Busconómico

Cómo conseguir la independencia financiera y vivir sin trabajar

La independencia financiera no es otra cosa que la capacidad de un individuo para tener todas sus necesidades económicas cubiertas sin necesidad de trabajar; es decir, disponer de activos que le generen una renta suficiente para cubrir los gastos propios de su coste de vida.

El término independencia financiera -también conocido como libertad financiera- ganó una gran notoriedad tras la publicación del libro Padre Rico, Padre Pobre. Se trata de un bestseller publicado en 1997 por Robert Kiyosaki.

La independencia financiera no es lo mismo que la riqueza financiera

Independencia financiera

Conviene tener en cuenta que la independencia financiera no implica necesariamente atesorar una gran riqueza o generar elevados ingresos. De lo que se trata es de disponer de fuentes de ingresos suficientes para cubrir el coste de vida, sin tener que dedicar trabajo, tiempo o esfuerzo a los mismos.

A este tipo de ingresos también se los conoce como ingresos inerciales, residuales o pasivos, precisamente por el hecho de que no requieren una actividad por parte del individuo, sino que éste mantiene una actitud “pasiva”, disfrutando así de sus aficiones y los placeres de la vida.

Diversos niveles de independencia financiera

Existen diversos niveles de independencia financiera fundamentalmente, teniendo en cuenta de los gastos de vida cubiertos y el nivel de riqueza acumulada.

Así, el hecho de tener los gastos básicos cubiertos proporciona seguridad financiera. Sin embargo, eso no significa que se pueda vivir el estilo de vida que se desee, pues es posible que haya que hacer ciertos esfuerzos, evitando gastos a los que no se pueda hacer frente.

Teniendo esto en cuenta, la independencia financiera se identifica más con el hecho de poder disfrutar del estilo de vida que se desea, sin necesidad de privaciones. Es decir, disponer de ingresos pasivos por encima de lo que se necesita para costear el estilo de vida que se desea, o lo que es lo mismo, disfrutar de cierto nivel de riqueza.

¿Cuáles son las principales fuentes de ingresos pasivos?

Existen muchos tipos de fuentes de ingresos pasivos.

  • Por un lado, están todos los relacionados con la inversión y los productos financieros de ahorro. Es decir, los dividendos generados por una cartera de valores, o bien los intereses generados en las cuentas remuneradas o los depósitos a plazo fijo.
  • Por otro lado, también se consideran ingresos pasivos todas aquellas rentas generadas por los bienes inmuebles que son objeto de arrendamientos.
  • En otro nivel, podemos hablar de todos aquellos negocios para los que se ha delegado las responsabilidades y tareas, de forma que el propietario ya no necesita supervisar el negocio para seguir generando un beneficio con él. Prácticamente cualquier negocio puede transformarse en una fuente de ingresos pasivos, siempre y cuando no dependa de la marca personal y la participación activa de su creador y propietario.
  • Finalmente, las regalías generadas por los derechos de propiedad intelectual (de creadores y artistas) o los derechos de imagen (por ejemplo, en el caso de actores, deportistas profesionales u otras celebridades) también son ingresos pasivos, dado que sus titulares no necesitan llevar a cabo de nuevo una actividad para cobrarlas.

Por regla general, se recomienda crear y disponer de múltiples fuentes de ingresos pasivos. De esa manera, se reduce el riesgo de que alguna de esas fuentes se vea deteriorada en un momento dado. Así mismo, también se minimiza el impacto de la estacionalidad de los ingresos por la que algunas fuentes de ingresos se puedan caracterizar.

El auge de la corriente de la independencia financiera

La independencia financiera se ha convertido en una corriente de pensamiento y una importante aspiración dentro de la sociedad actual.

Inversión pasiva

Esto es debido a que hasta ahora, el sistema social y económico en el que vivimos se basa en que los individuos sean constantemente dependientes de otra persona o entidad, y lo sean durante toda su vida:

  • A lo largo de su carrera, dependen de un puesto de trabajo, de una empresa que les proporciona dicho puesto, o de los clientes que pagan por sus servicios.
  • Tras la jubilación y durante su vejez, dependen de la pensión que les paga el Estado.

En definitiva, han sido esclavos del trabajo a lo largo de toda su vida y hasta el momento de su muerte, lo cual también ha supuesto un importante límite a sus aspiraciones en lo que a su estilo de vida se refiere.

¿Cómo lograr la independencia financiera?

Tal y como hemos indicado, para lograr la independencia financiera se necesita crear una serie de fuentes de ingresos pasivos que permitan prescindir del trabajo; o lo que es lo mismo, te posibiliten dejar de intercambiar tu tiempo (trabajando) por dinero.

En apartados anteriores ya hemos proporcionado una lista de fuentes de ingresos pasivos, por lo que para lograr la independencia financiera:

  • En primer lugar, debes centrarte en crear una o varias de estas fuentes de ingresos; es decir: una cartera de valores, un negocio que funcione de forma autónoma y/o -si está en tu mano- regalías por derechos de propiedad intelectual.
  • En segundo lugar, una vez dispongas de cierta cantidad de ingresos pasivos, puedes reducir tu coste de vida para alcanzar cuanto antes la seguridad financiera; es decir, puedes recortar los gastos no imprescindibles, para ajustarlos a tus ingresos pasivos y poder dejar de trabajar si así lo deseas.
  • En tercer lugar, debes asegurarte de generar más ingresos pasivos de los que necesitas para vivir. De esa manera, podrás ahorrar.
  • Finalmente, debes utilizar tu exceso de liquidez o ahorros e invertirlos en nuevos activos que, más adelante te generen nuevos ingresos pasivos. Dichos activos pueden ser un nuevo negocio, una cartera de valores de inversión pasiva, renta fija, inmuebles que vayas a alquilar o cualquier otra inversión que pueda generarte ingresos sin necesidad de que lleves a cabo una actividad personalmente.

Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.