Busconómico

Comparativa de hipotecas: Fija de Bankinter vs T-Presta

Cada vez son más las financieras que intentan hacer la competencia a la banca tradicional en su propio terreno. Al menos ése es el caso de la Hipoteca T-Presta, cuyo préstamos hipotecario se postula como una alternativa a las hipotecas de tipo fijo que tan de moda se han puesto en los últimos años. En esta ocasión, vamos a compararla con la hipoteca fija de Bankinter.

Cuál es el objeto de cada préstamo

Uno de los primeros aspectos que debemos destacar es el hecho de que la hipoteca T-Presta es, básicamente, un préstamo con garantía hipotecaria, cuyo capital puede ser destinado a cualquier propósito, ya sea para amortizar otro préstamo, comprar un inmueble o asumir cualquier otro tipo de gasto u operación, tales como:

  • Reunificación de deudas.
  • Cancelación de embargos.
  • Realización de reformas.
  • Invertir en un negocio.
  • Comprar un vehículo.
  • Costear un viaje, celebración, etc.

De hecho, puede emplearse incluso para liquidar deudas que figuren en los registros de morosidad como RAI o ASNEF. De esa manera, una vez saldada la deuda, será mucho más fácil salir de ASNEF.

Ésta es una diferencia bastante importante, respecto a las hipotecas tradicionales como la hipoteca fija Bankinter, las cuales suelen centrarse en la adquisición de un inmueble.

Hipoteca fija Bankinter
Hipoteca fija Bankinter
  • Interés: 1,55%
  • Plazo máximo: 30 años
T Presta
T Presta
  • Interés: 8%
  • Plazo máximo: 15 años

¿Cuáles son las condiciones para solicitar cada hipoteca?

T-Presta establece unas condiciones muy sencillas para la solicitud de su hipoteca.

Hay que ser mayor de edad, contar con un DNI vigente, así como un inmueble que no esté grabado con ninguna otra carga hipotecaria. No se requiere contar con un trabajo ni tan siquiera disponer de ingresos regulares, algo que resulta sorprendente teniendo en cuenta los importes de los que estamos hablando. Ahora bien, en caso de poder probar que se tiene trabajo e ingresos, las condiciones de la hipoteca pueden ser notablemente mejores.

En lo que concierne a la hipoteca fija de Bankinter, sus condiciones son las propias de este tipo de contratos, por lo que será necesario probar que se dispone de ingresos o bien contar con la ayuda de un avalista.

Tipos de interés y condiciones

La hipoteca Fija de Bankinter aplica distintos tipos de interés en función del plazo de amortización que se solicite para proceder a la devolución del préstamo.

  • La hipoteca con un plazo de hasta 10 años, tiene un tipo de interés es del 1,65%.

  • La hipoteca con plazo de entre 10 y 15 años, tiene un tipo de interés es del 2,00%.

  • La hipoteca con un plazo de 15 a 20 años, tiene un tipo de interés asciende al 2,20%.

  • La hipoteca con un plazo de 20 a 25 años, tiene un tipo de interés asciende al 2,30%.

  • La hipoteca con un plazo de 25 a 30 años, tiene un tipo de interés asciende al 2,35%.

Bankinter vs T-Presta

Los 30 años son el plazo máximo que puede solicitarse para devolver la hipoteca, lo cual puede resultar muy interesante, teniendo en cuenta la posible subida de tipos de interés en el medio y largo plazo.

Ahora bien, conviene señalar que los tipos de interés indicados han sido objeto de bonificación, como resultado del cumplimiento de una serie de condiciones por parte del cliente, quien deberá:

  • Contratar un seguro de hogar, con un valor de tasación del contenido que ascienda a 30.000 euros como mínimo.

  • Contratar un seguro de vida, que debe cubrir la totalidad del importe de la hipoteca concedida.

  • Contratar una cuenta nómina Bankinter o bien una cuenta profesional en la cual se procederá a domiciliar los pagos de la hipoteca.

En lo que se refiere al préstamo hipotecario de T-Presta, el tipo de interés anual comienza en el 8% y depende de la calidad del perfil financiero y crediticio del solicitante. En este sentido, podemos confirmar fácilmente una gran diferencia en el coste de estas dos hipotecas.

Límites de financiación y plazos de amortización

De nuevo, nos encontramos con distinciones importantes en cuanto a los límites de financiación y plazos de amortización de estas hipotecas.

La hipoteca Fija de Bankinter ofrece un 80% máximo de financiación a partir del precio de compra o valor de tasación, siempre y cuando se trate de la primera vivienda. En el caso de segundas viviendas, el importe máximo será del 60%. Además, establece un importe mínimo de 30.000 euros para la contratación del préstamo.


Por su lado T-Presta ofrece préstamos de hasta 600.000 euros, lo cual ya supone un criterio distinto respecto a la práctica habitual de establecer un porcentaje máximo.

Por otro lado, el plazo máximo de amortización de dichos préstamos es de 15 años, pudiéndose solicitar periodos de carencia por un máximo de 4 años.

Comisiones de la Hipoteca Fija de Bankinter y la Hipoteca T-Presta

En lo que se refiere las comisiones de estas hipotecas, de nuevo nos topamos con grandes diferencias de criterio.

La hipoteca Fija de Bankinter aplica las comisiones habituales de apertura, amortización y subrogación.

  • La primera, asciende al 1% del capital principal, debiendo pagarse un mínimo de 500 euros. En lo que se refiere a la amortización parcial o total, deberá sufragarse el del 0,5% durante los 5 primeros años de la vida del contrato, o bien el 0,25% durante el resto de la duración del mismo.

  • Por otra parte, la subrogación también supone tener que afrontar el pago de una comisión del 0,5% ó del 0,25%, dependiendo de si ésta tiene lugar en los primeros 5 años después de la contratación de la hipoteca y desde ese momento en adelante.

  • Finalmente, esta hipoteca también aplica una comisión por compensación del riego del tipo de interés del 0,75%, en previsión del alza de los tipos a lo largo de la vida del contrato.

La hipoteca T-Presta, por el contrario, se caracteriza por la ausencia de la mayor parte de comisiones –tales como estudio, apertura o subrogación–, y únicamente aplica la comisión referente a la amortización anticipada.

En definitiva, la Hipoteca Fija de Bankinter y la Hipoteca T-Presta cuentan con grandes diferencias, tanto en lo que se refiere a los plazos de amortización, las comisiones, los tipos de interés e incluso el capital puede solicitarse. La primera resulta más barata pero exige unas condiciones más restrictivas, mientras que la segunda puede ser obtenida por la gran mayoría de personas a cambio de un tipo de interés más elevado.

 

Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Sí, acepto expresamente la política de privacidad
*2 Sí, deseo recibir novedades, promociones y ofertas de Busconómico (1 vez al mes)