Busconómico

¿Cuándo es conveniente agrupar deudas y cuándo no?

La reunificación de deudas consiste en agrupar en un sólo préstamo, adaptado a la situación personal, todas la deudas en una cuota mensual y de menor coste.

Se trata, por tanto, de una opción que nos facilita la devolución de todos los créditos contraídos.

En este estudio, te presentamos un análisis de cuándo es conveniente realizar esta operación, sus desventajas, y los mejores préstamos para agrupar tus deudas.

Cuándo es conveniente agrupar deudas

Las situaciones en las que se recomienda realizar una reunificación puede ser muchas y cada contexto resulta distinto, sin embargo, existen ciertos casos en los que la utilización de este recurso puede resultar bastante beneficiosa:

Cuando tu endeudamiento asfixia tu economía

Te recomendamos agrupar las deudas cuando, sumando los gastos básicos para vivir y los pagos de los préstamos pendientes, excedes los ingresos mensuales que recibes.

Cuándo agrupar deudasIncluso aunque tengas suficiente para pagarlo todo, si el porcentaje de tus ingresos que dedicas a pagar deudas supera el 50%, puede ser conveniente reunificarlos para pagar menos cada mes y permitirte ahorrar un poco.

Es importante conseguir un colchón de dinero que podamos utilizar para alguna emergencia. Con la agrupación de deudas en un solo préstamo reduces la cuota mensual y consigues una mayor liquidez todos los meses para vivir más holgadamente.

Si estás devolviendo muchos créditos al mismo tiempo

Aunque los intereses de las deudas que estas pagando no sean excesivos ni supongan una carga demasiado elevada, puede resultar muy útil y cómodo agruparlas todas en un único préstamo que nos facilite su pago mensual y nos permita administrar mejor los gastos que tenemos cada mes.

Cuando el tipo de interés de las deudas está por encima del mercado

Por último, es aconsejable agrupar deudas si las condiciones contractuales de éstas suponen que debas pagar un tipo de interés muy superior al de los préstamos disponibles actualmente en el mercado. Conseguirás así reducir el coste total en concepto de intereses.

Cuándo no unificar tus deudas

Por lo general, a no ser que te encuentres en alguna de las situaciones mencionadas anteriormente, no se suele recomendar agrupar préstamos, y especialmente si te encuentras en algunas de las situaciones siguentes:

Cuando puedas pagar tus préstamos holgadamente

Te recordamos que la reunificación de deudas no es gratuita porque hay que asumir los gastos de cancelación anticipada de los préstamos actuales, la comisión de estudio y gastos de formalización del nuevo préstamo, así como otras comisiones de gestión que cobra el banco o la agencia mediadora.

Si puedes pagar tus deudas, calcula muy bien los gastos de su unificación antes de proceder a realizarla.

Cuando el coste final del préstamo unificado resulta mucho más elevado

A pesar de contar con un menor tipo de interés, la agrupación de deudas suele conllevar un aumento en el tiempo de devolución de la deuda. Esto provoca que la acumulación de los intereses a pagar terminen encareciendo el coste final del préstamo.

A pesar de ello, suele recurrirse a esta opción para reducir el coste mensual, pero si el cambio va a suponer pagar mucho más en concepto de intereses quizá no sea una buena idea.

Cómo reunificar tus deudas: modalidades

La mayoría de las veces, la reunificación se concentra en un préstamo más barato o, por lo menos, más flexible. Suele tratarse de un préstamo hipotecario, con la vivienda como garantía ante un impago.

En este sentido, la unificación de deudas puede ser interesante cuando la deuda de tu hipoteca ya está amortizada en, al menos, un 80%.

Reunificar deudasPor otro lado, también existe la reunificación de deuda sin hipoteca, que suele ser a través de un préstamo personal, con la garantía de tus ahorros, ingresos o tus bienes.

En ambos casos, puede ser que se nos exija contar con un avalista; es decir, una tercera persona que esté dispuesta a responder con sus bienes e ingresos, en caso que no podamos hacer frente a nuestra deuda.

Si ves necesario reunificar tus deudas, te aconsejamos que te asegures de contar con unos ingresos mínimos regulares, para no llegar a un embargo de tu vivienda o tus bienes.

No obstante, la entidad financiera previamente hace un estudio de viabilidad para asegurarse de que el deudor podrá devolver la deuda.

Los mejores préstamos para unificar las deudas

Te recomendamos buscar opciones para la agrupación de deudas en más de una entidad bancaria o intermediario financiero para comparar las ofertas, comprobar que la cuota no supera la suma de los pagos actuales y pedir una previsión de gastos y comisiones.

Sin embargo, la opción más barata siempre es optar por la entidad financiera con la que tengas la deuda más elevada, la cual te puede proponer las siguientes opciones:

  • Concesión de una ampliación de hipoteca que reunifique todas las deudas, cuando el valor del bien hipotecado garantiza el capital necesario para obtener la reunificación de las deudas.
  • Cancelación de la hipoteca inicial si existiera, y concesión de una hipoteca nueva que reunifique todas las deudas.
  • Concesión de un préstamo personal.

ING

El préstamo Naranja de ING ofrece un 6,11% TAE, sin comisiones y sin necesidad de domiciliar tu nómina, ser cliente, ni contratar un producto asociado. Es perfecto para cancelar deudas pendientes de otros préstamos o tarjetas de crédito.

Se trata de un préstamo personal pensado para personas que dispongan de ingresos regulares provenientes de una nómina o pensión, y también para trabajadores autónomos.

Préstamo Naranja
Préstamo Naranja
  • TAE: 6,12%
  • Plazo mínimo: 12 meses
  • Plazo máximo: 84 meses

  • Interés: 5,95%
  • Importe mínimo: 6.000 €
  • Importe máximo: 60.000 €

ING te concede su préstamo Naranja en menos de 15 minutos, con un importe de 6.000 a 60.000 euros, a devolver en un plazo de 1 a 7 años. No te cobra las comisiones de apertura, ni estudio y tampoco por amortización anticipada.

La contratación del préstamo puede realizarse enteramente online. Para ello, la entidad envía un mensajero gratis que recoge la documentación necesaria para formalizar el contrato, como es una fotocopia de tu nómina o pensión, junto con una fotocopia del DNI, y el formulario de contratación.

Los clientes que trabajan habitualmente con ING tienen un préstamo Naranja preconcedido, que se puede activar en cualquier momento.

Cetelem

Con Cetelem puedes conseguir préstamos personales de hasta 60.000 euros, con un plazo de devolución máximo de 8 años. No necesitas cambiar de banco, ni contratar un producto adicional, y tampoco pagar comisiones.

El tipo de interés del préstamo depende de la finalidad del mismo, del importe solicitado y el plazo de devolución, aunque el tipo más habitual es del 5,95% TIN.

Préstamo personal
Préstamo personal
  • TAE: 6,12%
  • Plazo mínimo: 12 meses
  • Plazo máximo: 120 meses

  • Interés: 5,95%
  • Importe mínimo: 4.000 €
  • Importe máximo: 60.000 €

La entidad financiera te da la posibilidad de contratar un seguro de protección de pagos, con el que garantizas la amortización de tus cuotas en caso de paro, si caes enfermo o sufres un accidente. Igualmente, si eres cliente del banco Cetelem, puedes unificar tus préstamos y pagar una única cuota.

Puedes solicitar tu préstamo personal en la web de Cetelem, las 24 horas del día. Tras rellenar la solicitud, recibes respuesta inmediata de si es viable el préstamo, y dispones de tu dinero en un máximo de 48 horas.

Younited Credit

Con la plataforma Younited Credit puedes solicitar hasta 40.000 euros, a devolver en 6 años. En función de la finalidad del préstamo, la calificación del riesgo y su duración, el tipo de interés oscila entre el 6,95 y el 19,90% TAE.

Para poder pedir este préstamo personal no puedes figurar en ASNEF, y debes tener una fuente regular de ingresos.

  • Younited Credit
  • Importe del préstamo: entre 1.000 € y 40.000 €
  • Plazo: entre 24 y 72 meses

El proceso de solicitud se realiza desde la web de Younited Credit, donde eliges la finalidad del dinero, la cantidad y el plazo. Después, rellenas tus datos personales y firmas el contrato.

Este intermediario financiero cobra una comisión del 1% por la gestión del préstamo.

SuitaPrest con garantía hipotecaria

Este préstamo permite conseguir hasta 300.000 euros, dependiendo del valor de vivienda, y el plazo de reembolso es de 20 años. Además, permite solicitar una carencia de capital de hasta 5 años, y es posible pedirlo aunque aparezcamos en ASNEF o RAI.

Préstamo con garantía hipotecaria
Préstamo con garantía hipotecaria
  • TAE: 14%
  • Plazo mínimo: 12 meses
  • Plazo máximo: 240 meses

  • Interés: 8%
  • Importe mínimo: 10.000 €
  • Importe máximo: 300.000 €

No exige justificante de ingresos, y obtenemos la respuesta de su concesión en 24 horas. El TIN puede variar desde el 8 al 14%.

Este préstamo no cobra comisión de estudio ni asesoramiento, aunque existe una comisión de apertura del 1,3%.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.