Busconómico

10 consejos básicos de ahorro para tu empresa

ahorro en la empresaCuando hablamos de ahorro siempre tenemos tendencia a pensar en el ahorro personal, el que influye en nuestros gastos cotidianos, del hogar y todo aquello que nos envuelve.

Pero pocos nos paramos a pensar en el ahorro empresarial, quizás sólo aquellos que tienen una empresa son los únicos que tienen en cuenta este factor.

Tenemos muy claro que la cuenta de resultados es la resta de sumas y gastos, así que el margen de beneficio puede ser mayor si tenemos en cuenta una serie de medidas de ahorro orientadas a dicho menester.

Te vamos a comentar 10 medidas de ahorro básicas que te ayudarán a ahorrar una gran cantidad de dinero para tu empresa.

Que sean básicas no quiere decir que vayan a ser sencillas de implementar ni inmediatas, ya que requerirá cierto período de adaptación hasta poder utilizarlas con eficacia.

Tanto tú como tus trabajadores (si tienes), debéis conocer perfectamente la política de la empresa al respecto de cada una de las medidas de ahorro.

¿Cómo puedo ahorrar dinero en mi empresa o negocio?

  • Si puedes hacerlo tú mismo, hazlo. Así evitarás tener que pagar a otras personas por ello. Para ahorrar es necesario hacer ciertos sacrificios, y entre ellos se encuentra el evitar recurrir a otras personas para que hagan lo que tú puedes hacer. Un ejemplo básico puede ser que si sabes arreglar el ordenador no contrates a un técnico que te puede cobrar una cantidad importante de dinero por ello, pero hay muchos más. Otra cosa es que puedas hacerlo tú pero prefieras dedicar el tiempo a cuestiones más productivas, en cuyo caso te recomendamos pasar directamente al segundo punto.

  • La subcontratación muchas veces ahorra costes. Aunque hay quienes no optan por esta opción pensando en lo que tienen que pagar por ello, en muchas ocasiones (siempre que no sean funciones propias del negocio principal de la empresa) es mucho más económico contratar a una empresa para ciertos trabajos que contratar a personal para ellas. Es el caso de tareas como asesoría, gestión, logística, etc, funciones que pueden desempeñarlas empresas externas. De esta forma, se evita contratar a personas que se dediquen a ello o se puede dedicar ese tiempo “ganado” a otras funciones más importantes o rentables.

  • Evita los gastos hormiga. Hay pequeños gastos que, sin darte cuenta, haces cada día. En el momento del desembolso parecen poca cosa, pero si los acabas sumando a final de mes te darás cuenta que la cifra es mucho más alta de lo que imaginabas. Y lo peor es que lo que gastas en esos pequeños detalles lo podrías invertir en otras cosas (o ahorrar para imprevistos).

  • Ahorra en los gastos básicos con pequeñas pautas. Electricidad, agua, material de oficina, ahorro de combustibles, teléfono, etc. Con pequeños detalles puedes ahorrar una gran cantidad de dinero. Solo tienes que saber cómo ahorrar en estos gastos e implementarlo poco a poco. Para ahorrar electricidad, por ejemplo,  has de acondicionar bien el local, utilizar sólo cuando necesites, recurrir a elementos de bajo consumo y en perfecto estado y cerrar bien puertas y ventanas cuando utilizas aire acondicionado o calefacción, entre otras cosas. Usa el agua con racionalidad, sin derroche y aprovechándola todo cuanto te sea posible.

    Para ahorrar tinta no imprimas más que lo que consideres necesario. Para ahorrar papel anota todo lo que puedas en papeles usados que ya no sirven y aprovecha las dos caras. Para ahorrar teléfono utiliza bonos de llamadas y evita que se use para llamadas personales, las tarifas planas y las nuevas ofertas convergentes de telefonía y Fibra son otra buena opción. Para ahorrar combustible, recurre lo menos posible al coche, utiliza unas pequeñas pautas de buena conducción y compra la gasolina cuando y donde te sea más barata. En todo caso, has de crear políticas de empresa que permitan que todos los trabajadores conozcan las medidas de ahorro a utilizar.

  • Las marcas no siempre son necesarias. Actualmente, se venden muchos productos sin marca de gran calidad y que suponen un coste muy inferior. Abandonando las marcas se puede ahorrar cerca de la mitad del dinero en muchas compras. ¿Realmente necesitas una goma Milán o un iPhone para trabajar? Puede que en algunos casos sí, pero en la mayoría de las compras las marcas son un gasto innecesario.

  • Las negociaciones constantes con proveedores serán tus principales aliados. Puedes negociar con frecuencia con tus proveedores para conseguir mejores precios que los actuales, sobre todo si haces compras importantes. Atrévete a buscar nuevos proveedores y comparar precios.

  • Ahorra en las comunicaciones. Si abandonas los SMS para utilizar mensajes instantáneos, si en lugar de llamar a tus empleados o socios de negocios utilizas las videollamadas, si recurres a los bonos y aprovechas las ofertas de las operadoras de telecomunicaciones, puedes ahorrar una importante cantidad de dinero cada mes. También puedes ahorrar comprando teléfonos móviles más económicos con buenas características en lugar de utilizar las marcas más conocidas o los últimos modelos; también los amortizarás antes y podrás cambiarlos más a menudo.

  • La flexibilidad y el teletrabajo son elementos más beneficiosos de lo que puedas imaginar. Con la implementación de las nuevas tecnologías en las empresas, ya es posible ofrecer una mayor flexibilidad en el espacio de trabajo, sobre todo a la hora de planificar los horarios. Con el teletrabajo no sólo gana el empleado, sino también la empresa porque se está ahorrando los costes que supone tener al trabajador en la oficina esos momentos. En todo caso, sólo hay que establecer ciertas medidas de control que permitan evitar que los trabajadores no aprovechen esas ventajas para trabajar menos.

  • Aprovecha lo gratis. Hay tantos recursos gratuitos a disposición de las empresas que es difícil conocerlos todos, y en ocasiones hay quien no confía en ellos. El software libre puede ser interesante, porque hay muchos programas gratuitos para enviar mensajes a otras personas, hacer videollamadas, crear facturas, gestionar clientes, realizar la contabilidad de la empresa y muchas cosas más (por ejemplo, ¿quién no conoce OpenOffice como alternativa a Microsoft Office?). Hay quien regala productos o servicios a las empresas para que los prueben. Lo gratis siempre te ayudará a ahorrar importantes sumas de dinero.

  • Aprovecha las ayudas públicas y bonificaciones fiscales. Si tienes un gestor o asesor puedes consultar todos los beneficios que puede obtener tu empresa, o cómo beneficiarte de todas las ventajas que hay para empresas, pymes y autónomos. Si no lo tienes, infórmate, porque pueden ser muy interesantes y beneficiosas para tu negocio. 

Y una de regalo: Usa bancos sin comisiones.

Tratándose de empresas la mayoría de las veces pensamos que a todos los negocios les cobran comisiones bancarias, así que tenemos dos opciones: o estar negociando continuamente con el banco para que nos quite o nos reduzca comisiones amenazándolo con irnos a la competencia, o directamente usar bancos que no cobren comisiones.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, además de bancos sin comisiones para particulares existen bancos sin comisiones para autónomos y pymes como por ejemplo la Cuenta N26 Business, la Cuenta Negocios del BBVA o la Cuenta ON de Bankia, cuentas que ofrecen todos los servicios bancarios que una empresa necesita pero sin comisiones.

N26 Business
Cuenta corriente de N26 exclusiva para emprendedores y autónomos que te permite gestionar toda tu operativa bancaria desde el móvil.
Cuenta Negocios
Cuenta sin comisiones de administración ni de servicio destinada a autónomos y pymes.
Cuenta ON Autónomos
Cuenta para autónomos y emprendedores de Bankia, toda la gestión se realiza online por lo que no tiene coste ni comisiones.

Normalmente tienes servicios sin coste en relación a la gestión de cobros, pagos y domiciliaciones, sin comisiones de mantenimiento ni administración, tarjetas de débito y crédito gratis con descuentos en gasolina, transferencias gratuitas y tipo nómina para pagar a los empleados, ingreso de cheques y talonario sin coste, TPV físico y virtual a coste muy reducido, domiciliación de recibos para cobrar a clientes con la norma Q19 a un coste muy bajo, línea de crédito a bajo interés y sin comisiones y muchas ventajas más.

Como no cobran comisiones no cuesta nada probarlos, aunque sea como complemento a nuestro banco habitual. Ya verás como a la larga acabas apostando cada vez más por este tipo de bancos.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario Óscar (04 noviembre 2015)
Para mí sin lugar a dudas una de las acciones que más ahorros ocasiona para una empresa es el teletrabajo, es decir, contar con trabajadores que trabajan desde su casa sin necesidad de desplazamientos, gastos de electricidad o luz, y sin tener que contratar un puesto de trabajo más en la oficina. Por experiencia, si el empleado es eficiente y sabe organizarse, como mi secretaria virtual, la empresa conseguirá productividad. No obstante, no todo el mundo está hecho para el teletrabajo por falta de compromiso, disciplina u organización. Yo os recomiendo a una telesecretaria ya que además no hay que darla de alta en la Seguridad Social