Busconómico

Necesito dinero rápido: ¿créditos rápidos o tarjetas de crédito?

créditos y tarjetas de créditoFrente a los préstamos bancarios tradicionales, para afrontar gastos inesperados o llegar a fin de mes, la solución más rápida son los créditos rápidos o las tarjetas de crédito.

Aunque los préstamos bancarios tienen un menor interés y conceden más dinero a un mayor plazo, pueden demorarse semanas en su concesión o pueden ser denegados con más frecuencia.

Además, en determinadas ocasiones los créditos bancarios pueden llegar a resultar más caros que los préstamos rápidos.

Para disponer de dinero urgente más rápidamente están los créditos rápidos, que suelen conceder en pocos minutos entre 50 y 600 € para devolver entre 15 y 30 días, o las tarjetas de crédito, que permiten aplazar compras hasta el mes siguiente o en varios meses, o disponer de dinero a crédito en efectivo en cajeros automáticos.

Como en todos los productos financieros de crédito, hay que tomar unas precauciones básicas para evitar aumentar las deudas y poder devolverlas para no ser incluidos en ficheros de morosos como ASNEF.

Ventajas e inconvenientes de los minipréstamos y las tarjetas de crédito

En este artículo enumeramos las ventajas e inconvenientes de los minipréstamos y las tarjetas de crédito, para elegir la forma de financiación a corto plazo que más nos interese.

Ante la falta de crédito bancario, los créditos rápidos son un instrumento muy popular últimamente. Para nuevos clientes hay entidades que ofrecen el primer crédito gratis, sin intereses y sin comisiones, como Creditomas, Vivus o Kredito24.

Pero lo que más los caracteriza, como su propio nombre indica, es que la solicitud de crédito se evalúa en cuestión de minutos y se puede disponer del dinero en menos de una hora si se trabaja con la misma entidad bancaria para recibir la transferencia, incluso algunos préstamos rápidos permiten disponer del dinero a través de cualquier cajero HalCash.

No suelen requerir avales y requieren poco papeleo, exigiendo tan solo ser mayor de edad. Incluso hay créditos rápidos que no requieren nómina, como Creditorapid, Cashper, Solcredito, ViaSMS o Préstamo10, además de las anteriormente mencionadas Creditomas o Vivus, o que se conceden aunque estés en Asnef, como Cashper, Kredito24 o ViaSMS.

En cuanto a los inconvenientes, hay que tener en cuenta que estos minicréditos son para situaciones excepcionales, para devolverse en 15 ó 30 días, con lo que es recomendable no solicitarlos si no se tiene la certeza de poder devolverlos a tiempo, ya que los intereses de demora suelen ser altos. Estas entidades son empresas privadas no supervisadas por organismos reguladores como el Banco de España.

Por otro lado, las tarjetas de crédito también pueden ser una fuente de financiación rápida en determinadas circunstancias. Aunque se tarda más en conseguirlas que un crédito rápido (hasta 30 días) y hay que cumplir más requisitos, una vez las tenemos las podemos usar en el momento en que necesitemos y disponiendo de la cantidad exacta de dinero que en cada momento nos hace falta.

Las tarjetas de crédito pueden actuar como las de débito, pero aplazando las compras pagadas con ellas hasta el mes siguiente (normalmente sin coste) o aplazando el importe dispuesto para devolverlo en varios meses, con cuotas constantes o a porcentajes sobre la deuda, a un interés que suele rondar el 24%. Suelen tener un límite de crédito en función de nuestra vinculación con la entidad y situación financiera, y los intereses de demora son elevados.

Las tarjetas de crédito no tienen porqué tener coste y es posible conseguirlas (normalmente en bancos sin comisiones) totalmente gratis, como la tarjeta de crédito Visa Oro de ING Direct, la Bankintercard o la tarjeta de crédito Visa Open de Openbank.

En definitiva, los créditos rápidos nos pueden sacar de un apuro económico puntual y las tarjetas de crédito, una vez concedidas, nos pueden acompañar en nuestras necesidades de financiación habituales.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario Sandra Martinez (08 mayo 2016)
Entre tarjetas de crédito y créditos rápidos creo que lo mejor es una empresa seria de préstamos, las tarjetas son más fáciles de adquirir y de retirar dinero, pero normalmente los intereses son mucho más altos. Si necesitas dinero y puedes devolverlo en el plazo establecido yo creo que con empresas como vivus, kredito24 o alguna de estas es mucho mejor y además a veces tienen ofertas de préstamos gratis sin intereses la primera vez. Es cuestión de pedir en varias que tengas promociones de este tipo.
Enlace permanente al comentario Busconómico (31 marzo 2014)
hola estos de VIVUS que son muy vivos me concedieron un prestamo y a dia de hoy 29/3/2014 estoy esperando que me ingreses el dinero en mi cuenta ¿que puedo hacer? un saludo y gracias