Busconómico

Por qué los bancos aconsejan hipotecas fijas

El escenario económico de un país y sus perspectivas de futuro cambian constantemente y con ello también lo hacen las características de los productos bancarios. Los bancos prevén ciertas situaciones y se adaptan con anticipación para sacar el mejor partido posible ofreciendo productos más rentables para sus arcas. Vamos a intentar analizar por qué los bancos aconsejan hipotecas fijas actualmente cuando hasta hace poco la referencia era precisamente la contraria.

Hipotecas con interés fijo

Primero deberíamos saber cómo funciona cada uno de estos productos para tener una idea clara del panorama que se presenta en un futuro. En los préstamos hipotecarios con interés fijo, este se fija en el propio contrato de préstamo y permanece idéntico durante la vigencia del mismo. A los clientes más conservadores les da cierta seguridad saber cuánto van a pagar por su hipoteca exactamente dentro de, digamos, 20 años. No obstante, dependiendo de la evolución de la situación económica y de los índices de referencia actuales puede darse el caso de que ese tipo fijo inicialmente pactado siga durante muchos años muy por encima de lo que se paga en los préstamos referenciados al Euribor, por ejemplo, y se convierta en una carga económica lastrante durante muchos años.

Hipoteca fija Bankinter
Hipoteca fija Bankinter
  • Interés: 1,50%
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca Open Variable
Hipoteca Open Variable
  • Interés: Primer año, 1,99% fijo; Resto, desde Euríbor + 0,79%
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca Tipo Fijo
Hipoteca Tipo Fijo
  • Interés: 1,70%
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca Naranja
Hipoteca Naranja
  • Interés: Primer año 1,99% fijo; Resto de años, desde Euríbor + 1,11%
  • Plazo máximo: 40 años
Hipoteca Variable
Hipoteca Variable
  • Interés: Primer año, 1,45%; Resto, Euribor + 0,89%
  • Plazo máximo: 30 años

Hipotecas con interés variable

En este caso, el interés que se aplica al préstamo que se asocia habitualmente con la hipoteca de nuestra vivienda se determina por un índice de referencia al que se le suele añadir un diferencial. El Euribor es actualmente el índice más usado para este tipo de contratos aunque existen otros. De esta manera, cada vez que toca revisión, el interés del préstamo varía, al alza o a la baja, y por lo tanto también varía la cuota que tenemos que satisfacer al banco. No da seguridad sobre cuánto tendremos que pagar en el futuro por nuestra hipoteca, pero en los tiempos de bajos tipos de interés como el actual es más rentable.

Hipotecas mixtas

Hipotecas a tipo fijoLos préstamos hipotecarios mixtos aúnan las dos opciones. Lo normal es que durante los primeros años se pacte un interés fijo que pasará a convertirse en variable a partir de esa fecha. Sería lo adecuado para situaciones en los que los intereses en el momento actual estuvieran muy altos y que se prevea, todo lo que uno puede prever de aquí a diez o quince años, que los intereses estarán más baratos en ese momento. La realidad es que actualmente la situación es justo la contraria.

Cambio de tendencia en el tipo de interés

Parece ser que la tendencia en un futuro cercano es que los tipos de interés se eleven y que también lo haga el Euribor como referencia en los préstamos hipotecarios. Este índice es un índice privado de la Federación Bancaria Europea y estará influenciado por las directrices que la propia banca determine.

Cambio de tendencia en los intereses de los préstamos hipotecarios

Hasta ahora, la mayoría de los préstamos hipotecarios concedidos en España se otorgaban a un tipo de interés variable. Parece una opción acertada, ya que en épocas pasadas el tipo de interés fijo era mucho más elevado que en las hipotecas variables. Pero de un tiempo a esta parte, los bancos están promocionando la concesión de préstamos a interés fijo por largos períodos de tiempo.

Determinar cuál es la mejor opción

Esta es siempre la parte más difícil de la ecuación porque implica adivinar qué comportamiento tendrán los tipos de interés y los índices de referencia como el Euribor en el futuro. A pesar de la dificultad, hay algunos elementos que nos pueden ayudar a tener una visión más clara del panorama.

Si la banca promociona las hipotecas a tipo fijo es porque consideran que esa opción es, para ellos, la mejor en los próximos años. Y aunque parezca simplista, si la banca prevé que es un mejor sistema para ellos es porque piensa que cobrará más intereses que en otro formato.

Hay sectores que vaticinan una subida de los tipos de interés, los propios bancos incluidos y por eso aconsejan los préstamos con tipos fijos que nos salvaguarden en un futuro de estas variaciones.

Pero la trampa es este último punto suele estar en que los productos ofrecidos tienen un fijo que en la actualidad es mucho más elevado que el variable. Las hipotecas fijas tienen intereses bastante más altos que las variables, actualmente.

La organización de Consumidores y Usuarios considera que una buena estrategia es fijarse en la Tasa Anual Equivalente de los préstamos hipotecarios que se ofertan a interés fijo. Esta, dice, se sitúa alrededor de un 4%, cifra que está muy por encima de las ofertadas a  un tipo de interés variable. Dicho de otra manera, para que las hipotecas a tipo fijo fueran rentables habría que suponer que el Euribor iba a subir a medio plazo, por encima de la cuota del 3%, y mantenerse en la misma por un largo período. Todo es posible, pero viendo la evolución actual de la economía y de la inflación, y siendo que el Euribor actualmente aún está en negativo, es bastante improbable que en los próximos 10 años se sitúe por encima del 3% y se mantenga mucho tiempo por encima de esa cota.

¿Qué hipoteca te concederán?

Ahora mismo, la peor opción es la hipoteca mixta

Si contratamos una hipoteca con un tipo fijo inicial muy alto, en relación con las de índice variable, es como si lo hiciéramos con una de tipo variable con la famosa cláusula suelo. Tras la eliminación de esta cláusula por vía legal, esta opción, si se dan esos inicios con alto interés, sería muy equivalente y perjudicial para el prestatario y consumidor.

La peor opción de todas es la hipoteca mixta. Contratar una hipoteca de estas características en el momento actual nos privaría durante los próximos 10 o 15 de años de los bajos tipos de interés actuales y cuando suban, si es que finalmente lo hacen, estaríamos expuestos a dicha subida y nos repercutiría en nuestra cuota en función del tipo variable del momento. Con esto esperamos que quede un poco más claro por qué los bancos aconsejan hipotecas fijas en lugar de las de interés variable actualmente más populares.

 

Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.