Busconómico

¿En qué consiste el flujo de caja libre?

Todas las empresas necesitan contar con una capacidad financiera que les permita solventar situaciones difíciles en caso de que vengan mal dadas.

Esto les permitirá cumplir sus obligaciones con proveedores y clientes, además de poder crecer como empresas y emprender nuevos retos o mejoras en el servicio que prestan.

Una de las variables que miden de mejor forma la capacidad financiera de una empresa es el flujo de caja libre o FCL, cuya importancia se resume en mostrar el valor financiero de una organización aunque muchas empresas no lo conozcan o lo confundan con otros conceptos, como el flujo de caja de tesorería.

¿Qué es el flujo de caja libre?

El flujo de caja libre es la cantidad de dinero disponible por la organización para cubrir deuda o repartir dividendos, una vez se hayan deducido el pago a proveedores y las compras del activo fijo (construcciones, maquinaria, vehículos,...).

Por eso es libre, porque se puede distribuir entre las diferentes necesidades de la empresa como ésta lo considere conveniente una vez se han satisfecho todos los pagos obligatorios.

Se conoce también como flujo neto de caja.

Son los flujos de caja que se obtienen a partir de las actividades operativas, una vez que se han satisfecho las necesidades de inversión, y por tanto, pertenecen a aquellas personas interesadas en la gestión correcta de la organización, aquellos que han aportado recursos financieros a la organización.

Entre estas personas se incluyen tanto los acreedores,al permitir cubrir lo que se denomina el servicio de la deuda: devolución de principal más el correspondiente pago de los gastos financieros asociados, principalmente intereses, como a los socios o accionistas.

Los primeros, porque esperarán que la empresa les devuelva los fondos prestados mientras que los segundos esperarán recibir una remuneración por su inversión en forma de dividendo.

¿Cómo se calcula el FCL?

El flujo neto de caja se calcula como el resultado contable de sumar al flujo de caja operativo las necesidades netas de inversión.

Matemáticamente, el FCL se puede calcular siguiendo el siguiente flujo de resultados que, al fin y al cabo, se resume en eliminar todos los gastos necesarios para la correcta operatividad y funcionamiento de la empresa:

  1. Margen operativo bruto = Ventas realizadas – Costes de Ventas – Gastos generales.
  2. Beneficio antes de intereses e impuestos (BAIT) = Margen operativo bruto – Amortizaciones.
  3. Beneficio neto = BAIT – Impuestos.
  4. Necesidades Operativas de Fondos (NOF) = Caja + Clientes + Existencias – Proveedores.
  5. Flujo de Caja Libre = Beneficio Neto + Amortización – Inversión en Activos Fijos – Inversión en NOF.

Desde un primer momento, es necesario restar las amortizaciones puesto que, a pesar de que no constituye una salida de tesorería en sí mismo, sí que puede ser la causa de una ligera depresión en el efectivo de la empresa como consecuencia de la depreciación de los activos fijos de la empresa.

Normalmente, al igual que ocurre con otros indicadores financieros, podemos llegar a estimar el valor futuro del flujo de caja libre atendiendo a los datos históricos de la empresa si sus ventas son estables a lo largo del tiempo.

Conclusiones

El flujo de caja libre es, en definitiva, la principal medida para medir la rentabilidad de una empresa. Los accionistas tendrán que estar pendientes de este valor, ya que es el que les hace generar ingresos no solo para la propia empresa, sino también para que ellos se puedan repartir parte del pastel de los ingresos obtenidos por la compañía en el último año.

No en vano, se trata de un indicador al que los inversores dan mucha importancia pues, al fin y al cabo, se trata de la parte que finalmente se distribuirá entre los accionistas.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.