Busconómico

Microcréditos sociales y para emprendedores

Préstamos de pequeña cuantía con tipos de interés más bajos y sin prácticamente comisiones. Estos son los créditos sociales, llamados también microcréditos, y que si bien su oferta no está en todas las propuestas de los principales bancos, sí que pueden seleccionarse algunos modelos que cumplen con estas características.

Pueden contratarse con unas condiciones muy ventajosas y ajustadas, en donde solamente hace falta cumplir con una serie de requisitos para acceder a ellos.

créditos socialesSu finalidad claramente social es el detonante de su puesta en marcha, al estar destinados a personas con pocos recursos económicos o que están en situación de exclusión social y quieran desarrollar un pequeño negocio a través de la punta de liquidez que generan estos préstamos.

Desempleados, familias monoparentales o personas con discapacidades son algunos de los segmentos sociales a los que van dirigidas estas fuentes de financiación, y en donde tampoco falta alguna oferta puntual destinada a autónomos y emprendedores.

Permiten acceder a líneas de crédito no excesivamente extensas, casi siempre por debajo de 25.000 euros, en las cuales las comisiones están exentas en el momento de formalizar los contratos.

Otra de sus principales aportaciones es que sus demandantes tendrán que pagar menos intereses en comparación con otra clase de préstamos más convencionales.

Esto es así, porque mientras en los micropréstamos sociales los intereses no suelen rebasar la barrera del 5%, en los préstamos personales o para el consumo están situados en un escalafón más alto, oscilando entre el 6% y 13%.

A estas ventajas se les une otra de no menor importancia, como el no requerimiento de avales ni garantías personales para su formalización.

Y en cualquier caso sirven para acometer algún pequeño proyecto empresarial para salir de su situación de precariedad social, para lo cual tendrán que aportar viabilidad al proyecto.

Financiación para las personas sin recursos

Si en algo se distingue este modelo con respecto a otras vías de financiación, es que en este caso son las personas más desfavorecidas social y económicamente quienes pueden optar por estos importes.

A partir de esta constante comercial innegociable se abre una interesante –aunque todavía minoritaria– oferta por encontrar un modelo que satisfaga las necesidades reales de estas personas, y que varía en función de los diseños de sus emisores.

  • Unicaja viene desarrollando una línea de crédito, destinada a fomentar el autoempleo a través de la concesión de pequeños préstamos a empresarios, emprendedores o profesionales con un proyecto empresarial viable. Tendrán un importe de hasta 25.000 euros que podrán financiar hasta el 90% del proyecto presentado.
  • Kutxabank, por su parte, importa otro modelo similar para personas en situación de exclusión social (familias monoparentales, mujeres separadas o personas sin recursos en general). Se les concede, en caso de aprobarse su solicitud, un préstamo a bajo interés –por debajo del 5%– y sustentado en la confianza de integrase en algún proceso de inserción laboral o social.
  • Cajamar también incide en esta línea de negocio al poner en marcha otro formato dirigido a emprendedores con dificultades para acceder al crédito, pero con condiciones de contratación más ventajosas que las ofrecidas por el mercado bancario tradicional. Esta propuesta establece un importe máximo de 25.000 euros, que puede amortizarse en un período de hasta 4 años, sin carencia, y en donde se aplica un tipo de interés fijo del 5,25%.

Banca especializada en pequeños préstamos

Microbank La CaixaLa apuesta más decidida por incluir este producto en su oferta proviene de “la Caixa”, que ha llegado a desarrollar una división propia que atiende a la comercialización y difusión de los microcréditos.

Se trata de Microbank, que ofrece a las personas con menores recursos monetarios sus “Microcréditos Personales y Familiares” como herramienta para canalizar esta vía de financiación entre los integrantes de este segmento de la población.

Está enfocada para personas con ingresos que no superen los 18.000 euros anuales, o unidades familiares con ingresos conjuntos inferiores a 36.000 euros y que sirva, no solamente para articular proyectos vinculados a su desarrollo personal, sino también para atender a sus necesidades básicas (vivienda, salud, educación…).

Para ello, los dota de hasta 25.000 euros, con un tipo de interés fijo durante toda la vida de la operación. Podrá devolverse en un plazo muy flexible, de hasta 6 años, y sin garantía real.

El auge de estos productos de carácter social ha llevado a que esta entidad bancaria haya ampliado sus objetivos hasta llevarlos a los trabajadores autónomos o emprendedores que deseen dar un impulso a su negocio y dispongan de unas rentas anuales inferiores a 60.000 euros, así como a microempresas con menos de 10 empleados y con una facturación no superior a dos millones de euros al año.

Tiene un importe máximo de 25.000 euros, que podrá amortizarse en 5 años y, también sin garantía real. Con este microcrédito podrán financiar el inicio, la consolidación o ampliación de su negocio, además de atender las necesidades de circulante.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.