y que, al mismo tiempo, garanticen una cierta rentabilidad, existen alternativas interesantes en el mercado listas para ser exploradas por los inversores minoristas.

De lo que no cabe duda es que todos los ahorradores que busquen rendimientos más grandes tendrán que asumir un cierto riesgo. Y lo más probable es que tengamos que acostumbrarnos a que esto sea así durante bastante tiempo.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.