Busconómico

La Declaración, ¿mejor individual o conjunta?

Una de las preguntas más habituales entre los contribuyentes es cómo presentar la Declaración de la Renta, si de manera individual o de manera conjunta.

La respuesta no suele ser siempre la misma, ya que depende de las circunstancias particulares de cada persona y de cada unidad familiar: si los dos trabajan, si hay uno de los miembros que está en paro, si se pueden aplicar deducciones o si los hijos reciben algún tipo de renta, entre muchos otros.

Pero entonces, ¿cuándo compensa presentarla de manera individual o conjunta?

Como norma general, la declaración conjunta interesa cuando uno de los cónyuges no recibe ingresos o éstos son muy bajos. En el resto de los casos, normalmente compensa presentar la Declaración de forma individual. 

¿Quién puede presentar la Declaración conjuntamente?

La primera pregunta que nos deberíamos hacer es: ¿puedo presentar yo la Declaración conjunta?

Existen una serie de requisitos para acceder a esta posibilidad, que se resumen en formar parte de una misma unidad familiar.

Se considera como tal un matrimonio y los hijos, en caso de tenerlos, o bien una familia monoparental, formada por el progenitor y sus hijos.


¿Individual o conjunta? Estos son los mínimos personales y familiares

Los mínimos personales y familiares difieren en función de la forma en la que se presente la Declaración.

Declaración de la RentaAsí, mientras para una Declaración individual el mínimo personal y familiar asciende a 5.550 euros por cada cónyuge; es decir, se aplicaría una exención inicial de 11.100 euros, en la Declaración conjunta sin embargo el mínimo sería el mismo (5.550 euros), con independencia del número de miembros que integren la unidad familiar.

En este caso, además, se aplicaría una reducción en la base imponible de 3.400 euros anuales por tributación conjunta en el caso de unidad familiar con hijos no separados legalmente.

Es decir, la reducción total sería de 8.950 euros, muy por debajo de los 11.100 euros de la tributación individual.

Además, si los contribuyentes cumplen una serie de requisitos (ser mayor de 65 ó de 75 años), la reducción aumenta en la Declaración conjunta:

  • Cuando el contribuyente sea mayor de 65 años, el importe mínimo aumentará en 1.150 euros anuales, hasta los 6.700 euros anuales.
  • Cuando el contribuyente sea mayor de 75 años, este importe aumentará hasta los 8.100 euros, es decir, 2.550 euros más al año.

Entonces, ¿qué me compensa más?

La forma de presentar la Declaración de la Renta depende de una serie de factores.

Si ambos cónyuges trabajan, por ejemplo, compensará presentar la Declaración de forma individual, ya que cada uno de los contribuyentes que forman la unidad familiar podrán beneficiarse del mínimo de 5.550 euros,  es decir 11.100 euros, en lugar de los 8.950 que se aplicarían en caso de Declaración conjunta.

Sin embargo, si solo trabaja uno de los dos miembros de esta misma unidad familiar, será más interesante realizar la Declaración conjunta, ya que el mínimo asciende desde los 5.550 euros hasta los 8.950 euros, 3.400 euros más. 

La forma de la tributación dependerá asimismo de las deducciones que cada contribuyente pueda aplicarse.

Por ejemplo, si la unidad familiar tiene una hipoteca con derecho a deducción (es decir, aquellas que se constituyeron con anterioridad al 1 de enero de 2013), es más conveniente realizar la declaración por separado, ya que el importe máximo de deducción sería el doble (18.080 euros en lugar de 9.040).

Lo mismo ocurre con otro tipo de deducciones, como las aportaciones a los planes de pensiones, cuyo máximo asciende hasta los 16.000 euros.

Una de las ventajas de la tributación conjunta es la posibilidad de compensar pérdidas patrimoniales y las bases liquidables negativas, como por ejemplo las pérdidas por ventas de inmuebles, acciones o pérdidas de la venta de participaciones en fondos de inversión.

Si este es el caso, es importante saber si hay pérdidas patrimoniales que puedan compensar ganancias entre los dos miembros de la unidad familiar. En este caso la tributación conjunta será interesante.

Se trata de hacer cuentas, y valorar qué tipo de Declaración nos interesa más.

En la mayor parte de ocasiones, es más interesante presentar la Declaración individual.

Sin embargo, en determinadas Comunidades Autónomas en las que se aplican diferentes deducciones, puede que compense presentar la Declaración de forma conjunta.

Una buena ayuda para ver qué nos conviene más la ofrece el programa PADRE, ya que si introducimos en una misma Declaración los datos del declarante y el cónyuge podremos elegir en todo momento entre las modalidades "Declarante", "Cónyuge" y "Declaración Conjunta" y visualizar en "Resumen de resultados" las columnas comparativas de las 3 modalidades, para detectar enseguida la mejor modalidad, además de que el programa nos avisa de cuál es la mejor opción con el rótulo "MÁS FAVORABLE".


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.