Busconómico

Cómo evitar las comisiones de las tarjetas de crédito

Si quieres evitar las comisiones de las tarjetas de crédito, presta atención a este artículo y toma nota. Vamos a proporcionarte las soluciones más sencillas que puedes poner en práctica para librarte de este irritante gasto.

Ten en cuenta que las comisiones de emisión, renovación y mantenimiento pueden rondar varias decenas de euros. No son raras las comisiones de mantenimiento de 15, 20 ó 30 euros anuales. Así que vale la pena buscar alternativas más ventajosas.

Teniendo en cuenta que en España hay más de 70 millones de tarjetas bancarias en vinculación, te garantizamos que vas a poder conseguir una con la que no tengas que pagar comisión de mantenimiento.

Las mejores tarjetas de crédito sin comisiones

Antes de las recomendaciones, te mostramos un listado de algunas de las mejores tarjetas de crédito sin comisiones que puedes encontrar en el mercado:

Tarjeta Visa Bankintercard Oro
Tarjeta Visa Bankintercard Oro
  • TAE: 26,82%
  • Cuota anual: 0 €
  • Límite de crédito: 5.000 €
Tarjeta WiZink Oro
Tarjeta WiZink Oro
  • TAE: 26,82%
  • Cuota anual: 0 €
  • Límite de crédito: 6.000 €
Tarjeta flexible
Tarjeta flexible
  • TAE: 19%
  • Cuota anual: 0 €
  • Límite de crédito: 30.000 €
Tarjeta de crédito Evo Finance Clásica
Tarjeta de crédito Evo Finance Clásica
  • TAE: Consultar
  • Cuota anual: Consultar
  • Límite de crédito: 5.000 €
Tarjeta de crédito Coinc
Tarjeta de crédito Coinc
  • TAE: 25,34%
  • Cuota anual: 0 €
  • Límite de crédito: Consultar
Tarjeta de crédito Visa Open Credit
Tarjeta de crédito Visa Open Credit
  • TAE: 14,93%
  • Cuota anual: 0 €
  • Límite de crédito: 6.000 €
  • Dinero a débito gratis en: todos los cajeros 4B

Sencillas maneras de evitar las comisiones de mantenimiento

Contrata una tarjeta gratuita

Puede parecer una obviedad pero, actualmente, hay muchas entidades que ofrecen tarjetas bancarias de forma totalmente gratuita y sin necesidad de cumplir condición alguna, salvo el hecho de abrir una cuenta corriente.

Por regla general, suele tratarse de tarjetas de débito. No obstante, también hay entidades que ofrecen tarjetas de crédito sin comisión de mantenimiento por el mero hecho de disponer de una cuenta corriente.

Cumple con las condiciones de los programas sin comisiones

Por otro lado, muchas entidades bancarias tienen instaurado algún tipo de programa que permite que sus clientes queden exentos de las principales comisiones, tanto en sus tarjetas, como en las operaciones habituales con su cuenta bancaria.


Las condiciones que se pueden llegar a exigir son muy variadas. No obstante, la más habitual suele ser la de domiciliar la nómina, pensión, ayuda al desempleo o, en su defecto, contar con un ingreso periódico proveniente de otra cuenta bancaria.

El resto de posibles requisitos se resumen en los siguientes:

  • Domiciliar recibos habituales.

  • Realizar un número determinados de compras al mes con la tarjeta.

  • Contar con un saldo medio mínimo mensual en la cuenta.

  • Contar con un importe mínimo de productos de ahorro o inversión.

  • Contratar otros productos financieros tales como seguros, TPVs, etc.

Contrata una tarjeta sin vinculación

En el caso de que tengas dificultades para que tu entidad te proporcione una tarjeta de crédito sin comisiones o no puedas cumplir con las condiciones que te exijan, siempre puedes optar por las tarjetas del tipo “sin vinculación” o “sin cambiar de banco”.

Tarjetas de créditoHoy en día, existen muchas entidades financieras que ofrecen estas tarjetas y no exigen cumplir con ningún tipo de condicionante. Son gratuitas año tras año.

Su funcionamiento es muy sencillo. Para proceder a su solicitud tendrás que facilitar una serie de datos identificativos, así como el número de cuenta de tu propio banco. Es en esa cuenta donde se realizarán los cargos del saldo que hayas utilizado con tu tarjeta de crédito.

Atención: Hay otras comisiones de las que no puedes librarte

Por otra parte, debes tener en cuenta que las comisiones de mantenimiento, emisión y renovación de tu tarjeta de crédito son solo una parte de todas las comisiones que pueden llegar a pagarse por una tarjeta.

El resto de comisiones habituales suelen ser:

  • Comisión por duplicado de tarjeta.

  • Comisión por reintegro de efectivo.

  • Comisión por sacar dinero a crédito.

  • Comisión por transferencia de fondos.

  • Comisión por reintegro de efectivo en el extranjero.

  • Comisión por compras con divisa extranjera.

  • Comisión por pago aplazado.

  • Comisiones por descubierto y reclamación de impago: esta es una comisión que se genera en la cuenta corriente y que puede tener lugar como consecuencia de que el saldo liquidado de la tarjeta de crédito sea superior al saldo disponible en dicha cuenta.

Determinadas entidades permiten eximirse de algunas de estas comisiones como, por ejemplo, los reintegros de efectivo en el extranjero –a través de la tarjeta de EVO Banco–.

Sin embargo, el resto de los casos forman parte integral del funcionamiento (y el negocio) de las tarjetas de crédito.

En cualquier caso, esperamos que nuestros consejos te permitan evitar las comisiones de tu tarjeta de crédito y ahorrarte ese pellizco anual, para dedicarlo a un gasto más productivo.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario Roberto (02 febrero 2018)
Conmigo el Santander pretendía cobrarme por la tarjeta de crédito y encima me obligaba por la cara a tener tres, la de crédito, débito y revolving cuando a mí no me interesan, y encima cobrarme claro, así que la dí de baja y me hice una Cuenta Sin nómina de ING Direct, la tarjeta es gratis siempre y cuando tengas creo que más de 2000 euros de saldo o hagas un ingreso mensual de al menos (si no recuerdo mal) 700 euros. Y aquí estoy, con mi tarjeta de ING sin gastos y sin comisiones. Y en el Santander en cuanto cobro la nómina más de la mitad la meto en ING, así también cumplo la condición de meter la nómina en la cuenta donde tengo la hipoteca. Llevo ya un año así y la mar de contento.