Busconómico

Fondos garantizados o depósitos a plazo fijo, ¿quién da más?

Los hogares están cambiando sus decisiones de inversión. Con una política de bajos tipos de interés en los depósitos, producto que tradicionalmente había sido el elegido por los ahorradores para colocar su dinero sin ningún riesgo, las familias han comenzado a huir de un producto tan seguro para decantarse por los fondos de inversión, cuyas ventajas a nivel de liquidez y fiscalidad son mucho mayores.

Entre ellos, el producto que más interés está ganando son los fondos de inversión garantizados, un producto financiero que tiene como atractivo el hecho de que el partícipe recupera la totalidad de su capital al vencimiento, además de un interés.

Sin embargo, no debemos esperar grandes beneficios de este producto en términos de rentabilidad ya que, al tratarse de un producto de renta fija, tiene los mismos inconvenientes que los productos de su misma categoría.

Pero, si hay que elegir, ¿qué compensa más? ¿un fondo de inversión garantizado o un depósito a plazo fijo?

¿Son productos garantizados?

fondos garantizados o depósitosLa primera pregunta que se le viene a la mente a cualquier ahorrador que quiere depositar su dinero en uno de estos productos es: ¿realmente son productos garantizados?

Como norma general, el perfil de ahorrador que se está fijando en ellos es el de una persona conservadora y con una elevada aversión al riesgo, que busca mantener su capital asegurado aunque sea a costa de obtener una rentabilidad menor.

En este sentido, los depósitos están totalmente garantizados, y no solo porque el capital se devuelve al vencimiento del contrato junto con los intereses pactados, sino también porque es el propio estado el que, a través del Fondo de Garantía de Depósitos, se encarga de garantizar hasta los primeros 100.000 euros por titular y entidad.

Los fondos de inversión garantizados, por su parte, aseguran la devolución de la totalidad de lo invertido en una fecha concreta, pero no siempre se incluyen los intereses.

Para garantizar este capital, normalmente se incluye algún tipo de seguro que sirve para cubrir las caídas coyunturales de los mercados, y cuyo coste se calcula como una menor rentabilidad del fondo.

Se trata, por tanto, de un producto que tiene un sobrecoste en forma de prima que normalmente es asumido por sus partícipes.

Ahora bien, a diferencia de otros fondos de inversión, en los que existe total disponibilidad de nuestro dinero, en un garantizado tenemos que esperar hasta que finalice el plazo firmado en el contrato de suscripción, con importantes penalizaciones si lo reembolsamos de manera anticipada.

¿Cuál de los dos ofrece mayor rentabilidad?

En términos de rentabilidad, los fondos de inversión garantizados son más atractivos que los depósitos.

Mientras la rentabilidad media de estos últimos en España no pasa del 0,40%, algunos garantizados ofrecen una rentabilidad del 3,5% TAE. Este plus de rentabilidad está condicionado al cumplimiento de las condiciones del contrato, que normalmente se traduce en una menor liquidez.

Normalmente, la media de plazo de vencimiento en los fondos de inversión garantizado es de 4 a 5 años, aunque se pueden encontrar algunos productos con plazos más bajos.

En cualquier caso, los fondos de inversión garantizados cuentan con una mayor ventaja fiscal, ya que no es necesario tributar por ellos hasta que no se reembolsen.

Gracias a esta ventaja, podremos traspasar el capital entre varios fondos sin tener que pagar a Hacienda, una ventaja que no tienen los depósitos a plazo fijo. 

Por tanto, en términos de rentabilidad, los fondos de inversión garantizados son la mejor opción. Aunque, eso sí, debemos tener claro cuáles son las rentabilidades mínima y máximas que ofrecen leyendo el folleto del mismo, para evitar tener sustos más adelante.

Entonces, ¿cuál me conviene?

No existe una respuesta única a esta pregunta. Todo depende de cuál sea nuestro perfil de inversor.

Así, por ejemplo, si buscamos rentabilidad por nuestro dinero que podemos dejar inmovilizado durante varios años y disfrutar de un tratamiento fiscal mucho más favorable, los fondos de inversión garantizados son la respuesta. Si por el contrario queremos tener un mayor control de nuestra inversión y mayor liquidez, aunque sea a costa de sacrificar rentabilidad, lo mejor será contratar un depósito a plazo fijo.

En cualquier caso, siempre podremos contratar ambos y disfrutar de las ventajas de los dos, ya que no son ni mucho menos excluyentes. Son productos que se complementan muy bien para que el ahorrador escoja el que mejor le convenga en cada momento.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.