Busconómico

¿Tienes un ecommerce? Que no te la jueguen

Siempre tenemos tendencia a pensar en los derechos del consumidor, de hecho todas las advertencias, artículos y demás bibliografía que vas a encontrar en Internet suele estar encaminada a advertir al usuario de los peligros de las compras online, de los fraudes, de los robos de identidad (phising, pharming, etc) y demás engaños encaminados a estafarle.

Pero muy pocas veces pensamos en el vendedor, en el individuo o empresa que se arriesga y monta un negocio online; muchas veces sufre también el acoso de estafadores que intentan engañarle mediante métodos poco ortodoxos, a veces sencillos de detectar y otras veces mucho más complicados.

Para aquellos que empezáis con una tienda online, con toda la ilusión del mundo y con ganas de vender a espuertas, hemos querido compartir este artículo porque, pese a todo lo que os habrán dicho, internet (y en concreto un ecommerce) no es la solución a todos los problemas ni tampoco la panacea mundial, por mucho que se esfuercen en escribir algunos gurús del medio en otros sitios.

Al igual que en una tienda física existe el riesgo de que entre alguien a robar género, atracarte o incluso vaciar tu almacén mientras duermes, en internet existen los mismos riesgos, con el agravante de que, además, tú habrás sido el culpable por no prestar atención a los aspectos básicos de seguridad.

Si tienes una tienda online te interesa leer estas recomendaciones y casos reales sobre estafas con las que puedes encontrarte durante el desarrollo de tu actividad:

  • El pago con tarjeta robada. En internet pueden comprarse bases de datos de tarjetas robadas a 40 dólares, estas tarjetas son las que los delincuentes utilizarán para comprar en tu ecommerce.

    ¿Cómo detectarlas? La verdad es que es muy complicado, pero normalmente si detectas una compra fuera de lo normal, extraña (modelos que nunca piden, gran cantidad de un mismo modelo, etc), lo más seguro es que estén intentando colártela. Entra en tu gestor TPV y mira los movimientos, si ves que han habido varios intentos de acceso a un mismo pedido (o similar) con diferentes tarjetas (hasta que una ha validado), empieza a sospechar.

    Otra pista es ver cómo en un corto plazo de tiempo el mismo personaje ha intentado hacer varias compras que han acabado abandonadas en la cesta de compra, justo en el pago. Muchas de estas compras fraudulentas vienen de países como Venezuela, Colombia, República Dominicana, etc. O incluso desde el continente africano.

  • La venta al por mayor. Si en el primer paso te la han colado (recuerda que el banco no te avisará del  movimiento fraudulento hasta 30 días después del pago, en la liquidación del TPV) seguramente se pondrán en contacto contigo (normalmente por teléfono) para hacerte una gran compra. Gran cantidad de productos, los más valiosos y más vendibles de tu tienda, claro. Te aseguran que el pago jamás será un problema porque lo realizarán mediante tarjeta de crédito, robada, claro.

  • El envío urgente. Este tipo de fraude es de los de la vieja escuela y juega con la bondad del propio vendedor. Normalmente se usa en tiendas personales, no de grandes empresas, porque el factor humano es esencial en este caso. El contacto se produce antes de la compra, normalmente por email. Nuestro "cliente" tiene mucha prisa, necesita hacer un regalo de cumpleaños y se ofrece a pagarlo mediante transferencia bancaria.

    El vendedor quiere satisfacer al cliente, como es normal, y éste recibe un comprobante de transferencia escaneado, todo parece correcto y el género se envía con celeridad. Pero por mucho que esperes jamás verás reflejado en tu cuenta dicho ingreso. 

  • La triangulación. Este método es mucho más sofisticado y afecta tanto a cliente como a vendedor. Ejemplo: Un cliente compra en una tienda online que no sabe que es ilegal, de hecho es una tienda totalmente operativa que acepta todo tipo de pagos (normalmente con tarjeta).

    El usuario compra un producto y a su vez, utilizando tarjetas robadas, la tienda pirata compra el mismo producto en una tienda legal remitiéndoselo a su comprador. Cuando se descubre el fraude, la tienda legal denuncia al usuario por fraude en la tarjeta, pero el que realmente es el estafador es la tienda ilegal que ha utilizado una tarjeta robada para hacer la compra.

  • Friendly Fraud o "fraude amistoso". Un cliente compra de forma legítima un producto utilizando sus datos verdaderos, tarjeta de crédito lícita y todo de forma correcta. Tras recibir el género hace una reclamación al banco (o paypal) diciendo que él nunca hizo esa compra o en el caso de PayPal no haberla recibido jamás. El vendedor se queda sin el género (ya enviado) y con una devolución del cargo en su cuenta bancaria.
Como ves, montar un ecommerce o tienda online puede traernos muchos dolores de cabeza y debemos estar preparados, no en vano se estima que las empresas que tienen presencia online estiman sus pérdidas en un 0,5% sobre su facturación anual debido al fraude online. Y pese a que pueda parecer que no es muy abultado, este porcentaje no deja de crecer mes a mes. 

Para evitar ser víctima de este tipo de fraudes que, según el monto, puede acabar con el margen de beneficios de todo un mes, deberías tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Piensa mal y acertarás. Si ves algo que no te cuadra, algo sospechoso en una venta online,... investiga. Hoy en día estamos casi todos fichados en Internet, busca los datos de contacto en Google, en Facebook, en Linkedin, prueba con el DNI, con el email de contacto, etc. Si no está en ningún sitio, empieza a sospechar. Y ante cualquier duda no envíes el género hasta estar 100% seguro.

  • Establece unas pautas de seguridad. Crea un guión para todas las ventas, un acto que deberás seguir en cada venta, sea real o ficticia. Sigue los pasos uno a uno para evitar sorpresas. Si necesitas 3 días para ver que una transferencia llega a tu número de cuenta espera esos 3 días, no arriesgues, sé cauto.

  • Utiliza métodos seguros como pasarela de pago. Las pasarelas bancarias de pago que incluyen el código CES o 3D-Secure se hacen responsables de las compras fraudulentas que afectan a tu negocio. Aunque el índice de abandono de cestas de la compra es mucho más alto merece la pena utilizarlas, sobretodo si eres un pequeño comerciante que empieza.

  • Si la compra proviene de un país de otro continente investiga a fondo, sobretodo si tienes restringida la compra a países europeos. En el caso de compras nacionales cuyo monto supere la media normal de tu cesta de compra investiga. No es normal que desde barrios marginales compren 10 televisores de 42 pulgadas, ¿verdad? llama, contacta con ellos, busca información en Internet sobre el método que han utilizado. Si han estafado a alguien más es probable que alguien haya dejado constancia de este hecho en algún blog o red social.
Para evitar ser víctima de una estafa, engaño o fraude a través de Internet (el consejo también sirve para la vida real) hay que ser cauto, utilizar el sentido común y no dejarse llevar por negocios extraños de altas rentabilidades a corto plazo. Como decíamos en los tiempos de la peseta: "nadie regala duros a cuatro pesetas".

Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario Antonio B (04 mayo 2016)
Uno de los métodos más viejos del mundo es cuando te echan toda la prisa del mundo, por favor, que es para un cumpleaños, necesito que esté allí el día tal y cual, te dice que paga por transfer, y si eres un tipo con corazón, vas de buena fe y se lo envías confiando en que la transfer aparecerá al día siguiente en tu cuenta, pero jamás aparece, entonces pasas a ser de buena persona a pardillo. En ecommerce nunca debes mostrar compaxión, cuando aparece el pago envías, y aún así siempre te quedará la duda de si la compra fue legal. La verdad es que tener una tienda online es bastante estresante.
Enlace permanente al comentario Marcos (05 marzo 2014)
En cuanto al Friendly Fraud o "fraude amistoso" no es cierto. Si no prueba a acudir a tu banco para echar atrás un compra con tarjeta de crédito o débito vía online verás lo que te dicen...
Enlace permanente al comentario Diego (05 marzo 2014)
Bueno es comentar el caso de Friendly Fraud o "fraude amistoso" el vendedor con respecto a la venta por transacción mediante Paypal al cobrarle Paypal generlamente 3,5 % de comisión de la venta (si el 3,5 % lo he dicho bien tela eh!) pues puede defenderse alegando entrega del artículo con número de seguimiento que le proporciona la agencia de transportes, albarán del transportista etc. Me ha ocurrido en alguna ocasión que al comprar una vez entregada la mercancia en 24 horas,cancelaron el pago diciéndoselo al banco, me puse en contacto con Paypal y lo resolvieron en cuestión de 2 días. Es una de las cosas que hay que defender y alabar de Paypal que aunque la comisión es algo elevada tiene respaldo tanto comprador como vendedor.
http://planetbuy.eu/
Enlace permanente al comentario Isaac Palacio (05 marzo 2014)
La triangulación, ¿puedes detallar más este método? No acabo de ver el beneficio del estafador.
Enlace permanente al comentario Paco (05 marzo 2014)
Interesante artículo, lo único que no me ha gustado ha sido esta parte:
"Piensa mal y acertarás. Si ves algo que no te cuadra, algo sospechoso en una venta online,... investiga. Hoy en día estamos casi todos fichados en Internet, busca los datos de contacto en Google, en Facebook, en Linkedin, prueba con el DNI, con el email de contacto, etc. Si no está en ningún sitio, empieza a sospechar. "

La parte de "si no está en ningún sitio, empieza a sospechar".
Yo hago compras (legales por supuesto) en amazon, ebay, etc. y no estoy registrado ni en facebook ni en linkedin ni en nada de eso, simplemente porque no me gustan las redes sociales, con mis amigos salgo de cañas y no nos hace falta sacarnos fotos los fines de semana para subirlas y que las vea el resto del mundo.
¿Entonces según tus reglas no soy alguien de confianza solo por no tener perfil en internet?
Enlace permanente al comentario Axel Rose (05 marzo 2014)
Bitcoin es la mejor solución que existe a ese problema. Las targetas de crédito no fueron diseñadas para usarse en internet. Cuando haces un pago con targeta estás dando toda la información necesaria para que alguien pueda dar un uso indebido de ella.