Busconómico

Consejos para contratar una cuenta en pareja

Cuentas en parejaContratar una cuenta en pareja debe ser el resultado de una decisión meditada y cuyas causas justifiquen el hecho de que una misma cuenta vaya a disponer de dos titulares con plenas facultades operativas y decisorias.

En este artículo, vamos a explicarte cuáles son las causas más habituales por las cuales vale la pena contratar una cuenta en pareja, así como las características fundamentales que deberías buscar cuando estés escogiendo entre una entidad u otra.

Antes de empezar, consideramos oportuno insistir en que estamos hablando de cuentas bancarias en las que dos personas van a figurar como cotitulares. Ésta es una figura distinta a la del autorizado. De hecho, una vez una cuenta bancaria es abierta, no es posible cambiar la titularidad de la misma, pero sí cabe la posibilidad de nombrar a personas autorizadas, así como retirar las autorizaciones concedidas previamente.

Motivos por los que contratar una cuenta en pareja

Existen muchos motivos por los que contratar una cuenta en pareja. El hecho de tener una relación sentimental y haber contraído matrimonio con otra persona es tan solo una de las posibles razones, y no necesariamente la más importante de todas. De hecho, no hay ningún motivo por el que debas abrir una cuenta con tu esposa o tu marido; si bien puede ser recomendable a la hora de domiciliar determinados recibos que podáis tener en común, tales como los recibos domésticos de la luz, el gas, el agua o la línea telefónica.

Los socios de un mismo negocio y quienes están abordando una experiencia emprendedora pueden necesitar disponer de una cuenta en común donde se carguen los gastos de su proyecto, y se reciban los posibles ingresos, debidos a subvenciones o cobros de cualquier otra naturaleza. Obviamente, llegado el momento, lo más apropiado será constituir una sociedad y abrir una cuenta a nombre de la sociedad, donde ambos socios estén debidamente autorizados.


Las parejas separadas con obligaciones comunes también necesitan abrir una cuenta en común. Por ejemplo, si un matrimonio se divorcia y acuerdan la custodia compartida de sus hijos, entonces lo habitual es que se disponga de una cuenta en pareja donde ambos progenitores lleven a cabo ingresos regulares, para el pago de gastos tales como la matrícula del colegio, la compra de material escolar, etc.

Finalmente, hay determinados productos financieros que se pueden contratar en común, por lo que lo apropiado –y en ocasiones necesario- es que las personas que los contratan también dispongan de una cuenta en pareja. Por poner algunos ejemplos, podríamos mencionar la apertura de una cartera de valores o la contratación de una hipoteca a nombre de varias personas.

Los cotitulares tienen plenos derechos de disposición sobre la cuenta

Por otro lado, hay que tener muy presente que ambos titulares van a estar legitimados para disponer de los fondos depositados en la cuenta, así como contratar o cancelar servicios ligados a la propia cuenta.

Los rendimientos económicos que pudiera generar la cuenta también se atribuirán proporcionalmente a ambos titulares. De la misma manera, las comisiones e incluso los posibles saldos negativos serán responsabilidad de ambos, quienes responderán por igual frente a este tipo de deudas y obligaciones.

La cuenta debe admitir la domiciliación de recibos

A no ser que el único propósito de la cuenta sea la de que ambas personas acumulen unos ahorros con el paso del tiempo, es imprescindible que la cuenta admita la domiciliación de recibos. De esa forma, podrán cargarse aquellos pagos que sean en común.

Tarjetas adicionales gratuitas

Además, también es fundamental que el banco expida tarjetas adicionales e independientes de manera gratuita. Al fin y al cabo, ambos titulares querrán poder hacer reintegros o pagar con tarjeta en los establecimientos, sin tener que pedir la tarjeta a la otra persona.

Realización de ingresos y transferencias gratuitas

Debido a que lo previsible es que las cuentas en pareja tengan cierto volumen de movimientos, hay que hacer lo posible porque tanto los ingresos –incluyendo cheques– como las transferencias tengan lugar de forma gratuita.

En ese sentido, conviene señalar que muchos bancos exigen la domiciliación de nóminas, pensiones o ingresos equivalentes para eliminar las comisiones por transferencias bancarias.

Es por ello que recomendamos sopesar la posibilidad de contratar algún tipo de cuenta online con operatividad completa. Las cuentas de las entidades digitales suelen ser menos exigentes en sus condiciones, por lo que es más sencillo lograr abrir una cuenta gratuita pese a no domiciliar una nómina.


En caso de que esto no fuera una opción, entonces sugerimos optar por aquellas cuentas en las que basta con realizar ingresos periódicos por encima de determinado importe. Los ingresos realizados por ambos miembros de la pareja deberían ser suficientes, como para lograr la exención de comisiones.

Otras consideraciones a valorar antes de contratar una cuenta en común

Asumiendo que logres encontrar una cuenta que facilite la apertura de la misma en pareja y cuyos requisitos podáis cumplir, entonces solo resta valorar una serie de aspectos ligados a la cotitularidad.

El hecho de tener una cuenta en común en la que ambos seáis titulares no implica que los fondos también pertenezcan a los dos. Puede haber acuerdos privados, así como normativas fiscales de determinen la propiedad de dichos fondos como, por ejemplo, el régimen de separación de bienes amparado por el Código Civil.

En el caso de que uno de los dos titulares asumiera algún tipo de deuda que fuese objeto de ejecución, habría que responder con la mitad del saldo presente en la cuenta en pareja.

En conclusión, abrir una cuenta en pareja proporciona ciertas ventajas, sobre todo en términos de comodidad a la hora de gestionar obligaciones y gastos que se puedan tener en común, o bien acumular unos activos financieros. Sin embargo, también implica un compromiso mutuo por parte de ambos, el cual debería ser adecuadamente meditado.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.