Busconómico

Descubiertos en cuenta corriente: consejos para evitarlo y entidades que cobran menos por ello

Durante todos estos años de crisis, una de las muchas pérdidas que han sufrido las familias ha sido su capacidad de ahorro. A priori, podría parecer un riesgo derivado de la crisis financiera que ha sido un huracán para todo el mundo durante los últimos años. Pero a su vez, trae consigo una desventaja muy importante: los descubiertos en las cuentas bancarias.

Es decir, como diría mi abuela, estar en números rojos.

Los bancos, siempre al quite, nos imponen una sanción por este motivo en forma de unos intereses muy elevados que puede suponer más de un problema para la economía familiar.

Parece que las entidades financieras, una vez que han visto rebajadas las ganancias en sus negocios tradicionales (hipotecas y créditos), han compensado esta merma de ingresos a través de otros métodos.

España ha sido tradicionalmente uno de los lugares de Europa donde más comisiones pagan los clientes a los bancos por sus servicios, pero la situación ha empeorado mucho con la crisis: tan solo durante el periodo 2007-2014, los bancos españoles, según estudios, han llegado a incrementar hasta en un 185% determinadas comisiones.

De todas las comisiones bancarias, quizá la más onerosa y sangrante sea la de descubierto, ya que suele deberse a un descuido por nuestra parte evitable y además se trata de una de las comisiones más caras que pocas veces baja de los 50 euros, ya que el banco nos cobra por tres conceptos: reclamación por posiciones deudoras (en torno a los 40 euros de media), comisión por descubierto (alrededor del 4,5%) e interés del descubierto (en torno al 9,5% TAE).

¿Cómo evitar caer en descubiertos de cuenta?

Existen una serie de consejos o trucos para no encontrarnos en esta situación o intentar mitigar el número de veces.

Algunos de los más comunes:

  • Tener dos cuentas en la misma entidad: siempre y cuando al menos una de ella tenga una cantidad generosa de ahorros, si en otra cuenta nos queda al descubierto, como práctica general, los bancos suelen pasar el resto del abono de una cuenta a otra. Se trata de una práctica que aunque puede parecer invasiva, puede ahorrar una cantidad importante de dinero. En cualquier caso, siempre podemos realizar transferencias periódicas entre las dos cuentas para evitar este tipo de problemas.

  • Pactar con el banco que nos avise antes de cobrar: los bancos, cuando recibimos un recibo, no tienen porqué hacer el pago de forma inmediata. Disponen de un tiempo antes de hacerlo efectivo. Una buena opción es que el propio banco nos avise de la existencia de un descubierto y un recibo pendiente, si bien es cierto, que algunos bancos cobran por este motivo, el importe es menor que tener que hacernos cargo del propio descubierto.

  • Conseguir un anticipo de nómina: acudir al departamentos de RRHH de nuestra empresa para pedir una anticipo de la nómina no es la única solución; algunas entidades financieras como Bankinter o el Banco Popular anticipan las nóminas unos días y La Caixa o Banco Sabadell tienen cuentas “especiales” que adelantan al día 25 el cobro de pensiones o algunas nóminas. De esta manera, se evitan riesgos que pueden ser evitables.

  • Pedir un mini crédito: si ya sabemos que vamos a incurrir en un descubierto, otra opción (aunque a veces poco recomendable) es solicitar un mini crédito a cualquiera de las entidades financieras que se ofertan hoy en día. Es posible que entre todas ellas, exista una que cobre menos que nuestro propio banco por el descubierto en nuestra cuenta.

Para que nos hagamos una idea, un descubierto de unos 90 euros durante 7 días en un banco puede tener un coste de alrededor de 55 euros; sin embargo pedir un mini crédito de 100 euros o menos durante una semana en determinadas entidades financieras solo nos costará unos 7 euros.

¿Qué entidades me cobrarán menos por los descubiertos?

Estos son solo alguno de los consejos que podemos llevar a cabo para mitigar el coste que supone un descubierto o incluso evitarlo, pero siempre tendremos que estar pendientes.

La manera más sencilla de evitar costes adicionales en nuestra cuenta bancaria y comprobar si tenemos o no saldo es acudir a algunas de las entidades financieras que no cobran intereses por el descubierto en cuenta.

Este el caso de la Cuenta Inteligente de EVO y la Cuenta Joven de EVO, que no te cobran por descubierto. Otro caso similar es el Servicio Nómina de Unicaja, con el que puedes llegar a un descubierto de hasta 300 € en tu cuenta sin intereses, claro está, esa deuda tendrás que saldarla con la siguiente nómina.

Otras entidades que no cobran comisiones por descubiertos en las cuentas bancarias son Openbank o ING Direct aunque sí tienen un interés por demora en la devolución del importe descubierto.

Conclusiones

Hay que estar muy pendiente cuando tenemos poco saldo en nuestras cuentas bancarias de no incurrir en descubiertos en la cuenta.

Si somos de esas personas que estamos siempre al límite, tendríamos que pensar la posibilidad de acudir a algunas de las opciones bancarias en las que los descubiertos no son compensados por las entidades financieras con intereses.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.