Busconómico

¿Cómo diversificar la cartera de fondos de inversión?

fondos de inversiónUna de las mayores posibilidades para asegurar una rentabilidad óptima en los fondos de inversión es diversificando su cartera.

No es conveniente poner todos los ahorros en uno solo cesto.

Los efectos pueden ser muy negativos para sus partícipes, ya que basta con que no cuente con una evolución favorable, para que den al traste con las expectativas creadas entre los pequeños inversores.

Por tanto, no hay otra manera de solucionar este problema que aplicando esta estrategia, contratando varios fondos de inversión entre el capital disponible, y a ser posible de diferente naturaleza.

Esto es así, porque por un lado podrán limitarse las pérdidas derivadas de la suscripción de un único fondo y, por otro, sentar las bases para una inversión más receptiva para acumular plusvalías durante los próximos años.

Los ahorradores deberán desarrollar su inversión por medio de la contratación de varios fondos de inversión, a través de sus muchas y variadas modalidades: renta fija, variable, mixta, monetarios, gestión alternativa, etc.

Se trata de conseguir la mejor rentabilidad en cada caso, pero también protegiéndose del riesgo que conllevan algunos fondos.

La pluralidad de iniciativas para conformar una cartera de fondos son enormes, en donde el perfil del partícipe será pieza fundamental para canalizar el proceso.

También el período al que va ir dirigida la inversión: corto, medio o largo plazo.

Y, por supuesto, una correcta elección de estos productos. Para que esto sea así, sería recomendable que los clientes contasen con el asesoramiento de expertos en estos mercados financieros, que les ayudasen a encauzar su inversión.

Cumplidas estas premisas, ya será un poco más fácil que los suscriptores estén en condiciones de rentabilizar sus ahorros durante los próximos años.

Estrategias para mejorar la rentabilidad de los fondos

La mejor manera para optimizar nuestro patrimonio a través de los fondos de inversión será tratando que estos productos cuenten con una evolución lo más positiva posible, no hay otra alternativa posible.

Pero este escenario puede que no ocurra todas las veces, y entonces habrá que importar una serie de actuaciones para protegerse ante posibles adversidades, entre las cuales destacan las siguientes:

  • Diversificar la inversión: no podrán centrarse los ahorros en un solo fondo de inversión, ya que se trata de un error que penalizará a los clientes que opten por esta táctica. Es preferible contratar varios fondos, que se complementen y cuya composición sea de procedencia diversa.

  • Con varios activos financieros: una correcta cartera de fondos deberá incluir, tanto activos procedentes de renta fija como variable, así como otros derivados de la gestión alternativa, incluso de materias primas o metales preciosos, si fuesen aconsejables en ese momento.

  • Procedentes de distintas áreas geográficas: igualmente deberán contar con una representatividad de la gran mayoría de economías internacionales: fondos europeos, periféricos, globales y hasta emergentes. En función de su evolución se confeccionarán los porcentajes que deberán ir a cada cartera de inversión, aun sabiendo que algunos de ellos son más volátiles y con mayores riesgos en su contratación.

  • Fondos flexibles: sería muy recomendable que los inversores optasen por fondos que contasen con un alto grado de flexibilidad por parte de sus gestores, para que éstos pudiesen recoger todas las tendencias de los mercados y canalizar la inversión con mayor grado de protección. Y no por modelos estáticos que penalizasen a los partícipes en un determinado momento como consecuencia de la desfavorable evolución de sus activos financieros.

  • En función del perfil del inversor: habrá que detectar si el ahorrador cuenta con unas determinadas características para desarrollar la cartera.

    • Inversor conservador: se decantará por modelos más defensivos, en donde los fondos monetarios y de renta fija tendrán un papel determinante en su composición. Y con menos elementos de riesgo que los procedentes de otros activos financieros más agresivos.
    • Inversor moderado: asumirá activos un poco más arriesgados para componer una cartera equilibrada con la que puedan rentabilizar sus ahorros de forma más óptima con respecto a la evolución de los mercados financieros. Los fondos mixtos serán una excelente elección en estos casos.
    • Inversor agresivo: se incluirán los perfiles más proclives para asumir ciertas decisiones, en donde la renta variable será indispensable para la elaboración su cartera, incluso a través de mercados emergentes, más aptos para generar rentabilidades superiores, aún a costa de asumir mayores riesgos.

  • Diseñar una cartera modelo: un patrón de inversión correcto para un perfil de cliente medio, deberá contar inexcusablemente con fondos procedentes de la renta fija, en torno a un 40 y 70% de su cartera. También la renta variable deberá estar presente, en porcentajes menores a medida que su perfil sea más moderado. En cualquier caso supondrá entre un 20 y 50% de toda la aportación monetaria. E incluso podría destinarse un 10% a otro tipo de gestión, alternativa principalmente para completar la selección de estos productos.

Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.