Busconómico

Cómo usar los minicréditos rápidos online sin peligro

Minicréditos rápidos onlineMinicréditos, micropréstamos, préstamos rápidos online y muchas otras denominaciones hacen referencia a un producto que cada vez es más solicitado por los particulares y que promete acceso a pequeñas cantidades de dinero que se pueden obtener con escasa tramitación y de forma muy rápida. Pero no es oro todo lo que reluce y en este artículo vamos a ver cómo usar los minicréditos online sin peligro y sin que tengamos que terminar pagando una cantidad de dinero muy superior a la que teníamos planificada.

Distinguir los tipos de préstamos y créditos

La información detallada de todos los productos financieros es la primera herramienta para poder usarlos correctamente sin encontrarnos con sorpresas desagradables. En primer lugar, estaría bien ubicar a los minicréditos en el mapa general con todos los demás tipos de préstamos y créditos.

La primera distinción importante en cualquier forma de obtener dinero prestado de cualquier banco o entidad es distinguir entre los que piden como cobertura la garantía personal del deudor, de aquellos en los que además se solicita una garantía real sobre un bien, como ocurre con los préstamos hipotecarios, en los que se pone la vivienda como aval.

La siguiente distinción es si se trata de un préstamo o de un crédito. En el primero de ellos, la cantidad se entrega de una sola vez y genera intereses desde el día de su formalización hasta la llegada final del vencimiento o hasta su pago anticipado. En el caso de los créditos lo que existe es un importe máximo hasta el cuál el cliente puede llegar. Las entregas suelen ser en varios momentos, a medida que las cantidades son necesarias, y el saldo crediticio fluctúa con las devoluciones y las retiradas de dinero realizadas.

Los minicréditos son en realidad préstamos personales, tengan la denominación comercial que se les quiera aplicar.

  • Vivus
  • Importe del préstamo: entre 50 € y 1.000 €
  • Plazo: entre 7 y 30 días
  • Monedo Now
  • Importe del préstamo: entre 750 € y 5.000 €
  • Plazo: entre 6 y 36 meses
  • CreditoZen
  • Importe del préstamo: entre 50 € y 1.000 €
  • Plazo: entre 5 y 30 días
  • SofKredit
  • Importe del préstamo: entre 5.000 € y 100.000 €
  • Plazo: entre 1 días y 240 meses
  • 1Credito
  • Importe del préstamo: entre 50 € y 30.000 €
  • Plazo: entre 7 y 30 días

Características de los minicréditos rápidos

Los minicréditos son préstamos por cantidades pequeñas que rondan los 300 euros y con plazos de devolución cortos, habitualmente 30 días, pero pueden ser desde 15 a 60 días. También existen otros préstamos con mayor plazo y mayor importe. La regla básica es que a menor plazo mayor tipo de interés. Así un préstamo de 100 euros a treinta días puede tener un coste de 30 a 35 euros, y uno de 300 euros unos 80 euros aproximadamente. Esto implica un TAE de un 2.424%.

Otro de los puntos positivos de los minicréditos es su gestión online que permite realizar todas las gestiones de solicitud por Internet, sin tener que acudir a una oficina bancaria.

Cómo usar los minicréditos online

Las ventajas principales de este tipo de productos son su rapidez de gestión y el bajo nivel en los requisitos necesarios para obtener uno de ellos. Dadas sus características podemos imaginar diversas situaciones en las que se pueden usar:

  • Gastos inesperados. A veces se crean gastos inesperados que requieren ser solventados de forma urgente; puede ser la reparación del coche, del ordenador o de otro tipo de electrodomésticos que son necesarios para nuestro funcionamiento cotidiano o como medio para realizar nuestro trabajo.
  • Oportunidades de compra. Quizás estábamos esperando desde hace mucho tiempo para la adquisición de un elemento importante o de un pequeño capricho, y justo cuando éste se pone en oferta no disponemos del dinero para poder realizar la compra. El uso del minicrédito puede suponer un ahorro final si tenemos en cuenta el coste del préstamo y el ahorro realmente obtenido.
  • Complementar pagos. Tanto si es un pago inesperado como si es para adquirir un elemento en oferta quizás no nos llegue con la cantidad ahorrada y el acudir a los minicréditos nos permitirá completar el importe total necesario.
  • Aprovechar promociones. Muchas entidades que otorgan minicréditos conceden el primero totalmente gratis sin ninguna clase de intereses, gastos ni comisiones. Si pides 300 euros tendrás que devolver exactamente esa cantidad. Como ejemplo mencionaremos a Vivus, Moneyman y Dineo que no cobran nada en su primer préstamo por importe de 300 euros. Las siguientes contrataciones suelen permitir solicitar importes superiores, hasta 1.200 euros en el caso de Moneyman, pero en ese caso se aplican los gastos correspondientes.

Cómo no usar los minicréditos online

El hecho de tener un fácil acceso a este tipo de productos no quiere decir que se deban utilizar a capricho sin ninguna consideración. Veamos algunas formas inadecuadas para su uso.

  • Como sistema de financiación habitual. Los minicréditos pueden suponer una forma de solventar un pequeño bache económico, pero no deberían usarse de forma habitual. Hay que tener en cuenta que tienen un alto coste, no tanto en euros, ya que normalmente las cantidades solicitadas son pequeñas, pero sí porcentualmente. 30 ó 90 euros de gasto no parece mucho dinero, pero hay que tener en cuenta que es para préstamos de tan solo 100 ó 300 euros. Si repetimos estas solicitudes estaremos sumando muchos gastos en concepto de intereses. Curiosamente, la gente que mayor uso hace de este tipo de productos son las que tienen un nivel económico más ajustado por lo que también su economía encaja peor estos gastos.
  • Sin la completa seguridad de su devolución. Si solicitamos un minicrédito para un pago puntual y sabemos que cobraremos la nómina en pocos días estamos actuando con buen criterio, pero si nada más tener una necesidad nos lanzamos a solicitar el minicrédito sin tener la seguridad de que vamos a poder devolverlo en el plazo indicado, estaremos haciendo un agujero económico más grande aun, ya que la falta de pago generará más intereses y gastos de demora a los cuales tampoco se podrán hacer frente.

Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario Silvi (26 febrero 2019)
Yo creo que la mejor manera de utilizar un crédito online es saber de antemano que podrás pagarlo a tiempo, de otra manera va a ser un infierno de pagar intereses sin amortizar capital. Y sobre todo contratar el préstamos con una empresa seria, porque muchas de estas empresas no te cogen el teléfono ni contestan a tus emails para que se te pase el plazo y tienes que acabar enviando un burofax.