Busconómico

Se puede compatibilizar vida activa y pensión de jubilación

ingresos jubiladosLlega la edad de jubilación y, después de toda una vida ejerciendo tu actividad profesional, te das cuenta de que estás con más vitalidad y ganas de trabajar que nunca. Así que decides continuar con tu actividad, seguir cotizando y aplazar tu retiro para cuando tus fuerzas no te permitan continuar.

Pero, un momento, ¿sabías que puedes disfrutar de tu jubilación y seguir trabajando? Es lo que se conoce como jubilación parcial, una posibilidad que permite compatibilizar la vida activa con la pensión de jubilación, siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos previos.

Básicamente, la legislación española diferencia entre si esta jubilación está vinculada o no a un contrato de relevo, es decir, un contrato de trabajo en virtud del cual una persona que se encuentra en situación legal de desempleo o con un trabajo de contrato temporal cubre el puesto de trabajo de la persona que accede a la jubilación parcial. En función de si existe o no tal contrato de relevo, las condiciones para acceder a esta posibilidad serán diferentes.

Si existe un contrato de relevo

Si existe un contrato de relevo, los requisitos son los siguientes:

  • El trabajador debe estar contratado a jornada completa.
  • El contrato de relevo debe celebrarse de forma simultánea a la jubilación parcial del trabajador.
  • La edad mínima es de 60 años en caso de que el trabajador tenga la condición de mutualista, o la edad ordinaria de jubilación (de 65 años y seis meses en 2018) en caso de que no se tenga tal condición.
  • El periodo mínimo de cotización es de 33 años con carácter general, pero puede ser menor en caso de que se cumplan algunas circunstancias que establece la Ley (Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social), que básicamente se resume en tener más años de cotización acreditados.

Si se cumplen estas condiciones, el trabajador podrá reducirse la jornada que oscila en una horquilla de entre el 25 y el 85%, si el contrato de relevo es a jornada completa y por tiempo indefinido. El nuevo contrato a tiempo parcial que suscribe el nuevo trabajador que se jubila de forma parcial se formalizará por escrito y en modelo oficial, donde se especificarán los elementos propios de un contrato de trabajo, como su nueva jornada laboral o su remuneración.

Hay que decir que dicho contrato no supone ninguna pérdida de derechos adquiridos, y los trabajadores disfrutarán de la misma antigüedad y derechos que antes de optar por la jubilación parcial.

Cuando no existe un contrato de relevo

Si no se celebra un contrato de relevo, las condiciones son ligeramente diferentes al punto anterior:

  • La edad mínima se corresponde con la edad ordinaria de jubilación (65 años en 2018 si se han acreditado al menos 36 años y 6 meses de cotización o 65 años y seis meses si se acreditan menos de 36 años y seis meses de cotización).
  • El trabajador debe estar contratado a jornada completa o parcial.
  • El periodo mínimo de cotización debe ser de 15 años, de los cuales al menos los dos últimos deben estar incluidos dentro de los 15 últimos años anteriores a la jubilación parcial.

En este supuesto, el trabajador podrá descontarse entre el 25 y el 50% de su jornada laboral, aunque podrá ser de hasta el 75% cuando su relación laboral se encuentre suspendida o extinguida por un expediente de regulación de empleo, quienes hayan accedido a la pensión de jubilación parcial o a planes de jubilación parcial recogidos en convenios colectivos o en acuerdos colectivos con anterioridad a 1 de abril de 2013 o Personas cuya relación laboral se haya extinguido con anterioridad al 1 de abril de 2013.

La cuantía de la jubilación parcial

La cuantía de la jubilación parcial dependerá de las bases de cotización del trabajador durante el período de cómputo y del porcentaje de la nueva jornada laboral que desempeñe.

Por ejemplo, un trabajador que acceda a una jubilación parcial por el 50% de su jornada laboral y al que le correspondería una pensión de jubilación de 1.000 € en condiciones normales, percibirá 500 €. En el momento que el trabajador opte por la modalidad de jubilación ordinaria, tanto la jubilación parcial como el contrato de relevo quedarán sin validez.

En cuanto a las bases de cotización, se aplicará de forma gradual. En 2018, esta base es del 75%, y alcanzará el 100% en 2023. Es decir, en 2018, el trabajador del ejemplo anterior cotizará por 750 € en 2018, y llegará hasta los 1.000 € en 2023.

Cómo solicitar la jubilación parcial

Para poder optar a la jubilación parcial, una vez se hayan cumplido todos los requisitos, se deberá presentar la solicitud correspondiente con una antelación de al menos 3 meses y habiendo celebrado, si es el caso, el contrato a tiempo parcial o el contrato de relevo correspondiente.

En Busconómico | 5 productos alternativos para ahorrar de cara a nuestra jubilación


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.