Busconómico

¿Estoy obligado a presentar la Declaración de la Renta?

pago declaración de la RentaTodos los años a principios de abril comienza la temporada de preparación para rellenar y presentar la declaración de la renta.

Es como una tradición más en el calendario: la Navidad, la Semana Santa, las vacaciones de verano y nuestra obligación primaveral con la Agencia Tributaria.

Sin embargo, se trata de una tradición más odiada que deseada.

Completar y presentar la declaración de la renta no implica que tengamos que pagar pero sí lleva asociado una serie de quebraderos de cabeza, de papeleo y de pérdida de tiempo, cuando no de dinero.

Cierto es que en los últimos años, gracias al borrador que pone a nuestra disposición la Agencia Tributaria, las familias que no tienen variaciones patrimoniales de un año a otro han reducido (y mucho) el tiempo dedicado a esta labor.

Sin embargo, no todo el mundo tiene que pasar por este trámite. Existen multitud de contribuyentes que no están obligados a presentarla, lo cual no quiere decir que no la tengan que hacer, pues la pérdida de tiempo compensa si el resultado de la declaración sale a devolver, y muchas veces con creces.

¿Y cómo sé si debo presentar la declaración de la Renta?

preguntas sobre la RentaA priori, y de forma obligatoria, todas las personas que reciban rentas de algún tipo, bien sean del trabajo, por algún depósito bancario o por un alquiler, están obligadas a presentar la declaración de la renta.

Además de ellos, todas las personas que se hayan beneficiado de alguna deducción por inversión (por ejemplo en vivienda), donaciones a patrimonios protegidos, planes de pensiones, cuenta ahorro-empresa, deducciones por maternidad, nacimiento o adopción, entre muchas otras, también están en la obligatoriedad de presentar la declaración.

A diferencia de la creencia popular, la obligatoriedad de presentar la declaración en los supuestos anteriores no implica que se tenga que pagar a Hacienda. Es simplemente un mecanismo de control administrativo.

El resultado de la declaración es lo que realmente determina el cobro o pago a Hacienda.

A pesar de todos los supuestos anteriores, la principal forma de saber si se está obligado a presentar la declaración son los ingresos del trabajo. Aunque en realidad todas las personas físicas están obligadas a ponerse al día con el fisco, la propia Agencia Tributaria también ha establecido unos supuestos que eximen de presentar declaración a un cierto colectivo de contribuyentes.

Estos casos en los que no es obligatorio presentar la declaración de la Renta, para el ejercicio 2018, son:

  • Por norma general, todos aquellos contribuyentes que hayan percibido de un solo pagador rentas inferiores a 22.000 euros brutos anuales, si bien es cierto que en la mayoría de estos casos, el resultado de la declaración será a devolver.
  • En el caso de tener más de un pagador y los ingresos anuales brutos fueran inferiores a 14.000 euros, tampoco estás obligado a hacer la declaración de la renta siempre y cuando la suma de dinero del segundo y restantes pagadores no supere la cifra de 1.500 €. Por ejemplo, si tienes dos pagadores, de uno percibes 17.000 € y de otro trabajo realizado como “freelance” percibes 2.000 €, en este caso, aunque los ingresos totales anuales son inferiores a 22.000 € sí estás obligado a presentar la declaración porque los ingresos del segundo pagador son superiores a los 1.500 €.

Otros supuestos que nos eximen de presentar la declaración

A pesar de que los dos supuestos anteriores suelen ser los más habituales, existen una serie de supuestos adicionales que eximen al contribuyente de tener que presentar declaración, siempre que se esté por debajo de los límites anteriores.

Entre ellos, están:

  • Aquellos contribuyentes cuyos rendimientos del capital mobiliario no superen los 1.600 euros brutos anuales, y siempre y cuando estén sometidos a retención o ingreso a cuenta. Por ejemplo, por el cobro de un dividendo o de los intereses devengados por un depósito a plazo fijo. Pero si hemos vendido acciones que normalmente no llevan retención, sí que tendremos que presentar declaración, para regularizar con Hacienda.
  • Los contribuyentes que hayan obtenido rendimientos de Letras y Bonos del Tesoro, subvenciones para la adquisición de VPO (Viviendas de Protección Oficial o rentas inmobiliarias imputadas), con un límite conjunto de 1.000 euros anuales.
  • Por último, los contribuyentes que hayan obtenido exclusivamente rendimientos del trabajo, del capital mobiliario o de actividades económicas y ganancias patrimoniales siempre y cuando la suma de todos ellos no supere los 1.000 euros anuales y las pérdidas patrimoniales sean inferiores a los 500 euros.

No obstante, tal y como hemos apuntado, que no estemos obligados a presentar la declaración de la renta no es sinónimo de que no nos compense presentarla dado que, de esta manera, podríamos beneficiarnos de las deducciones correspondientes y, aun cuando no nos corresponda ninguna deducción, es muy probable que el resultado de nuestra declaración nos salga a devolver.

Todo es cuestión de hacer una simulación para verificarlo y, acto seguido, tomar la decisión de si presentarla o no presentarla.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.