Busconómico

¿Cuánto ganarás cuando te jubiles? Así se calcula la tasa de sustitución de las pensiones

La jubilación continúa siendo una preocupación para muchos trabajadores.

Motivos no faltan, pues cada vez son más los ajustes y reformas que se están llevando a cabo en el sistema de pensiones para garantizar su sostenibilidad, y las nuevas generaciones ni siquiera saben qué ocurrirá cuando a ellos les toque ese momento.

Lo que todos los trabajadores esperan es que su pensión les sirva, al menos, para mantener el mismo poder adquisitivo cuando abandonen su vida activa.

España es uno de los países con las pensiones más generosas, al menos si se comparan con los últimos salarios percibidos.

La pensión pública en España supone entre el 75 y el 80% del salario previo a la jubilación para un trabajador con unos ingresos medios, muy por encima de otros países de nuestro entorno, muchos de los cuales no llegan al 50%, siendo la media de la OCDE del 63%.

Este porcentaje es el conocido como tasa de sustitución de las pensiones, un indicador muy importante para saber si el sistema de pensiones cumple con su objetivo.

Qué es la tasa de sustitución

jubiladoLa tasa de sustitución, también conocida como tasa de reemplazo, mide la relación entre la pensión de jubilación y el último salario percibido por el trabajador.

Por ejemplo, si un trabajador percibe un sueldo de 1.000 € al mes y la pensión de jubilación que le corresponde es de 800 €, la tasa de sustitución de las pensiones será del 80%. El objetivo de este indicador no es otro que el de conocer si el sistema de pensiones cumple con su objetivo de proporcionar unos ingresos adecuados al pensionista.

Es habitual que la pensión sea más baja que los últimos ingresos del trabajador.

El motivo es que la mayoría de ellos tienen salarios más elevados al final de su vida laboral. Hay que tener en cuenta que la pensión se calcula tomando el periodo de cómputo total, que en 2019 es de 22 años.

En todo ese tiempo, es más que probable que los salarios más elevados se concentren en los últimos años de vida laboral, y esta es la razón por la que la tasa de sustitución suele ser inferior al 100%.

Cómo se calcula la tasa de sustitución

La tasa de sustitución de las pensiones es muy sencilla de calcular. Matemáticamente, es el cociente entre la pensión de jubilación y el último salario.

Es decir:

Tasa de sustitución = ( Pensión de jubilación / Último salario percibido ) x 100 (el resultado se expresa en %)

La tasa de sustitución en España

Según datos de la OCDE en su estudio “Pensions at a Glance”, la tasa bruta de reemplazo en España para un salario medio es del 82%.

Para ponerlo en perspectiva, la media de los países de la OCDE es del 63%, mientras que la media de los países de la Unión Europea es del 59% y en otros países como Francia, Portugal, Italia, Alemania o Reino Unido tienen tasas, respectivamente, del 55%, 74%, 69%, 37% y 30%.

España es uno de los países con la tasa de sustitución más elevada.

donativoMotivo de orgullo pero, al mismo tiempo, también de preocupación, pues no parece que sea muy sostenible en el tiempo.

La reforma de las pensiones reducirá sensiblemente esta tasa de reemplazo. Así lo reconoce, al menos, la Unión Europea, que estima que la tasa de sustitución va a caer en España más de 30 puntos porcentuales, y se quedará por debajo del 50%. 

Esta circunstancia surge fundamentalmente debido a un mayor periodo de cómputo para el acceso a la pensión pública.

En 2022, el periodo de cómputo para el cálculo de la pensión subirá a los últimos 25 años. Pero, además, las condiciones se agravarán hasta 2027, año en el cual se necesitarán 38 años cotizados para acceder al 100% de la pensión y una edad ordinaria de 67 años, dos más que ahora.

Qué nos deparará el futuro

Si nada cambia, y las previsiones hacen pensar que las condiciones y requisitos van a agravarse todavía más, los pensionistas futuros tendremos que asumir una reducción en nuestra pensión, y una tasa de sustitución cada vez más reducida.

En otros países, las reformas han ido dirigidas a descargar peso al primer pilar (el de las pensiones públicas) para dar cada vez más al segundo y tercer pilar (el de la previsión social empresarial y el del ahorro individual -planes de pensiones-, respectivamente). 

Solo de esta manera se podrán garantizar unas pensiones dignas, que no hagan al pensionista perder poder adquisitivo cuando se jubile y, al mismo tiempo, hacer más sostenible el sistema.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario Martín (07 octubre 2019)
Al ritmo que vamos me parece que las pensiones nos las vamos a tener que pagar de nuestro bolsillo, y más con las generaciones de vagos que están llegando. Yo como autónomo ya me estoy preparando el terreno porque no lo veo nada claro, en vez de subir mi cotización prefiero ahorrar e invertir ese dinero que complementará una pensión ridícula y quizás inexistente dentro de 20 años.