Busconómico

Cómo ampliar una hipoteca para comprar una segunda residencia

La adquisición de la primera residencia suele ser un proceso sencillo. Si no dispones del dinero para comprarla al contado, como suele ocurrir, simplemente puedes solicitar una hipoteca y ya está.

Sin embargo, cuando ya tienes una hipoteca y una primera vivienda, comprar la segunda residencia puede complicarse un poco más.

¿Por qué? Porque las entidades bancarias consideran una operación de mayor riesgo el ofrecerte una segunda hipoteca para que compres una segunda residencia.

Por eso, una de las formas más sencillas de facilitar este trámite es mediante la ampliación de la hipoteca actual.

Veamos entonces en qué consiste y cómo puedes ampliar la hipoteca actual para comprar una segunda residencia.

¿Qué es una ampliación de la hipoteca?

Ampliar una hipoteca es un cambio que requiere ajustar las condiciones de la hipoteca que tienes por tu primera residencia.

El objetivo de la ampliación de la hipoteca puede ir por tres vertientes: aumentar el capital, aumentar el plazo, o aumentar ambos.

Generalmente, la ampliación de la hipoteca se lleva a cabo por medio de un proceso llamado “novación hipotecaria”. Y, por norma general y aunque este trámite conlleva algunos costes, resulta mucho más barato que solicitar una nueva hipoteca, o rehipotecar tu casa actual.

¿Quién puede ampliar su hipoteca?

Cualquier persona que tenga una hipoteca puede, en principio, solicitar una ampliación de la misma. Sin embargo, la entidad tendrá que decidir si concede esa ampliación, o no. Para ello, tendrá en cuenta, sobre todo, los datos de solvencia de quien está solicitando la ampliación.

Por lo tanto, si quieres ampliar tu hipoteca, el banco prestará especial atención a tus ingresos, tus gastos, las deudas que tienes y si las pagas siempre a tiempo, entre otras cuestiones que resultan importantes para la entidad.

Por otro lado, debes tener en cuenta que la nueva cuota que vas a pagar por la hipoteca, y que probablemente aumentará con relación a la actual, no debe superar el 35% de tus ingresos.

Si supera dicho porcentaje, es probable que el banco niegue tu solicitud de ampliación.

¿Qué tipo de ampliación de la hipoteca me conviene para comprar una segunda residencia?

Como hemos dicho, existen diferentes formas de ampliar una hipoteca.

La primera de ellas es aumentar el plazo, la segunda aumentar el capital y, la tercera, aumentar ambos factores.

1) Ampliar el plazo

Esta opción no sirve de gran cosa cuando quieres comprar una segunda vivienda, ya que lo que te interesa es tener más dinero para poder adquirirla.

2) Ampliar el capital

Si todavía te queda mucho tiempo para terminar de pagar tu hipoteca, puede que únicamente te interese ampliar el capital.

De esa manera, dispondrás de más dinero y podrás pagar tu segunda residencia con él, sin tocar un plazo que ya resulta suficiente.

Algo a tener en cuenta es que, ampliando únicamente el capital de la hipoteca, la cuota mensual de esta puede aumentar considerablemente.

3) Ampliar plazo y capital

Sin duda esta es la opción más utilizada cuando se trata de comprar una segunda vivienda.

De esta forma, no solamente tendrás más dinero con el que comprar la casa, sino que también dispondrás de más tiempo para devolverla.

Con esta opción, la cuota mensual no subirá tanto como con la anterior, aunque es importante tener en cuenta que pagarás más intereses.

¿Qué gastos conlleva ampliar la hipoteca?

Como dijimos, la ampliación de la hipoteca se lleva a cabo por un proceso llamado “novación”. Este es el nombre que se le da legalmente al hecho de realizar cambios en un préstamo hipotecario.

Aunque ampliar una hipoteca sale más barato que pedir una nueva, también conlleva algunos gastos.

Estos son algunos de ellos:

  • Gastos del notario y el registro. 
  • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. 
  • Comisión por novación, que te puede cobrar el banco y que puedes negociar con la entidad. Esta comisión suele encontrarse entre el 0,1% y el 1% del capital hipotecario.

¿Qué ventajas tiene ampliar la hipoteca para comprar una segunda residencia?

Al comprar una primera casa, podemos tener más fácil conseguir la financiación. Sin embargo, a partir de la segunda residencia, se complica un poco más.

El hecho de ampliar la hipoteca vigente en lugar de solicitar una nueva puede ser una forma de simplificar el proceso.

Veamos cuáles son las ventajas que tiene solicitar una ampliación de la hipoteca para comprar una segunda vivienda:

  • Es más rentable que solicitar una segunda hipoteca. Los gastos de la ampliación de la hipoteca son mucho menores que los de abrir un contrato de una nueva hipoteca. 
  • Al realizar una novación de la hipoteca que ya tienes, será posible que continúes con las mismas condiciones que tenías en tu hipoteca. Por lo tanto, no tendrás que negociar unas nuevas condiciones por la compra de la segunda casa.

¿Cómo amplío la hipoteca para comprarme una segunda vivienda?

La manera de ampliar el capital y el plazo de tu hipoteca es ponerte en contacto con tu entidad actual.

Acude a la entidad en la cual tienes tu hipoteca y expón el hecho: quieres adquirir una segunda residencia y, para ello, te gustaría ampliar la hipoteca actual.

¿Qué hipoteca te concederán?

Dependiendo de cuál sea tu entidad bancaria, los pasos a seguir serán diferentes. Sin embargo, ten presente que es muy probable que sea necesario realizar una tasación de tu vivienda actual. De ese modo, se asegura el banco de que el aval hipotecario será capaz de responder al capital.

Además, el banco analizará tu situación económica.

La estabilidad de tu empleo, tu capacidad de ahorro y el porcentaje de tus ingresos que se dedicarán a pagar la cuota, son tres de los aspectos que mirarán en profundidad.

A continuación, y tras haber analizado tu caso, el banco te dará una respuesta. Si es positiva, será el momento de acudir ante notario para realizar la firma de los cambios en la hipoteca.

Como has podido ver, una de las maneras más fáciles y económicas de realizar la compra de una segunda residencia es ampliando la hipoteca.

Eso sí, recuerda que con esa ampliación del capital, aumentarán los intereses y la cuota que tendrás que pagar cada mes. Por ello, te recomendamos que analices muy bien tu situación económica antes de solicitar una ampliación al banco.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.