Busconómico

Cómo ahorrar agua en casa de manera eficiente

El agua es un recurso limitado, y como tal no deberíamos malgastarla.

No sólo repercute en el gasto cotidiano de tu economía sino que afecta directamente al planeta en el que vivimos y que cada vez se encuentra más saturado por la acción del hombre.

En este artículo no podemos más que dar unos pequeños consejos que lleguen a la mayor parte posible de lectores, y que de cada uno de ellos o al menos un gran porcentaje utilice alguno de estos pequeños trucos.

Somos conscientes que una sola persona o conjunto de ellas poca cosa puede hacer, pero si fuéramos capaces de tomar conciencia a nivel global de lo que podemos llegar a hacer con sólo un gesto y la cantidad de millones de litros que se podrían ahorrar ... otro gallo cantaría.

consumo de agua de grifo

A nivel individual debemos pensar que, cada gota cuenta; si nos paramos a pensar en todas esas gotas que se desperdician por un grifo mal cerrado, una cisterna que gotea, etc... podríamos acabar llenando a nivel mundial millones de litros de agua.

Con sólo una gota que supiéramos ahorrar... ¿te imaginas?

De la misma forma que se han desperdiciado miles de litros de agua en forma de cubos (aunque sea por una buena acción) por la campaña de ELA que se ha vuelto viral a través de internet, podríamos revertir su efecto teniendo un poco más de cuidado a la hora de consumir este recurso que nos da la vida, a nosotros y a todo lo que nos rodea.

Aprende a ahorrar agua en casa

De la misma forma que desperdiciar agua tiene un coste medioambiental, también lo tiene para la economía familiar. Cuantos más litros de agua se consumen en un hogar más abultada es la factura, como es lógico.

Así, que si la conservación del medio ambiente no te interesa, hazlo aunque sea por tu bolsillo.

Veamos algunas de las maneras que se nos ocurren para poder ahorrar agua en casa:

1.- Consumo de agua en el cuarto de baño

El baño es sin duda uno de los espacios de la casa donde más agua se consume: el inodoro, el lavamanos, la ducha ... son elementos de uso cotidiano que sin control se convierten en un gasto importante. Veamos qué puedes hacer para mejorar la eficiencia del consumo de agua en este espacio del hogar:

  • El inodoro es el lugar de la casa donde más agua se consume a lo largo de un día, así nuestra prioridad debería ser mejorar este aspecto mediante algunos trucos. El más viejo seguramente ya lo conoces, consiste en poner una o dos botellas dentro de la cisterna para que la capacidad de ésta se vea mermada.

    Actualmente ha quedado un poco en desuso (aunque puede seguirse utilizando) por el avance en la técnica de descarga. Hoy en día existen tiradores de doble descarga que nos permiten elegir cuántos litros queremos tirar.

    Además existen mecanismos que accionándolos de nuevo pueden detener la descarga, lo cual nos hace ahorrar doblemente. Instalando estos mecanismos o empleando el truco de las botellas, junto a tener cuidado de no utilizar el inodoro como improvisado cenicero, papelera, etc... pueden hacernos ahorrar hasta casi 50 litros diarios ¡casi nada!

  • Un baño viene a gastar casi hasta 15 veces más que una ducha, por lo tanto dúchate en vez de bañarte. Si tienes hijos deberías también acostumbrarles a coger ese hábito desde bien pequeños, en una familia numerosa el consumo de agua se dispara (si tienes dos hijos de edades similares báñalos juntos). Hablando de duchas, además, un cabezal eficiente puede ayudarte a ahorrar todavía más agua.

    El funcionamiento es muy sencillo, pues lo que hace es mezclar aire con el agua (a un 50% de mezcla aproximadamente) ahorrando esa cantidad de agua en cada ducha. Su coste es ridículo.

  • Cepillarse los dientes, afeitarse, enjabonarse las manos, son actos cotidianos que realizamos casi sin darnos cuentas, forman parte de nuestra normalidad, pero ¿sabías que un grifo abierto puede gastar unos 12 litros por minuto? ¿Cuántas veces al día utilizas el lavamanos? haz cálculos.

    Aquí los consejos son varios, si te cepillas los dientes puedes utilizar un vaso de agua para enjuagarte, o tener la precaución de cerrar el grifo mientras no lo usas, lo mismo cuando te afeitas, por ejemplo. A la hora de lavarse las manos, piensa, ¿hace falta tanta presión de agua? a lo mejor si no abrieras el grifo dejando caer el agua con tanta fuerza podrías ahorrar unos cientos de litros a la semana.

  • Un truco: si en tu casa el agua tarda mucho en calentarse y haces correr el grifo durante un minuto ... ¿cuánta agua desaprovechada a lo largo del mes verdad? puedes disponer un cubo de fregar y depositar allí el agua mientras se calienta. Luego puedes utilizar este agua para regar o fregar el suelo. Así cada vez que te duches tendrás varios litros disponibles que no habrás desperdiciado.


2.- Consumo de agua en la cocina

  • La lucha entre los partidarios del electrodoméstico (lavavajillas) y los de fregar en la pila es eterna, nosotros somos conscientes de que si tienes un lavavajillas es para que lo utilices, y es que la comodidad que representa frente al fregar de toda la vida es algo que nadie nos puede discutir. Pero si optas por la utilización del lavavajillas debes hacerlo cuando esté lleno.

    No hace falta enjuagar cada vez que metes vajilla porque supone un gran gasto de agua, por la misma regla de tres puedes hacerlo bajo el grifo, así seguramente incluso ahorrarás algo de agua. Si por el contrario eres de los que friegan en la pila primero debes enjabonar (con el grifo cerrado) para, después, aclarar.

  • En los grifos de la cocina (lugar donde lavamos platos, fruta, etc) puedes instalar aireadores, pequeñas piezas que se enroscan en la punta del caño para incorporar aire al chorro de agua (como te indicamos también unos párrafos más arriba para la ducha), de este modo se puede reducir el consumo de agua en casi un 50% sin que lo notes.

  • Hay veces en que no podemos evitarlo, pero si nos programamos con tiempo deberíamos dejar descongelar la comida sin utilizar el chorro de agua para hacerlo. Además, haciéndolo de esta forma, los alimentos no pierden algunos de los nutrientes que contienen. Si lo deseas puedes utilizar un poco de sal para acelerar el proceso.

  • Un truco: al igual que en otras partes de la casa se trata de reutilizar el agua que en otro caso se daría por perdida. Aparte del truco anterior donde te contábamos la forma de reutilizar el agua que se desperdicia mientras esperas a que se ponga caliente (que también puedes, por descontado, utilizar aquí) también puedes hacer lo mismo con el agua que utilizas para lavar la fruta u otras cosas (sin detergente) poniendo un recipiente debajo.


3.- Consumo de agua en el resto de espacios de la casa


Con el resto de espacios de la casa venimos a referirnos a otros lugares donde el consumo de agua puede dispararse como el jardín (los afortunados que puedan disfrutar de uno), balcones, terrazas, piscina o incluso si somos de los que lavamos el coche en casa (recuerda que en la calle está prohibido).

  • Lo primero a tener en cuenta es (y esto vale para toda la casa) tener conciencia absoluta sobre toda la instalación tanto interna como externa que canaliza el agua. Saber por dónde discurren las tuberías es esencial a la hora de detectar posibles fugas que incrementen el gasto de agua.

  • Para reducir el caudal de agua existen unos mecanismos llamados "reductores de caudal" que se colocan en las tuberías y reducen el consumo de agua en un 30%. Puedes utilizar estos pequeños mecanismo en los lugares donde más agua consumes, de este modo, estarás reduciendo caudal sin darte cuenta (no confundir con la presión).

  • Si tienes un jardín apuesta claramente por plantas autóctonas que puedan ir sobreviviendo gracias al agua de la lluvia, están adaptadas al medio y son más resistentes que las de climas tropicales que necesitan abundante agua.

     Si estás en un clima seco puedes utilizar plantas y arbustos que necesiten poca agua como pueden ser los cactus, palmeras, aloes, etc. Asimismo debes saber que es mejor regar a las plantas pocas veces pero abundantes que hacerlo constantemente, de esta forma desarrollan mucho mejor sus raíces y se hacen resistentes a la falta de agua, con lo que en el futuro podrás regarlas incluso con menor frecuencia.

    Y por supuesto, mejor regar las plantas al atardecer o por la noche para evitar que el agua se evapore al sol.

  • Si eres de los que lavan el coche en casa debes conocer un dato: si lavas el coche con una manguera estarás consumiendo entre 100 y 500 litros de agua en cada lavado. A ello tienes que añadir no sólo tu esfuerzo sino el coste que comporta el detergente, abrillantador, etc.

    Créenos, es mucho más barato hacerlo en una estación de lavado donde, desde 4,50 euros tienes un lavado básico con abrillantado. Pero si sigues "emperrado" en hacerlo en casa te aconsejamos que lo hagas a la vieja usanza, con un cubo y una bayeta, puedes ahorrar en cada lavado más de 300 litros de agua.
El uso indiscriminado de los recursos naturales a nuestro alcance está produciendo un deterioro global del medio ambiente, si a esto le sumamos que este recurso limitado como es el agua, va ligado directamente a nuestra economía doméstica, es esencial recapacitar y limitar su uso o, como mínimo, intentar poner de nuestra parte para no malgastarlo. Si añadimos acciones de ahorro en nuestro día a día notaremos un incremento de liquidez a final de año que nos servirá para acometer otros gastos menos relevantes. O incluso para ahorrar.

Piensa de manera global y actúa localmente, no sólo el medio ambiente lo agradecerá, sino que tu bolsillo también lo hará.

Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.