Busconómico

Por qué los minicréditos online se han hecho tan populares

La banca tradicional está fuertemente instaurada en el mercado y copa prácticamente todos los extremos del sector financiero. Sin embargo, desde hace unos años las entidades que conceden minicréditos online han conseguido hacerse un hueco. Tanto, que la Asociación Española de Micropréstamos ya confirmó su consolidación con un volumen de negocio de 200 millones de euros hace dos años.

La pregunta es, ¿por qué los minicréditos se han hecho tan populares y a qué es debido su éxito?

Coyuntura económica en el momento del nacimiento de los minicréditos

En el momento de la aparición de estos nuevos productos, hace más de una década, la crisis económica cambió el panorama financiero que existía hasta el momento. Los bancos tradicionales perdieron su interés en conceder créditos o endurecieron las condiciones para obtenerlos y limitaron la cuantía de los mismos.

Su interés por captar capital en ese momento dejó un hueco en el mercado que las entidades que conceden minicréditos online supieron aprovechar con rapidez. La crisis económica sigue afectándonos hoy en día y el poder adquisitivo del ciudadano medio ha descendido, por lo que los clientes potenciales de estos mini préstamos aumentan, y así lo reflejan los datos.

  • Vivus
  • Importe del préstamo: entre 50 € y 1.000 €
  • Plazo: entre 7 y 30 días
  • Wandoo
  • Importe del préstamo: entre 5 € y 850 €
  • Plazo: entre 7 y 30 días
  • Via SMS
  • Importe del préstamo: entre 50 € y 600 €
  • Plazo: entre 7 y 30 días
  • CreditoZen
  • Importe del préstamo: entre 50 € y 1.000 €
  • Plazo: entre 5 y 30 días
  • Monedo Now
  • Importe del préstamo: entre 750 € y 5.000 €
  • Plazo: entre 6 y 36 meses

Situación legal de la concesión de minicréditos

Todos los bancos de este país están bajo la supervisión y regulación del Banco de España, pero las entidades que conceden los minicréditos online no.

La única regulación que les concierne es la Ley de Comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores, una ley establecida en julio de 2007.

Las propias entidades que conceden los estos microcréditos manifiestan que tienen un Código de Buenas Prácticas establecido por la Asociación española de Micropréstamos.

Este marco jurídico es claramente insuficiente para controlar este sector que cada día está más en alza y sería necesaria una nueva Ley que los defina y regule en profundidad.

Una de las claves del éxito de los minicréditos, su rapidez

El crecimiento digital de nuestra sociedad es imparable y avanza a pasos agigantados. El consumidor está cada día más acostumbrado a tener acceso directo y rápido, por Internet, a todo tipo de productos y compras, y los préstamos de baja cuantía no iban a ser una excepción.

Minicréditos onlineLas nuevas entidades de crédito han nacido al amparo de la nueva tecnología y han adaptado sus productos y su operativa perfectamente a las mismas.

En la mayoría de las ocasiones, los minicréditos se solicitan de forma telemática por ordenador o a través del teléfono móvil, con una nula o escasa aportación de documentación.

Su infraestructura permite confirmar la identidad del solicitante y con ciertos algoritmos pueden analizar la capacidad real de reembolso del cliente de forma rápida y diligente, por lo que es posible contestar al solicitante del crédito a los pocos minutos de la solicitud.

Además, la transferencia también se hace de forma rápida, y dependiendo de las entidades con las que trabaje la entidad y el cliente, y del momento del día en el que se solicite, el dinero puede llegar la cuenta del destinatario entre 15 minutos y 48 horas desde el momento de la concesión.

Sencillez en la presentación del producto

Otro elemento importante es la sencillez con las que las entidades de minicréditos online presentan su producto en sus respectivas páginas web.

Todos los gastos, intereses, comisiones y demás elementos que desdibujan el coste final de los préstamos tradicionales desaparecen y se fijan en una única cantidad.

En la mayoría de sus páginas suelen existir dos barras deslizantes que permiten fijar el importe a solicitar y el plazo de devolución. Al hacer esto, aparecerá una cantidad definitiva que será el importe total que hay que devolver; así de sencillo.

La sencillez también se extiende a los requisitos en la solicitud de los micropréstamos. Estos se suelen limitar a tener la nacionalidad española, ser mayor de edad o en algunos casos alcanzar los 21 años, demostrar tener unos ingresos regulares y periódicos y disponer de una cuenta corriente desde la que se pueda operar a través de Internet.

En algunos casos, no se permite estar inscrito en la lista de morosos de la ASNEF, pero en otros esa situación también puede ser solventada si la deuda no es superior a 1.000 euros y no ha sido generada por falta de pago a alguna entidad financiera.

Promociones de préstamos gratis

Otro éxito comercial a su favor es el sistema de concesión de minicréditos gratis en la primera solicitud, sin intereses ni gastos. Habitualmente, la cantidad no puede exceder de 300 euros por ser un cliente nuevo, pero sirve como medio de conocer al usuario y de conseguir nuevas solicitudes en el futuro.

Es una promoción muy recomendable si necesitas disponer de dinero urgente, ya que no tendrás que abonar lo elevados intereses que suelen aplicar estos productos.

Éxito a pesar del tipo de interés de los minicréditos online

El punto más delicado de estos microcréditos es su elevadísimo tipo de interés.

Hay que tener en cuenta que los importes concedidos son pequeños y los plazos de devolución también son muy reducidos por lo que los márgenes de beneficios serían muy escasos si se ciñeran al tipo de interés habitual.

Por lo tanto, podemos encontrarnos con TAEs que llegan hasta el 3.000%, una cantidad desorbitada comparada con los actuales tipos de interés.

A pesar de ello, los costes totales, que pueden ascender a 30 ó 40 euros en las cantidades más habituales, son asumidos por los clientes con normalidad y la necesidad o el capricho para obtener el dinero rápido prima sobre su rentabilidad.

No se recomienda su uso habitual

Para conocer por qué los minicréditos se han hecho tan populares debemos de entender la nueva situación económica de nuestra sociedad con menor nivel adquisitivo y más dificultades en obtener créditos.

Muchas personas con dificultades para llegar a fin de mes usan este tipo de productos para sortear el bache financiero, aunque también los hay en los que el ansia por una obtención inmediata de un producto no les deja esperar a final de mes para tener el saldo suficiente para su compra.

En cualquier caso, los minicréditos deberían ser una solución puntual y no un sistema habitual de financiación.

 

Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.