Busconómico

Diferencias entre tarjetas de débito y prepago

El uso del dinero de plástico sigue aumentando de forma imparable en nuestra sociedad. Cada vez más persona usan las tarjetas en alguna de sus opciones, ya sean de crédito, débito y prepago. Todas ellas son útiles e interesantes y por ello en este artículo vamos a ver las diferencias entre tarjetas de débito y prepago para que puedas sacarle el máximo partido a ambas.

Funcionamiento de las tarjetas de débito y de prepago

Las tarjetas de débito están asociadas a una cuenta bancaria, pero a diferencia de las tarjetas de crédito en las que se puede disponer de un importe previamente concedido por el banco, se tenga o no saldo en la cuenta bancaria, en las tarjetas de débito solo podremos gastar hasta el saldo que tengamos en nuestra cuenta. Es decir, pagamos de lo que realmente tenemos sin pedir prestado, a crédito, cantidad alguna a la entidad bancaria.

Tarjeta N26 Mastercard
Tarjeta N26 Mastercard
  • TAE: Consultar
  • Cuota anual: 0 €
  • Límite de crédito: Consultar
Tarjeta de débito Visa
Tarjeta de débito Visa
  • Cuota anual: 0 €
  • Dinero a débito gratis en: todos los cajeros del mundo.
Mastercard Débito 4B
Mastercard Débito 4B
  • Cuota anual: 0 €
  • Dinero a débito gratis en: Cajeros Banco Santander

Por otro lado, en las tarjetas de prepago también podemos hacer cargos de cualquier tipo de compras de productos o servicios, e igualmente que las de débito, el importe se carga directamente en el saldo de la tarjeta, sin crédito alguno. La diferencia básica es que la tarjeta de prepago funciona como un monedero electrónico que necesita de recarga cada vez que agote su saldo, mientras que en la tarjeta de débito podremos usarla en tanto no gastemos el saldo de la cuenta asociada o no traspasemos los máximos de seguridad diarios y mensuales que hayamos establecido.

Tipos de tarjetas de prepago en función de los datos personales

Si hablamos de identificación en las tarjetas de prepago podemos encontrar dos tipos:

  • Las tarjetas prepago anónimas. En este caso no hay ningún tipo de identificación del titular. Es un monedero electrónico puro y duro. En algunas ocasiones no necesitan ni pin ni firma, pero también las hay con las características más clásicas.
  • Las tarjetas prepago identificadas. Aquí las tarjetas si están vinculadas a los datos de su titular.
Tarjeta prepago VIABUY
Tarjeta prepago VIABUY
  • Cuota anual: 69,90 €
Tarjeta e-Cash
Tarjeta e-Cash
  • Cuota anual: 0 €
Tarjeta prepago ecard gratis
Tarjeta prepago ecard gratis
  • Cuota anual: 0 €

Tipos de tarjetas de prepago según su soporte físico

  • Tarjetas prepago con chip. En este tipo de tarjetas, la cantidad del dinero del que se puede disponer con la tarjeta se guarda dentro del chip que lleva incorporado. Suelen ser del tipo anónimas anteriormente citado, que no requieren contraseña ni firma. El objetivo de esta característica es agilizar al máximo el pago de pequeñas transacciones electrónicas a costa de perder un margen de seguridad, pero se sobreentiende que las cantidades que existen en la tarjeta no son muy elevadas, por lo que el riesgo de su uso en caso de robo tampoco es muy grande. Originalmente se denominó a este tipo de tarjetas, tarjetas monedero, aunque actualmente hay algunos bancos que incluyen en dicha denominación otras con diferentes características.
  • Tarjetas prepago con banda magnética. En este caso, la tarjeta es muy similar a la de débito, pero con la salvedad que el saldo disponible en la tarjeta tiene que ser recargado mediante un traspaso desde la cuenta bancaria correspondiente.
  • Tarjetas virtuales. Este tipo de tarjetas están específicamente pensadas para operar en Internet. No tienen un soporte físico y, al solicitarla obtendrás un número de tarjeta, una fecha de caducidad y un número pin para su uso como si de cualquier otro tipo de tarjeta se tratara.

Comparativa de características entre tarjetas de débito y tarjetas prepago

  • Tarjetas de débito y prepagoCrédito. En ambas tarjetas no existe crédito alguno y solo se puede gastar el dinero que realmente tienes.
  • Cuenta asociada. Las tarjetas de débito estás van asociadas a una cuenta bancaria, mientras que en las tarjetas prepago disponen de un saldo propio desvinculado de cualquier cuenta.
  • Recargas. Las tarjetas de débito no necesitan recarga alguna y seguirán funcionando en tanto dispongamos de saldo en nuestra cuenta bancaria. No obstante, suelen disponer de un importe máximo para operar, ya sea por operación o por otro período de tiempo. En cambio, las tarjetas prepago solo funcionan con recargas específicas y su saldo no aumentará por el mero hecho de ingresar dinero en nuestra cuenta bancaria sino que tendremos que realizar la correspondiente recarga en la tarjeta prepago.
  • Comisiones. Las tarjetas de débito pueden tener comisión por emisión o renovación, así como por sacar dinero de cajeros automáticos que no sean del propio banco. Las tarjetas prepago no suelen tener comisiones, pero es muchas ocasiones se incluye un coste por cada recarga que se realiza.

Principales ventajas de las tarjetas prepago sobre las tarjetas de débito

  • Confidencialidad y seguridad. Al no estar vinculadas directamente con nuestra cuenta bancaria y tener un límite en cuanto a su importe, el uso de este tipo de tarjetas nos da un toque extra de seguridad y confidencialidad en nuestras compras. El robo de identidad, phishing o el uso fraudulento de la tarjeta no son viables, como en los caso de las tarjetas de crédito, ya que los importes están controlados y se hace un menor uso de los datos personales.
  • Autocontrol. A veces es difícil resistirse a las compras compulsivas y el tener una tarjeta que nos permite realizar compras hasta importes elevados, incluso sin tener saldo en la cuenta como ocurre con las de crédito, puede ser una tentación irresistible para muchas personas. En cambio, con las tarjetas prepago se define una cantidad de antemano y con eso nos aseguramos de que no habrá más gastos que el importe de la recarga

Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Sí, acepto expresamente la política de privacidad
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes)
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Al aceptar nuestra política de privacidad. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com