Busconómico

5 errores comunes que puedes cometer cuando vas a elegir un préstamo rápido

Los préstamos rápidos se han convertido en una alternativa para muchas personas que necesitan liquidez de forma urgente. Sus características más ventajosas son, precisamente, que se conceden en un corto espacio de tiempo, que no suelen exigir ningún tipo de vinculación y que los requisitos para su concesión suelen ser bastante sencillos de cumplir, pues en algunos casos se conceden incluso cuando el solicitante figura en un fichero de ASNEF.

Sin embargo, los préstamos rápidos no están exentos de riesgos. A pesar de que normalmente se conceden por importes pequeños y plazos poco dilatados, lo cierto es que en la solicitud de un préstamo de este tipo hay errores que normalmente se cometen pero que en realidad no son difíciles de salvar si tenemos en cuenta una serie de consejos. Estos son algunos de los errores más habituales

Fijarse únicamente en la TAE

préstamos rápidosTodas las entidades están obligadas a publicar la TAE de sus productos en la información de sus productos, y los préstamos rápidos no son una excepción. Sin embargo, fijarse en la TAE para comparar con otros préstamos es, en este caso, un error. No tiene sentido comparar los costes de un préstamo rápido con los costes de un préstamo a largo plazo, ya que el TAE es una tasa anual y normalmente se devuelve en pocos días y los importes concedidos son significativamente más bajos que en el caso de un préstamo convencional.

De este modo, los honorarios del préstamo rápido dan como resultado una TAE que parece desproporcionada, superior al 1.000 % en muchos casos. En estos casos, lo más recomendable es comparar los honorarios que cobra una u otra empresa y ver si son razonables. Para conocer el coste hay que fijarse en la cantidad que se solicita y en la cantidad que hay que devolver para ver si nos interesa, la TAE en operaciones a muy corto plazo no es un indicador que nos permita comparar de la mejor manera.

Los plazos son importantes

A diferencia de lo que ocurre con los préstamos convencionales, un plazo más largo implica en algunas ocasiones menores intereses a pagar. En general, esto se debe a que los costes son fijos dependiendo del tramo que barajemos cuando pedimos el préstamo rápido. Por ejemplo, en algunos casos como Kredito24, los honorarios son los mismos si se pide a 30 días ó a 24, igual que a 16 ó a 23. En cualquiera de estos dos casos, compensa aplazar el plazo lo máximo posible, de modo que consigamos una TAE más reducida dentro de lo posible.

¿No sabes qué empresa te concede la financiación? Mejor evalúa la seguridad de la empresa

Son muchas las empresas que operan concediendo créditos rápidos en España en la actualidad. Algunas de ellas incluso se anuncian en televisión, de modo que mucha gente decide escoger esta posibilidad por la relevancia que da la televisión. Sin embargo, la imagen que da la publicidad no siempre está relacionada con la solvencia de la empresa. Pero entonces, ¿hay algún otro método para evaluar su seguridad? La respuesta es sí.

Si bien es cierto que estas empresas no están reguladas por el Banco de España ni por la CNMV, porque no son exactamente bancos, no quiere decir que no estén regulados. Es más, tienen que ceñirse a las leyes de consumo de su sector.

No pidas un crédito rápido para pagar otro préstamo

Es, posiblemente, la peor decisión que podemos tomar. Pedir un crédito rápido para pagar otro préstamo puede acabar conduciéndonos a una espiral de deudas de la que es muy difícil salir. Esto se extiende también a quienes solicitan un crédito para pagar los gastos iniciales y comisiones de otros préstamos, especialmente los más onerosos como una hipoteca. Si no tenemos suficiente dinero ahorrado, lo mejor es que no pidamos una financiación de estas características.

Ante todo, sentido común

Los créditos rápidos están pensados para casi cualquier persona, independientemente de la calidad crediticia del solicitante y de las deudas que tenga contraídas. Las empresas lo conceden en un tiempo récord. y algunos ni siquiera comprueban si el solicitante está incluido en un fichero de morosos. Sin embargo, que sean tan fáciles de obtener no quiere decir que tengamos que tomárnoslo a la ligera. Nadie nos va a perdonar si no podemos pagar una cuota, y un impago puede acarrear unas comisiones bastante significativas y provocar un problema de endeudamiento grave.

En Busconómico | Préstamos rápidos online


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.