Busconómico

Liquidez para empresas y negocios

Actualmente, y por desgracia, son muchas las empresas, pymes y autónomos que se ven obligados a cerrar sus negocios por una falta de liquidez y todos los problemas que comporta.

Normalmente, sin consultar con un experto, la primera solución que se nos ocurre en un caso como éste es la de tapar dichos problemas de liquidez pidiendo más dinero, pensando en que así atajamos el problema sin tener en cuenta muchas otras cosas que quizás pasan desapercibidas.

La falta de liquidez no suele ser un problema puntual en la empresa, sino que éste seguramente viene ya de lejos, no hemos prestado atención mientras ha habido liquidez en el mercado (pidiendo dinero al banco se solucionaba el problema), pero ahora que el dinero apenas fluye por parte de la banca no hay manera de financiar ese "agujero negro" en que se ha convertido nuestra empresa.

Los años de abundancia que hemos vivido han tenido parte de la culpa, el dinero fluía alegremente, los proveedores venían a comprar nuestros productos o a contratar nuestros servicios, no hacía falta pedir financiación pues la banca la ofrecía alegremente... y así nos ha ido.

liquidez para empresas

Ahora el daño ya está hecho, la falta de control, la indecisión a la hora de tomar una determinación, el orgullo que nos impide reconocer el trabajo mal realizado, etc. pero no es hora de lamentarse, hay que coger el toro por los cuernos y enfrentarse al problema.

Pedir dinero para hacer la "pelota" más grande no es la solución a nuestros problemas.

La idea del "mañana funcionará y venderemos más" es una mala idea, por mucho que las expectativas parezcan positivas pueden llegar a ser un espejismo que agrave aún más nuestra situación.

¿Te suena de algo todo esto? ¿te encuentras en un atolladero similar?

Vamos a intentar darte unos consejos con los que conseguir algo de liquidez que te ayude a seguir financiando el negocio del que, seguramente, dependa mucha más gente.

Despeja tu mente, sé calculador, frío, haz números y enfréntate al problema.

Lo primero que debes plantearte es fijar un límite, una barrera que no debe ser cruzada, ¿hasta dónde quieres llegar? ¿cuánto dinero estás dispuesto a perder? ¿en cuánto tiempo? Una vez tienes establecida la barrera (sé realista) empieza tu particular carrera contrarreloj.

¿Cómo puedo conseguir liquidez para mi empresa?

Te vamos a proponer dos formas de conseguir más liquidez, una dependerá de tí, de tu gestión, opciones que te ayudarán a controlar tu "cash flow" y así conseguir algo más de dinero que te ayude a tapar ese agujero.

Si todo esto ya lo has hecho, o crees que no te puede funcionar porque no cumples con varios de los requisitos, te daremos otras ideas, opciones que ya no dependerán tanto de ti, sino de una tercera persona, entidad, empresa,... 

  • Aplaza el pago de impuestos. Cuando no puedes pagar hay que aplazar, e incluso la Administración de Hacienda lo sabe, por ello te permite aplzar o fraccionar el pago de tus deudas tributarias. Esta acción te permitirá ganar algo de tiempo para reordenar tu tesorería.

    Ten en cuenta que si el importe a aplazar supera los 18.000 euros tendrás que presentar una garantía en caso de que se acepte dicho aplazamiento o fraccionamiento (normalmente un aval bancario, aunque también puedes presentar créditos que tengas con clientes, o incluso una hipoteca).

  • ¿Tienes pagarés? Descuéntalos ya. Sí, ya sé que los bancos ya no te dan la opción de descontar un pagaré, pero hay muchas otras empresas que sí lo hacen (lee este artículo sobre Factoring), estamos de acuerdo en que las condiciones no serán jamás como las que te ofrecería tu banco, pero te dan aquello que necesitas ahora mismo: dinero. Eso sí, compara entre varias para ver cuál te ofrece las mejores condiciones.

    Otra opción que tienes es usar los pagarés como moneda de cambio. ¿Debes dinero a proveedores? prueba a endosarles el pagaré. Tu falta de liquidez te impide descontarlos pero seguramente ellos sí podrán y cancelarás una deuda. No es fácil, pero por probar no pierdes nada.

  • Adelanta los cobros y retrasa los pagos. La situación es comprometida, pero debes hablar con tus clientes, hacerles partícipe de tu problema de liquidez, necesitas cobrar y lo necesitas ahora. Intenta convencerles para que te paguen antes, puedes proponerles un descuento por pronto pago o mejores condiciones si lo hacen. Si tienes clientes que directamente no pagan plantéate contratar a un abogado experto (normalmente van a comisión) para ver qué opciones tienes para que lo hagan.

    Del mismo modo habla también con tus proveedores, si tienes confianza háblales con sinceridad de lo que está pasando en tu empresa, necesitas retrasar los pagos, no tienes otra opción. Hablando se entiende la gente y si la relación entre empresas ha sido siempre amable y fructuosa no tendrás inconveniente. 

  • Tener un empleado cuesta mucho dinero en impuestos. Es uno de los grandes lastres que tienen que soportar las empresas, lo sabemos nosotros, lo sabes tú y parece que el Gobierno es el único que no lo sabe. Aunque es una decisión muy difícil, el pago de impuestos que resulta tener a un trabajador asalariado a veces no compensa.

    Si puedes permitirte pagar el finiquito y la indemnización deberías plantearte sustituir a a algunos de tus empleados por agentes externos (outsourcing) para realizar parte de las actividades de la empresa.

    También puedes pactar una reducción de horas de trabajo con tus trabajadores (si están dispuestos a asumir el riesgo).

  • Optimiza y reduce el stock. Hoy en día las empresas trabajan con un mínimo de stock, si esta crisis te ha pillado con los almacenes llenos de materia prima o de producto final tienes que plantearte reducir el valor de tus existencias.

    Debes buscar el equilibrio entre tener disponibilidad suficiente para satisfacer la demanda de tus productos y el incremento de tu tesorería.

    Debes calcular de forma exacta la rotación del stock por cada producto y determinarla. No tiene sentido tener mucho stock de productos cuya rotación se calcula en meses ¿verdad? Si tienes excedente de materias primas plantéate venderlas a tus competidores, empresas colaboradoras, en Internet seguro que encuentras a alguien dispuesto a comprar materiales a buen precio.

    Si por el contrario no eres capaz de vender tus productos ya acabados empieza a plantearte una campaña agresiva de descuentos y promociones, aunque sea a precio de coste, ahora lo que manda es tener liquidez y tener dinero con el que pagar.

  • Deducciones fiscales. Averigua qué deducciones fiscales puedes obtener, las empresas pueden beneficiarse por ejemplo de una deducción fiscal por gastos de desarrollo e implementación de I+D o por innovación tecnológica que pueden llegar a alcanzar incluso el 40% según a la comunidad autónoma a la que pertenezcas.

Vale, pero necesito más dinero ...

flecha verdeSeguramente muchos de los puntos descritos en los párrafos anteriores ya los habrás puesto en práctica y no cubren la totalidad de efectivo que necesites, algunas ideas son cortoplacistas pero muchas son efectivas a un plazo demasiado largo.
Si te encuentras en esta situación solo te queda recurrir al crédito, a la financiación externa y eso puede acarrear un problema más grande si no tienes en cuenta aspectos como los plazos de devolución, intereses, intereses por demora, avales, etc.

Es por ello que te recomendamos abiertamente pensarlo muy bien antes de lanzarte a una aventura que si no tienes muy estudiada puede llevarte a la ruina, no solo empresarial sino también personal y familiar.

Existen varias fórmulas tradicionales que te pueden ayudar a capitalizar a muy corto plazo y a solucionar de forma momentánea tu falta de liquidez.

Acudir al banco en busca de un préstamo es la más usual, pero sin avales ni garantías (y tal como está la situación actualmente) es difícil que acepten tu petición, pero no te agobies, vamos a proponerte otras vías.

  • Si no es mucho el dinero que necesitas, lo primero que puedes intentar es acudir a lo que se denomina las tres "F" (family, friends and fools), o sea, a "familia, amigos y locos". Puedes pedir dinero a cambio de cierta involucración dentro del negocio, aunque ten cuidado, mezclar negocios y familia o amigos no suele ser buena idea.

  • ¿Qué es el crowdfunding? Si necesitas dinero para financiar un proyecto puedes acudir a esta fórmula de micromecenazgo que consiste en la financiación masiva por parte de varias personas para conseguir el dinero necesario para que dicho proyecto, servicio o producto se haga realidad.

    Muchas veces el pequeño inversor no lo hace para buscar una recompensa económica, sino para ver cómo gracias a su pequeña aportación puede salir adelante un proyecto con el que se identifica. Sin embargo, a través de este sistema son muchos también los que solicitan a cambio una participación en el capital social.

  • El crowdlending es un sistema similar pero orientado exclusivamente a pymes por parte de particulares y en forma de créditos. Un particular presta dinero a diferentes negocios y más tarde las compañías devuelven ese dinero más unos intereses fijados con anterioridad.

    Ésta es una formula novedosa que amenaza con desintermediar el sector bancario, ahorrando costes inútiles como las comisiones de estudio, amortización o gastos de formalización. Y esto te permite, consecuentemente, beneficiarte de menores tipos de interés.

  • El Direct lending es eficaz en negocios de tamaño medio. Su funcionamiento es simple, se conceden préstamos a pymes y empresas por parte de diversos fondos, teniendo que devolver la deuda a los inversores con sus intereses. Éste es un recurso caro, sobre todo si lo comparamos con los préstamos que nos puede conceder un banco, pero resulta mucho más flexible tanto en su contratación como en la condiciones que te harán firmar.

  • Líneas de Préstamos ICO a empresas y emprendedores. El Instituto de Crédito Oficial (ICO) pone a disposición de pymes, autónomos y empresas diferentes tipos de préstamos tanto para ayudar a financiar proyectos empresariales como para satisfacer sus necesidades de liquidez. La ventaja principal que te ofrece el ICO son las condiciones de los tipos de interés, mucho más bajos que los que te puede ofrecer tu banco.

    Puedes ver las diferentes lineas de préstamos disponibles para empresas en este enlace. Si te interesa alguna de ellas debes saber que puedes tramitar la solicitud en cualquiera de los bancos adheridos: Banca March, Banco Caixa Geral, Banco Sabadell, Bankinter, Caja Rural, Targobank, Banca Pueyo, Banco Popular, Bankia, BBVA, Santander, Ibercaja, Novagalicia Banco, Catalunya Caixa, Kutxa, Liberbank, Unicaja y La Caixa.
Ya sabes que si necesitas un préstamo puedes utilizar nuestra herramienta para comparar préstamos online, sencilla, rápida y gratuita, una excelente forma de ver de un plumazo qué entidades te ofrecen el menor tipo de interés acorde al tipo de cantidad de dinero que necesitas.

Pero recuerda, pedir dinero puede agravar tu situación, antes debes tener un plan estratégico que te permita definir no sólo a qué vas a dedicar dicho dinero sino también en qué plazo de tiempo vas a devolverlo.

Haz un presupuesto de tesorería y revisa tu "business plan" para ver en qué estado te vas a encontrar dentro del plazo de supervivencia que te hayas establecido. Y sobre todo: síguelo a rajatabla.

Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.