Busconómico

Invertir en préstamos entre particulares

préstamos entre particularesLos préstamos entre particulares son un método de financiación cada vez más utilizado, tanto para conseguir dinero como para invertir los ahorros y obtener una atractiva rentabilidad por ellos.

Las entidades que los ofrecen son plataformas intermediarias que ponen en contacto a prestamistas particulares, que pueden ser personas físicas o empresas no financieras, con solicitantes de crédito.

Ante la falta de crédito por parte de los bancos y entidades financieras tradicionales desde que empezó la crisis, los métodos alternativos para conseguir dinero se han multiplicado y han visto como su uso se ha disparado.

Los créditos rápidos a corto plazo son los más utilizados, pero los préstamos entre particulares también han experimentado un incremento muy notable.

Desde el punto de vista de los prestamistas o inversores, se trata de un método de obtener una rentabilidad bastante interesante al dinero invertido. El rendimiento supera ampliamente al ofrecido por los depósitos de renta fija actuales, pudiendo incluso llegar retornos superiores al 10%, si se gestiona bien y se siguen las recomendaciones de las plataformas para minimizar los riesgos.

Garantías y riesgos de invertir en préstamos entre particulares

Las entidades intermediarias que se encargan de poner en contacto inversores y solicitantes facilitan los medios necesarios para que el contrato y la transacción se lleve a cabo de forma satisfactoria para ambas partes. Es por esto que se establecen una serie de requisitos que el solicitante debe cumplir para garantizar que es solvente y podrá atender a las obligaciones contraídas.

Las plataformas tienen a personal experto que estudia cada caso y decide si el solicitante es apto para ser atendido por los inversores. Además, se les clasifica según su solvencia y situación económica en un nivel de riesgo determinado, lo que hace que el interés mínimo que debe pagar sea mayor o menor.

Los inversores podrán elegir el riesgo que asumen al prestar su dinero, cuánto mayor riesgo más rentabilidad, pero más posibilidades de impago.

Aún así, el riesgo asumido en estos préstamos no es muy elevado, el impago se sitúa por debajo del 5%, y el retorno mínimo está alrededor del 8% o 9%. Es importante diversificar el dinero entre muchos solicitantes para mitigar los posibles impagos que se produzcan. Ésta es la primera recomendación que realizan las plataformas de préstamos particulares a los nuevos inversores.

Existen diversas entidades que se dedican a este tipo de intermediación financiera. Las más importantes que podemos encontrar en España son Comunitae, que se limita al territorio nacional, y Bondora una plataforma internacional a través de la cual podremos invertir en préstamos para solicitantes de otros países europeos como Finlandia o Estonia.

Los préstamos entre particulares ofrecen una rentabilidad muy superior a los depósitos de renta fija actuales y son una muy buena opción para invertir nuestros ahorros y hacerlos crecer. Pero como cualquier inversión, tiene un riesgo; por lo que es importante leer detenidamente las recomendaciones y guías para inversores que ofrecen las plataformas para conseguir el mejor retorno.

Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Aunque parece una buena opción los préstamos entre particulares cuentan también con un intermediario, que realmente es el que siempre sacará más beneficio de todo. No se qué garantías legales puede tener todo el sistema y qué tan exigibles puedan ser las cláusulas que te imponen. Y sobre todo, en caso de impago ¿también van a por tus bienes? ¿quién va? ¿la empresa intermediaria? como leí en su blog hace unos días "el mejor préstamo es el que no se pide". Aún así antes que hacerlo con una de esas empresas que te sangran igual mejor hacerlo entre particulares.