Busconómico

ING Direct cumple 15 años en España

ING Direct, perteneciente al banco holandés ING, llegó a España a comienzos del año 1999 como el primer banco directo. Su filosofía era ofrecer servicios bancarios sin comisiones y operar exclusivamente por teléfono e internet. Aunque la banca online en España llegó un par de años antes, en 1997, de la mano de Bankinter, ING era un banco 100% online y sin oficinas. Un modelo arriesgado y difícil de entender para la mayoría de clientes españoles, anclados en los modelos de banca tradicional.

Aunque los comienzos fueron difíciles, a finales del año 2013 ING Direct contaba ya con 2.890.000 clientes y un crecimiento de más de 200.000 nuevos clientes cada año.

En los primeros años el producto con mayor número de clientes era sin duda la Cuenta Naranja. Al ser un banco sin comisiones muchas personas abrían su Cuenta Naranja sin costes para conseguir una buena rentabilidad por su dinero, pero teniéndolo siempre disponible. En este sentido hay que recordar que esta cuenta llegó a remunerar el dinero en al 5% TAE.

Pero ese producto “estrella” sirvió para que los usuarios españoles ganasen cada vez más confianza en este banco y comenzasen a utilizarlo como banco habitual para domiciliar nóminas, recibos, realizar transferencias, etc.

A día de hoy son más de 1 millón de clientes los que operan con la Cuenta Nómina, y de este modo ING es su banco “principal”.

Como nota destacable, en cuanto a calidad y atención al cliente, ING Direct España es el banco más recomendado y valorado en los últimos 6 años, desde el 2008 al 2013 según los estudios realizados por la empresa de estudios de mercado independiente TNS.

A la cuenta Naranja se han ido incorporando nuevos y variados productos financieros en los últimos años. Un resumen de su evolución es el siguiente:

1999: ING llega a España y ofrece su popular Cuenta Naranja.

2003: Comienza a ofrecer productos de inversión.

2004: Entra en el mercado hipotecario con la Hipoteca Naranja.

2005: Introduce su Cuenta Nómina, una cuenta 100% operativa y sin comisiones

2007: Llegan los préstamos personales, por supuesto 100% online.

2011: Seguros de Vida ING.

2012: Lanza la Cuenta Sin Nómina (igual que la cuenta nómina) y la banca para negocios (cuentas, depósitos, préstamos, líneas de crédito y TPV).

A los productos citados hay que sumar otros como el Broker Naranja, las cuentas de valores, depósitos, la cuenta Mini (para menores de edad), tarjetas, etc.

En Busconómico, todos los que formamos el equipo y residimos en España, somos clientes de ING Direct a título individual desde hace años. Tenemos experiencia personal con este banco en casi todos sus productos para particulares y empresas. A excepción de la Hipoteca Naranja podemos aportar nuestras opiniones y experiencia sobre este banco, y qué mejor momento para hacerlo que este 15 aniversario.

Nuestras principales opiniones y experiencias a nivel personal con ING son las siguientes:

Cuenta Naranja

Por Roger: desde que nació ING Direct en España, diría incluso desde el primer anuncio que salió por la tele saqué el dinero que tenía en una cuenta remunerada de la antigua Banca Catalana y puse a rendir mi dinero. Por aquel entonces creo que daban un 10%. Además, al ser autónomo muchos de los pagos con largos vencimientos a proveedores los poníamos en dicha cuenta para que los intereses fueran creciendo con dinero que "no era nuestro". Así en 3 meses el ingreso de muchas facturas cobradas al contado que se pagaban a 90 días iban generando intereses. A día de hoy la Cuenta Naranja ya no es tan atractiva, el interés que ofrecen es muy bajo si comparamos con otras cuentas bancarias "online". Aún así, la seguridad de un banco como ING Direct (y más después de todo lo que ha pasado con la banca) hace que siga confiando en la Cuenta Naranja como una cuenta remunerada bajo el lema de "menos da una piedra".

Cuenta Nómina

Por Carles: No se puede pedir más, yo estoy muy satisfecho. Teniendo la nómina domiciliada en Uno-e desde 2003, en 2009 desde ING me hicieron la oferta de ingresarme 100 euros si domiciliaba la nómina, además de devolverme el 10% de los rebibos domiciliados el primer año, después de varias promociones anteriores, por ser cliente desde 2001 con la Cuenta Naranja. La oferta ya era tan tentadora, que no me pude resistir y abrí la Cuenta Nómina de ING Direct. Recibí los 100 euros en mi cuenta después de ingresar la primera nómina y después del primer año pasaron a devolverme el 2% de los recibos (lo normal en ese momento), posteriormente con la bajada de tipos de interés ya no devuelven nada. Pero las condiciones de la Cuenta Nómina siguen siendo de las mejores del mercado, sin comisiones de ningún tipo, tarjetas de débito y crédito gratuitas, transferencias gratis, ingreso de cheques sin coste,... Tanto es así que convencí a mi madre y a mi pareja para que se abrieran la cuenta, aprovechando el famoso Plan Amigo por el que te ingresan 50 euros (a cada uno) por cada amigo que traigas, que a su vez convencieron a algunos compañeros de trabajo. Aunque Con Uno-e podía ingresar y sacar dinero en oficinas de BBVA, sólo podía sacar dinero por tarjeta sin coste en cajeros de BBVA, mientras que con ING Direct puedo sacar en cualquier cajero 4B, Servired o Euro6000 gratis. Además, con la tarjeta de crédito de ING gratuita puedes aplazar las compras sin coste hasta el día 5 del mes siguiente, una gran ayuda si todavía no has cobrado la nómina o te quedas sin dinero a mediados de mes. En 2009 me hice autónomo y dejé de ingresar la nómina, con lo que en noviembre de 2011 (más de 2 años después) me enviaron una carta diciendo que hacía meses que no ingresaba nómina y que si en el plazo de un mes no volvía domiciliarla dejaría de disfrutar de ciertas ventajas como la devolución del 2% de los recibos (que ya no está disponible para nuevos clientes), atender a los recibos domiciliados cuando no hubiera saldo suficiente o reducir el límite de la tarjeta de crédito. Lo cierto es que me daba igual dejar de tener esas ventajas, pero siguieron ingresándome el 2% de los recibos hasta que lo eliminaron para todos los clientes y el límite de la tarjeta no se vio reducido... Otra vez necesité hacer un pago importante por talón y me enviaron en 4 días un talonario de cheques en el que los 5 primeros cheques eran gratuitos sin comisiones fueran de la cantidad que fueran. Así que puedo decir lo que no he dicho nunca de ningún banco, con ING todo han sido siempre ventajas, todo ha sido claro sin trucos, llevo 13 años sin pagar ni una comisión y para mí es uno de los mejores bancos que si existen, si no el mejor.

Cuenta Negocios

Por Javier: Abrí mi Cuenta Negocios con el único requisito de domiciliar la Seguridad Social, y a día de hoy la mayoría de operaciones de mi negocio las hago a través de la Cuenta Negocios ya que no cobran comisiones por transferencias. Al poco tiempo de comenzar a trabajar con la cuenta ya me habían preconcedido una línea de crédito. Aunque no la he usado, y espero no tener que hacerlo, es una tranquilidad contar con un crédito ya preconcedido que puedo activar cuando quiera y sabiendo que sólo pagaré intereses por la cantidad dispuesta. Si en algún momento necesito financiación no tendré que ir de banco en banco a contarles mis proyectos ya que tendré la financiación que necesito con un solo clic. Eso, hoy en día, es una seguridad que te quita preocupaciones de cara al futuro o una posibilidad de financiar una oportunidad si surgiese. Mi experiencia hasta el momento es muy buena con esta cuenta y nunca me han cobrado comisiones por nada.

Cuenta Mini

Por Javier: En la actualidad tengo 2 cuentas Mini, una para cada uno de mis hijos. Busqué en el mercado toda la oferta existente en cuentas infantiles y me pareció la opción más interesante. En otras cuentas la remuneración es prácticamente nula y el gancho son regalos para los niños, a mí lo que me interesa es que paguen intereses cada mes para el futuro de mis hijos. Actualmente pagan un 1% TAE y se puede ahorrar al ritmo que uno quiera, no es obligatorio ingresar una cantidad fija mensual. El único requisito es que uno de los padres tenga una cuenta en ING, con una Cuenta Naranja es suficiente.

Broker Naranja

Por Roger: aterricé en Broker Naranja tras una mala experiencia con el BBVA y su mal servicio, no sólo a través de una cuenta sino a través de la gestión de mis acciones (por un valor de aproximadamente 3.500 euros) de varias compañías. Las comisiones por servicio y por gestión de valores eran insufribles. Así que decidí hacer el trasvase a Broker Naranja. La penalización por parte del BBVA fue brutal, no recuerdo si más de 100 euros en comisiones por cancelar con ellos la gestión de dichas acciones. A través de Broker Naranja los primeros años la gestión fue gratuita, sin comisiones, pero de unos años atrás sí cobran comisiones de custodia por la cuenta, siempre y cuando en 6 meses no compres ni vendas. Si haces alguna de estas operaciones no cobran. Sigo con Broker Naranja porque las comisiones no son excesivas y en caso de querer realizar algún tipo de operación de compra/venta puedo hacerlo fácilmente online.

Si eres o has sido cliente de ING Direct España puedes dejar tus opiniones y comentarios sobre los productos de ING que has utilizado, de esta manera ayudarás a otros usuarios a crearse una opinión de este Banco.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Sí, acepto expresamente la política de privacidad
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes)
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Al aceptar nuestra política de privacidad. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com