Busconómico

Conseguir préstamos para empresas y pymes

La financiación para empresas engloba una gran cantidad de préstamos y créditos diseñados para los diferentes tipos de empresas y para diversas finalidades. No será igual un préstamo para financiar la puesta en marcha de un gran proyecto, que la necesidad de financiación del circulante para una pyme o que un crédito para el adelanto del cobro de facturas para un autónomo. Por tanto, la financiación de empresas es un sector grande y diverso en el que cada vez hay más oferta porque ya no solamente es un negocio de la gran banca tradicional.

Hoy en día se pueden conseguir préstamos para empresas y pymes en las entidades bancarias, pero también en empresas especializadas en préstamos de capital privado y en plataformas de financiación alternativa de crowdlending. Hasta hace unos años había que acudir a la banca tradicional para solicitar un préstamo empresarial, pero ahora es común acudir a financieras especializadas que exigen menos requisitos y mayor agilidad que los bancos. Generalmente los bancos son lentos y exigen grandes garantías en los préstamos para empresas, lo que dificulta mucho el conseguir financiación en demasiadas ocasiones.

Los tipos de préstamos y créditos que solicitan las empresas y pymes pueden servir para diferentes fines:

  • Circulante: financiación para el día a día de la empresa. Se trata de liquidez para pagar a proveedores, salarios, etc.
  • Capitalización.
  • Inversión: se trata de un préstamo para que la empresa crezca. Puede ser para adquirir bienes y equipos, expandirse, renovar instalaciones, etc.
  • Anticipo de facturas: para adelantar el cobro de facturas y así tener el dinero en menos tiempo.
  • Descuentos de pagarés y recibos.
  • Factoring.
  • Leasing.
  • Renting.
  • Etc.

Al hablar de financiación empresarial también hay que diferenciar entre préstamos y créditos. En un préstamo la empresa recibe el importe total y devuelve el dinero en cuotas mensuales. En el caso de los créditos, algo muy habitual en las empresas, el importe del crédito es el máximo que la empresa puede utilizar, pero solamente paga intereses por la parte que utiliza realmente. Por ejemplo, una pyme puede tener una cuenta de crédito de 20.000 €. Eso significa que si necesita el dinero puede utilizar hasta 20.000 € como máximo, pero solamente paga intereses por la parte que utiliza. Si esa empresa está utilizando 5.000 € de ese crédito, paga intereses por esos 5.000 € y puede disponer de los 15.000 € que no está utilizando en cualquier momento.

Si la empresa que necesita financiación, sea del tipo que sea, está en un mal momento, con problemas de tesorería e incluso figurando en listas de impagos como RAI, el acceso a un préstamo se complica. Los bancos no prestan dinero si no se demuestra solvencia y es misión imposible si la empresa figura en el RAI, o en el ASNEF en el caso de autónomos. En esos casos la mejor opción es acudir a empresas de capital privado especializadas, en las que lo normal es conseguir un préstamo aportando alguna garantía inmobiliaria.

Préstamos con garantía hipotecaria para empresas

En ocasiones las empresas pueden tener muchas dificultades para conseguir un préstamo. Si la solvencia de la empresa o cualquier otra circunstancia son valoradas negativamente por el banco el acceso al crédito se vuelve una misión imposible. Cuando una empresa o una pyme necesita financiación y el banco u otras financieras han rechazado la solicitud de préstamo una alternativa es la de pedir un préstamo con garantía hipotecaria. Hay empresas de capital privado especializadas en conceder préstamos a empresas si se aportan como garantía bienes inmuebles de cualquier tipo.

preéstamos con garantía hipotecaria para empresas y Pymes

Los préstamos con garantía hipotecaria para empresas y pymes permiten financiarse a unos tipos de interés aceptables. En general el tipo de interés ronda el 10%, tipos que son bastante normales teniendo en cuenta que son empresas a las que los bancos tradicionales no les prestan dinero.

Las condiciones para optar a financiación con garantía hipotecaria son las siguientes:

  • La empresa tiene que tener algún tipo de propiedad inmobiliaria libre de cargas o bien con una hipoteca baja. También es posible acceder a los préstamos si los administradores aportan algún inmueble como garantía.
  • El importe máximo del préstamo depende del valor del inmueble. Lo normal es conseguir como máximo el 30-40% del valor del bien inmueble que se aporta como garantía.
  • Generalmente se exige como requisito que la empresa esté al corriente de pago con la Seguridad Social y con Hacienda.

La documentación necesaria para pedir un préstamo empresa con garantía hipotecaria es:

  • Nota simple del inmueble que se aporta como garantía.
  • Cuentas anuales de la empresa.
  • Último Impuesto de Sociedades presentado.
  • Certificados de estar al corriente de pagos en la SS y Hacienda. Si no se está al corriente, certificado de las deudas pendientes.

Además de lo anterior es habitual solicitar cualquier documentación que sirva para conocer el estado financiero de la empresa.

Así que hoy en día es posible conseguir un préstamo para nuestra empresa incluso aunque los bancos se nieguen a prestarnos. Si tenemos algún inmueble a nombre de la empresa o de sus administradores se puede acceder a financiación privada.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario Jose Luis (23 marzo 2019)
Me parece escandaloso que cuando vas a un banco a pedir un préstamo ICO para tu empresa te den largas con cuestiones como que todavía no han salido los tipos, que tienen que consultarlo, etc ... la llamada del director del banco jamás llega por mucho que insistas, pero en el interinato sí te intentan colar sus préstamos diciéndote que son mejores y mil historias más. Y además préstamos que cada día son más caros, con lo que las rentas bajas o empresas y emprendedores que empezamos no tenemos acceso a ellos. ¿Así cómo vamos a generar riqueza?