Busconómico

Comisiones y gastos asociados a los préstamos personales

Cuando hablamos de préstamos personales, el primer gasto asociado que nos viene a la cabeza es el de los intereses que tendremos que pagar. Este es el honorario principal que nos cobrará la entidad financiera y viene expresado con un porcentaje según el indicador TAE (Tasa Anual Equivalente). Pero existen además algunos otros gastos y comisiones que acompañan a un préstamo personal y que no debemos pasar por alto, ya que pueden suponer un buen pellizco a nuestro bolsillo.

Cada entidad financiera aplica sus propias comisiones e intereses, variando incluso dentro de la gama de productos del propio banco. Es importante consultar distintas entidades antes de solicitar un préstamo y hacer cálculos para saber cuál es más barato, ya que un crédito puede resultar más caro que otro a pesar de tener menor porcentaje de interés debido a alguna comisión extra.

Los siguientes son los gastos más habituales:

dinero préstamos personales
  • Comisión de estudio. Cuando solicitamos un préstamo, el banco debe asegurarse de que somos solventes y podremos devolver el dinero. Para ello pueden fijarse en varios aspectos de nuestra situación personal como el trabajo que despeñamos y la nómina que cobramos, si somos solteros o casados, si tenemos hijos, nuestro patrimonio, etc. Esto requiere un estudio y una evaluación de riesgos y algunas entidades nos cobrarán por ello, incluso aunque finalmente no nos concedan el dinero.
  • Gastos de apertura. El motivo que indican las entidades financieras para cobrar esta comisión es la de los gastos burocráticos y de tramitación del contrato crediticio. Puede pagarse en su totalidad al inicio de la vida del préstamo o bien sumarse a los intereses para pagarse de forma aplazada.
  • Comisiones de cancelación total o parcial. Cuando se desea amortizar una cantidad de capital extra o bien terminar de pagar todo el capital restante, las entidades pueden aplicar una comisión de cancelación sobre el dinero devuelto. En el caso de la cancelación parcial, podremos elegir entre reducir las cuotas restantes o reducir la vida del préstamo disminuyendo la vida del préstamo.
  • Gastos por modifiación. En ocasiones el prestatario necesita realizar cambios en el contrato crediticio, para ampliar la cantidad de dinero o el plazo de amortización, añadir avales, etc. La entidad puede en este caso cobrar gastos por la tramitación del nuevo contrato y por la nueva evaluación de riesgos al cambiar las condiciones.

Las comisiones y gastos de un préstamo personal son distintas en cada entidad, pero habitualmente suelen ser menores para sus propios clientes. Tener contratada una cuenta corriente en el banco y domiciliar nuestra nómina suele suponer mejores condiciones al contratar el préstamo, incluso tener algún producto de ahorro como un depósito nos permitirá obtener unas menores comisiones e intereses más bajos.

Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario Sandrita (02 abril 2016)
A mí me cobraron al pedir préstamos unos gastos que nunca me dijeron que me cobrarían, me dijeron que eran gastos por apertura del préstamo pero a mí nadie me avisó hasta que me dieron el dinero y me cobraron una comisión. En el contrato lo ponía pero no me avisaron. ¿No es obligación de ellos avisar estas cosas?