Busconómico

Cuidado con dejar tu cuenta en números rojos

Dejar tu cuenta en números rojos puede llegar a salirte especialmente caro.

A menudo, se suele decir que entrar en descubierto en un accidente que le puede ocurrir a cualquiera. Al fin y al cabo, un cargo imprevisto y un mes especialmente intenso en lo que se refiere a los gastos podría dejar nuestra cuenta temblando. Si nos despistamos, puede llegar el fin de mes, la liquidación de la tarjeta o el cobro de los recibos, y nuestra cuenta termine marcando en negativo.

El problema es que ese descuido suele acarrear que el banco nos cobre una buena cantidad de comisiones e intereses que nos harán lamentarnos durante una buena temporada. Se trata de cargos muy elevados que, en su mayoría, no dependen del importe al que ascienda la deuda en la que hayamos incurrido, por lo que apenas una pequeña cantidad en números rojos puede suponer un coste llamativo.

¿Cuáles son las comisiones por dejar la cuenta en descubierto?

Tal y como avanzamos en la introducción, el descubierto bancario acarrea diversas penalizaciones que procedemos a analizar pormenorizadamente.

Comisión por reclamación de posición deudora

sin dinero en los bolsillosLa comisión por reclamación de posición de deudora consiste en la aplicación de una penalización con un importe fijo, con independencia de a cuánto ascienda al descubierto.

Teóricamente, sirve para compensar a tu entidad por las gestiones llevadas a cabo para notificarte la entrada en descubierto de tu cuenta. No obstante, y teniendo presente que hoy en día se trata de un proceso automatizado informáticamente, el importe es cuanto menos cuestionable.

Nos referimos a cantidades que pueden alcanzar casi los 40 euros. El Banco Santander cobra 39 euros. Le siguen a la zaga Sabadell, Bankia, Caixabank, Unicaja, etc. con una media de 35 euros. Afortunadamente, algunas de estas entidades establecen un límite mínimo del descubierto para proceder al cobro de la comisión y que suele rondar los 60 euros, como es el caso del Banco Sabadell o el Banco Popular.

Por supuesto, hay bancos que aplican comisiones por debajo de la medida o incluso llegan a eliminar este tipo de cargos a sus clientes. ING Direct y Kutxabank aplican una comisión de 30 y 25 euros respectivamente; mientras que Selfbank la reduce hasta los 14,90 euros. Por su lado, EVO Banco ha optado por no cobrar esta comisión, ni tampoco la que vamos a explicar a continuación.

Comisión por descubierto

La comisión por descubierto consiste en un porcentaje sobre el importe máximo de descubierto que haya tenido lugar a lo largo de la jornada en la que se procedía a la liquidación de posiciones en la cuenta. Normalmente, se trata de un periodo de 24 horas, durante las que se realizan una serie de tentativas para intentar liquidar las posiciones deudoras con el saldo de la cuenta, de forma que el cliente puede depositar el dinero necesario a lo largo de la jornada.

En el caso de que el saldo resultase insuficiente al final del periodo de liquidación, entonces no sólo se procederá a aplicar la citada comisión de notificación de descubierto, sino que también se cobrará una comisión de entre el 1% y el 4,5% en concepto de comisión de descubierto. Estos porcentajes responden a las cifras habituales del sector y depende, por tanto, de la entidad de la que se trate.

Obviamente, es fácil apreciar la notable diferencia entre un extremo y otro, lo que manifiesta de nuevo los distintos criterios dentro del sector bancario. Dicho esto, conviene tener en cuenta que la jurisprudencia española ha estimado que este tipo de comisión no debería suponer la aplicación de un tipo de interés que supere en más de 2,5 veces el interés legal del dinero de forma anualizada.

Quizá cabe preguntarse, cuál debería ser el porcentaje a aplicar, ahora que los tipos de interés se encuentran en terreno negativo.

Interés acreedor

La puntilla la pone el hecho de que el banco también cobre unos intereses por el dinero que ha aportado para cubrir nuestra posición deudora. Al fin y al cabo, el saldo negativo supone que alguien ha tenido que cobrar un dinero que nosotros no teníamos en la cuenta.

Teniendo en cuenta que ya se está cobrando una comisión por descubierto, el cargo del interés acreedor parece redundante y abusivo. Sea como fuere, es otro factor que contribuye a encarecer aún más ese “descuido tonto”.

Medidas para prevenir el descubierto de tu cuenta bancaria

Prevenir siempre ha sido mejor que curar, máxime si tenemos que pagar comisiones bancarias de alrededor de 35 euros. Así que te recomendamos adoptar las medidas necesarias para evitar el descubierto. De hecho, a menudo, es más fácil de lo que parece.

Aplaza las compras con la tarjeta de crédito

Muchos de los descubiertos son ocasionados por la liquidación mensual del saldo dispuesto con la tarjeta de crédito. La cuestión es que el tipo aplicado por las tarjetas en el caso de comprar aplazadas o fragmentadas puede resultar superior al que tengamos que pagar por un descubierto; especialmente, si éste es relativamente modesto.

En esas circunstancias, y siempre y cuando sea posible, te recomendamos aplazar la liquidación de saldo, fragmentando las compras que hayas realizado con la tarjeta, de manera que tengas saldo suficiente para cubrir la parte que pagues cada mes.

Tendrás que afrontar los intereses de la compra aplazada pero, al menos, no tendrás que sufrir el cobro de la dolorosa comisión por notificación de descubierto, los intereses acreedores, ni la comisión por descubierto.

Solicita un adelanto de nómina

Utilizar la tarjeta de crédito no es el único recurso a tu alcance. Muchas entidades adelantan la nómina a aquellos clientes que la tienen domiciliada en su cuenta. Es más, muchos bancos ni siquiera cobran intereses o comisiones por dicha operación, lo cual resulta evidentemente más económico que tener que pagar los cargos ocasionados por entrar en números rojos.

Utiliza un minicrédito rápido

Si el importe por el que se te aplica el descubierto en cuenta corriente no es muy elevado, quizá te puede salir a cuenta solicitar un minicrédito. Estos pequeños préstamos tienen una tasa de interés elevada, pero si el importe en negativo no supera los 100 euros, siempre te saldrá más barato un mínicrédito que pagar las elevadas comisiones fijas que aplican los bancos.

  • Vivus
  • Importe del préstamo: entre 50 € y 1.000 €
  • Plazo: entre 7 y 30 días
  • Euroloan
  • Importe del préstamo: entre 200 € y 4.000 €
  • Plazo: entre 5 y 48 meses
  • SofKredit
  • Importe del préstamo: entre 5.000 € y 100.000 €
  • Plazo: entre 1 días y 240 meses
  • HolaDinero
  • Importe del préstamo: entre 100 € y 1.000 €
  • Plazo: 61 días
  • Dineo
  • Importe del préstamo: entre 50 € y 500 €
  • Plazo: entre 5 y 30 días

Pide la condonación de la comisión

Finalmente, no descartes la posibilidad de solicitar a tu gestor bancario la anulación de la comisión que te hayan cobrado por el descubierto. Si eres un buen cliente y se trata de la primera vez, es posible que acceda.

 

Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Sí, acepto expresamente la política de privacidad
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes)
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Al aceptar nuestra política de privacidad. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com