Busconómico

Método de inversión Bogleheads

El método de inversión Bogleheads es un sistema a largo plazo orientado a conseguir la libertad financiera sin necesidad de tener muchos conocimientos sobre economía y tan sólo dedicando unas pocas horas al año.

Pero además de ser una metodología para invertir, el sistema Bogleheads es también una filosofía que recoge una serie de pautas a adoptar para obtener un mayor rendimiento de nuestros ingresos y poder conseguir cuanto antes la independencia económica.

Su nombre proviene del inversor John C. Bogle, fundador en 1975 y CEO hasta 1999 del Grupo Vanguard, el segundo mayor gestor de fondos de inversión del mundo y el tercero de ETFs.

John Bogle realizó una tesis al finalizar sus estudios en la que ponía en evidencia que las tres cuartas partes de los fondos de inversión no conseguían superar la rentabilidad del índice americano S&P 500, que recoge las 500 mayores empresas de Estados Unidos.

A través de Vanguard popularizó los fondos de inversión indexados, aquellos que replican un indice bursátil. Además, fue pionera en reducir notablemente las comisiones y gastos asociados a la compra-venta de fondos.

Volviendo al sistema Bogleheads, se ha demostrado que es uno de los métodos con el mejor ratio rentabilidad/riesgo.

Incluso en tiempos de crisis, siguiendo sus pautas se ha demostrado que es posible no perder dinero e incluso obtener rentabilidad, superando ampliamente al inversor medio.

La filosofía de inversión queda recogida en el libro "Bogleheads' Guide to Investing" que sólo puede encontrarse en inglés, aunque es bastante sencillo de leer.

Sus ejemplos y casos prácticos están basados en el sistema americano de impuestos, por lo que algunas cosas nos sonarán a chino, pero sus consejos y pautas a seguir son muy interesantes.

A continuación recogemos los principales puntos a tener en cuenta.

Márcate un objetivo y empieza cuanto antes

Los objetivos de cada persona puede ser muy distintos y, dependiendo del tiempo y los ingresos, será más o menos fácil conseguirlos.

No es lo mismo aspirar a lograr la libertad financiera, que nos permita vivir sin tener que trabajar, que aspirar a conseguir un complemento a nuestra pensión para poder vivir un poco mejor cuando nos jubilemos.

Además, cuanto más pronto empezemos mejor, ya que será necesario mucho menos esfuerzo económico para conseguir iguales o mejores resultados.

Esto se debe al conocido como interés compuesto, que convierte a la curva de ganancias en exponencial al aplicar la rentabilidad obtenida a más dinero cada año.

Así, una persona que invierte 1.000 euros al año desde los 25 años en un método que reporta un 10% de rentabilidad anual llegará a los 60 años con una cantidad cercana a los 300.000 euros, habiendo invertido 35.000 euros. Mientras que una persona que invierte 3.000 euros al año desde los 40 en el mismo método, cuando llegue a los 60 años dispondrá de menos de 190.000 euros, a pesar de haber invertido 60.000 euros, mucho más que la anterior. Por esto es tan importante empezar cuanto antes.

Ahorra y reduce tus deudas

El primer paso para conseguir nuestro objetivo es el de reducir las deudas, si es posible a cero, e intentar ahorrar lo máximo posible para ir aportando de forma periódica al método. Puedes leer algunas recomendaciones para ahorrar muy útiles en la categoría de Ahorro del blog de Busconómico.

Para reducir las deudas existen diversas formas, pero una de las más eficientes es el método "snowball" o "bola de nieve", que ya explicamos en este artículo.

Una vez despojados de las deudas, podemos invertir la parte que deseemos del dinero que vayamos ahorrando en el sistema Bogleheads, teniendo en cuenta que cuanto más aportemos más pronto podremos conseguir la meta que deseemos.

La Cartera Bogleheads

BogleheadsPara llevar a cabo el sistema Bogleheads necesitamos crear una cartera de inversión diversificada, una parte en renta fija y otra en renta variable, con inversiones en distintos mercados, utilizando principalmente fondos de inversión indexados (más abajo explicamos sus ventajas).

Cada uno es libre de elegir el riesgo que asume en su cartera, dando más porcentaje a la renta fija para reducir el riesgo o bien aumentar la parte de renta variable para aumentarlo.

No hace falta decir que cuanto más riesgo más dinero se puede ganar, pero también aumentan las posibilidades de perder.

El ratio aconsejado es el de un porcentaje de renta fija igual a nuestra edad, es decir, si tenemos 40 años pues un 40% de renta fija y un 60% de variable.

Así, se toma más riesgo al principio, teniendo más tiempo para recuperarse si se produce un descalabro y se va reduciendo el riesgo con la edad.

Asigna también un porcentaje a las inversiones, por ejemplo, un 40% al mercado americano, un 40% al europeo y un 20% al asiático.

Periódicamente, normalmente una vez al año, deberás rebalancear la cartera para que los porcentajes se mantengan, pasando dinero de las partes que más hayan subido a las que menos.

Se trata de una estrategia a largo plazo en la que unas veces subiran unos y otras otros.

Diversifica con los fondos de inversión

Tanto para la renta fija como para la variable existen miles de fondos de inversión que tienen participaciones en muchas acciones y/o bonos soberanos al mismo tiempo. Muchos de ellos son indexados, es decir, replican el comportamiento de un índice bursátil en concrecto como puede ser el Dow Jones o el IBEX.

Mediante los fondos de inversión podemos diversificar contratando un único producto, sin tener que comprar acciones de cada empresa de forma individual.

Por ejemplo, si queremos invertir en Europa tenemos fondos indexados que replican el índice MSCI Europe, que recoge los 15 principales mercados europeos. Así, con un único fondo invertimos de forma balanceada en todo el mercado europeo.

Además, otra de las ventajas más interesantes de los fondos de inversión es la de que podemos mover nuestro dinero de un fondo a otro sin tener que pagar impuestos por los beneficios obtenidos en el primero.

Comprando acciones individuales, cada vez que vendamos deberemos pagar impuestos por las plusvalías generadas.

Con los fondos sólo pagaremos impuestos una vez retiremos el dinero de los fondos hacia nuestra cuenta corriente, por lo que si movemos el dinero durante varios años estamos reinviertiendo también los impuestos que tendríamos que haber pagado si hubieramos comprado las acciones de forma individual.

Reduce los costes

Otro punto a tener muy en cuenta es el de los costes asociados a la operativa de inversión.

Los principales son las comisiones que aplican las gestoras o brokers que utilicemos, que pueden ser por operar, por custodia o por mantenimiento.

Es importante buscar los intermediarios más baratos, ya que un ahorro de tan sólo un 1% anual puede suponer un buen puñado de dinero en una estrategia a largo plazo.

Los fondos de inversión son también una buena forma de ahorrar en costes, porque no suelen tener asociados costes de custodia y los costes de operar son más reducidos que con acciones directamente.

Sigue con el plan pase lo que pase

Una vez definida tu cartera bien diversificada y balanceada según el riesgo que desees asumir llega la parte más dificil: mantener la dirección tomada.

Se trata de una estrategia a largo plazo que se ha demostrado que funciona, pero por el camino vas a ver de todo.

Habrán temporadas buenas y temporadas malas, pero es muy importante mantenerse firme y seguir con el plan.

Para ello, lo mejor es olvidarse de los mercados durante todo el año y simplemente revisar la cartera cada 12 meses para rebalancearla y que los porcentajes en cada parte se mantengan.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario Busconómico (11 septiembre 2015)
Enlace permanente al comentario Miguel78 (11 septiembre 2015)
Buenas, tengo mis dudas por este articulo, os lo enlazo
http://www.gurusblog.com/archives/funciona-la-inversion-en-fondos-indice-ahora-con-dividendos/09/09/2015/
El autor parece tener razon no veo donde falla
Un saludo
Enlace permanente al comentario Busconómico (14 octubre 2014)
Enlace permanente al comentario Pepe (13 octubre 2014)
Interesante artículo, pero me queda una duda... ¿Qué brokers o plataformas recomendáis para contratar e ir moviendo el dinero entre los diferentes fondos de inversión? Porque no creo q todos ofrezcan los mismos fondos y tener cuenta en todos los brokers y mover el dinero entre fondos lo veo complicado, ¿no?