Busconómico

Depósitos bancarios: a menor plazo, ¿mayor rentabilidad?

depósitos ahorroEs un hecho. La baja rentabilidad se seguirá manteniendo durante mucho tiempo y es muy probable que también en años sucesivos.

La política expansiva del Banco Central Europeo está lejos de concluir, y el hecho de que la Reserva Federal haya subido los tipos de interés, ha mandado un mensaje al mercado del que se desprende que la asimetría en las políticas de uno y otro banco central continuarán en un futuro cercano, lo que sin duda servirá para beneficiar a la renta fija de Estados Unidos en contraposición con la renta fija europea.

En estas circunstancias se da un fenómeno ciertamente curioso: los depósitos a corto plazo dan, en algunas ocasiones, una rentabilidad superior a los depósitos a más largo plazo.

Y digo curioso porque, en condiciones normales, el ahorrador exige una rentabilidad mayor cuanto más tiempo permanezca su capital inmovilizado ya que, además, tiene que asumir un riesgo superior por su dinero durante ese periodo de tiempo, si bien es cierto que los depósitos a plazo son uno de los productos más seguros que existen.

Pero, ¿bajo qué condiciones está ocurriendo esto? 

Los Depósitos Bienvenida: mayor rentabilidad en plazos pequeños

La primera explicación a este fenómeno es la aparición de nuevos depósitos bienvenida que las entidades ofrecen a sus clientes durante un pequeño período de tiempo determinado con el fin de captar nuevos clientes.

Al vencimiento de este plazo fijo, que suele situarse en el entorno de entre 2 y 3 meses, el capital pasará a un nuevo producto financiero, generalmente otro depósito u otra cuenta, que remunera el dinero con un tipo de interés mucho menor.

En realidad, se trata de un tipo de depósito que está vinculado a la contratación de otro producto.

En los Depósitos Bienvenida es donde se esconden los mejores plazos fijos, especialmente si tenemos en cuenta que se trata de plazos bajos que, en la mayoría de los casos, se vinculan a una cuenta remunerada, con lo que ello implica: total disponibilidad, sin máximos ni mínimos en cuanto a las aportaciones realizadas, sin plazos, etc.

Poco atractivo de los depósitos con plazos largos

Aunque el objetivo de las entidades es la captación de clientes para mantenerlos el mayor tiempo posible contratando productos dentro de su entidad, cada vez son más los ahorradores que prefieren contratar un producto promocional a corto plazo para ir encadenando sucesivos plazos fijos con los que rentabilizar sus ahorros, en lugar de un solo producto con plazos más largos a pesar de sus mayores rentabilidades.

En un entorno de bajos tipos de interés, el efectivo se presenta como un activo más que los inversores también tienen en cuenta.

Los ahorradores prefieren disponibilidad de dinero en efectivo antes que depósitos a plazo fijo a más de dos años con una rentabilidad que, en muchos casos, está muy poco por encima que sus hermanos pequeños.

Sin embargo, esta práctica cada vez más extendida implica estar muy encima de las ofertas vigentes en el mercado en cada momento, algo que no siempre es posible.

No en vano, los productos que más acogida están teniendo entre los ahorradores son aquellos con disponibilidad absoluta e inmediata del dinero.

Entonces, ¿corto o largo plazo?

dudasLa lógica nos dice que la mejor alternativa son los depósitos a corto plazo y si puede ser dentro de los catalogados como depósitos bienvenida, mucho mejor, con el objetivo de ir encadenando nuevos depósitos y cuentas remuneradas con el paso del tiempo.

Su atractivo radica en que son depósitos que tienen una mayor liquidez, al tener un plazo de unos 3 meses, y un mayor interés, generalmente en torno al 2%.

En cualquier caso, en un contexto de bajos tipos de interés que previsiblemente se mantendrá en los próximos años, los depósitos han perdido parte del atractivo que venían teniendo en años anteriores, cuando proporcionaban un interés cercano al 3 ó 4% TAE.

Las alternativas a este tipo de productos, como los fondos de inversión, están comiendo mucho terreno a los productos que tradicionalmente han colocado las entidades financieras entre sus clientes más conservadores.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario Sigrid (09 enero 2017)
Encuentro una incongruencia muy grande que haya depósitos a 36 meses que den hasta un 0,5%, habiendo cuentas a la vista que dan 10 veces más. Así como depósitos a corto que dan 0,10%. No lo entiendo ni lo entenderé nunca. ¿Quien va a meter durante 3 años un depósito que de tan poca rentabilidad si hay cosas (a veces en la propia entidad) que da mucho más por menos? De verdad que no lo entiendo.