Busconómico

¿Hasta cuándo puede seguir bajando el euríbor?

calculadora hipotecasEl euríbor a doce meses, ese índice con el que la mayor parte de mortales sueñan, no para de dar alegrías a las familias españolas.

Desde que comenzó la crisis, no ha parado de bajar, hasta registrar varios mínimos históricos, el último de los cuales se produjo en febrero de 2016, cuando alcanzó por primera vez tasas negativas del -0,008%.

Así, los hipotecados españoles han visto reducida su factura mensual hipotecaria de manera notable, a excepción de aquellos hipotecados que hayan tenido cláusulas suelo en sus contratos de préstamo.

Por ejemplo, una buena hipoteca de 200.000 euros al que le quedasen 24 años para amortizarlo, habrá visto cómo su factura anual se reduce en unos 400 euros solo con la bajada del euríbor.

Sin embargo, cuando la música para, la fiesta se acaba. Si eres de los que tiene una hipoteca, quizá te estés preguntando ¿hasta cuándo puede seguir bajando el euríbor?

¿Conviene contratar una hipoteca a tipo variable en estas circunstancias?

Y es que los continuos mínimos históricos del euríbor también tienen sus riesgos: que ya no quede margen para más bajadas en el futuro. La inminente subida de tipos en Estados Unidos y el próximo fin de las operaciones de flexibilización cuantitativa del BCE son dos de los mayores riesgos que pueden hacer que el euríbor deje de bajar, perjudicando a todos los prestatarios.

Todo depende de los bancos centrales

Por el momento, y al menos así seguirá siendo, las políticas monetarias expansivas llevadas a cabo por parte del BCE pueden seguir provocando nuevas caídas en los tipos de interés y, con ello, del euríbor.

Una recuperación más débil de lo esperado, unido a las enormes tensiones deflacionistas que se están produciendo en la actualidad en la Unión Europea, llevará al BCE, tal y como ocurrió con la Reserva Federal hace unos años, a mantener e incluso ampliar el programa de compras durante un período más largo, haciendo que los niveles de este indicador sigan cayendo.

No obstante, existe un riesgo exógeno muy importante para la evolución de este índice: la inminente subida de tipos en Estados Unidos.

Si se produce este escenario a corto plazo (y Janet Yellen ya ha anunciado que así será), lo lógico es que numerosos capitales abandonen la eurozona buscando activos más seguros y rentables, lo que puede provocar desequilibrios en el euro en forma de una mayor depreciación. Si esto se produce, la presión sobre el Banco Central Europeo para aumentar de manera precipitada los tipos de interés será enorme, y quizá sea la única política válida desde entonces.

Pero, además, y teniendo en cuenta que los mercados funcionan descontando eventos futuros, la decisión de la Reserva Federal puede precipitar los acontecimientos.

De hecho, una de las razones por las que la Reserva Federal está posponiendo su decisión de subir tipos a reuniones posteriores es debido a que esto puede provocar todo un auténtico tsunami en los mercados financieros, en especial en las economías emergentes. 

Pero nada de alarmarse, ya que en caso de producirse este escenario, no se esperan vaivenes agresivos alcistas en la evolución del euríbor, al menos a corto plazo. De hecho, la previsión de Bankinter es situar al euríbor en el entorno del 0,2% para principios del año que viene, y Caixabank lo fija en el 0,22%, muy alejado de su cifra media histórica, en torno al 2,61% y, por supuesto, a años luz de su máximo marcado allá por el año 2008 que alcanzó el 5,39%. Por tanto, el euríbor seguirá estando bajo durante, al menos, el próximo año.

Ojo, que los plazos hipotecarios son muy largos

Si a corto plazo el consenso de los analistas puede predecir el comportamiento del euríbor, el medio y el largo plazo son auténticas incógnitas.

Nadie puede saber con fiabilidad lo que ocurrirá en la economía mundial en los próximos diez años, y no digamos ya los próximos 20 ó 30, ni siquiera echando un vistazo a la evolución de los tipos de interés a largo plazo.

Dado que la economía se mueve por ciclos, en algún momento llegará la ansiada recuperación económica que, paradójicamente, puede traer malas noticias para los hipotecados.

Las tensiones inflacionistas pueden ser un foco de tensión económica, ya que pueden provocar un cambio de rumbo radical de las políticas monetarias y hacer que volvamos a hablar de máximos, en lugar de mínimos. Y aquí es donde los hipotecados pueden sufrir, ya que las revisiones encarecerán la cuota a pagar por nuestro préstamo.

No obstante, hay alternativas para evitar que las futuras cuotas de nuestra hipoteca se nos acaben atragantando. Las hipotecas a tipo fijo o los seguros contra las subidas del euríbor pueden ser interesantes para reducir nuestra exposición al riesgo de subida de esta indicador.

En cualquier caso, que nadie piense que el euríbor va a continuar bajo permanentemente, porque ya no hay mucho más margen para posteriores reducciones, con lo cual hay que estar atento porque puede ser un auténtico palo para nuestro bolsillo. 

Cómo aprovechar la bajada del Euribor

Un buen consejo para personas que tienen hipoteca y están viendo como su cuota mensual baja es utilizar el dinero que ahorran cada mes gracias a la rebaja de la cuota para realizar amortizaciones parciales de la hipoteca, de este modo si en el futuro el Euríbor sube no se verán afectados porque habrán rebajado la cantidad que deben con esas amortizaciones. Es un gran momento para utilizar ese ahorro en rebajar para el futuro bien las cuotas o bien el plazo de su hipoteca.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Ya encontrarán alguna cosa los bancos para darle la vuelta a la tortilla no os preocupéis. De momento los que tenemos hipoteca nos aprovecharemos del momento, pero lo dicho, como esto siga en racha negativa no tardarán en inventarse alguna otra cosa. Como dicen "la banca siempre gana", no tengáis duda.
Tengo una hipoteca a Euribor+0,50% y el Euribor ahora está en negativo y tengo la duda de si ahora el Euribor le resta al diferencial de 0,50 o se toma con valor 0.
En el caso de que reste ¿mi hipoteca podría llegar a tener un interés negativo y el banco tendría que pagarme dinero por tener la hipoteca con ellos?