Busconómico

Planes de pensiones o fondos tradicionales

Sin duda, el ahorro es un tema que nos preocupa a todos en mayor o menor medida a lo largo de nuestra vida, pero fundamentalmente de cara a la época de jubilación.

Teniendo en cuenta que nos encontramos en un país donde la cultura ahorradora no es precisamente uno de nuestros fuertes, se nos plantea un dilema a la hora de elegir un buen producto financiero que nos asegure tranquilidad en esta etapa.

Cuando acudimos a una entidad financiera en busca de asesoramiento, es posible que en función de la campaña que tengan en ese momento, intenten vendernos un producto determinado.

De todos es sabido que, en el último trimestre del año, las campañas bancarias para contratar planes de pensiones son de lo más agresivas, llegando incluso a regalarte iPads, tabletas, televisiones, ordenadores portátiles, etc.

¿Cómo elegir entonces el Producto Adecuado?

Lo primero de todo es conocer bien la definición y el funcionamiento de cada uno de ellos.

En este caso, ya que estamos hablando de capacidad de ahorro, nos centraremos en productos que cumplan estas características.

I- Plan de Pensiones. Ventajas e Inconvenientes.

Un plan de pensiones es un producto a través del cual el ahorrador realiza aportaciones periódicas, que serán invertidas en fondos de diferentes tipos, con el fin de conseguir cierta rentabilidad.

En función de la edad y perfil de riesgo que tengamos, nos aconsejarán invertir nuestras aportaciones en fondos conservadores, de riesgo o mixtos.

planes de pensionesOfrece una cierta flexibilidad, ya que, a lo largo de toda la vida del plan, podemos cambiarlo de entidad financiera las veces que queramos, paralizar las aportaciones en un determinado momento que económicamente no nos venga bien, para reanudarlas en el futuro, y modificar la cantidad aportada (hay muchas personas que prefieren hacer una única aportación potente a final de año, en vez de cada mes destinar una cantidad).

Por otro lado están las “ventajas fiscales” que es uno de los argumentos de mayor peso para un vendedor de planes, sin embargo, lo hemos puesto entre comillas porque aquí sí hay letra pequeña.

Es cierto que todas las aportaciones que hagamos a nuestro plan de pensiones a lo largo de los años las podremos reducir de la base imponible (dentro de unos límites legales), suponiendo esto un gran ahorro fiscal para muchos.

Sin embargo, y aquí viene la letra pequeña, cuando llega el momento de rescatar el plan y recibir nuestro dinero, es entonces cuando ocurre lo siguiente:

Todo el importe rescatado (capital y beneficios), computará al beneficiario como rendimientos del trabajo

Por lo tanto, la carga fiscal que se genera, suele ser realmente excesiva. Esto es lo que comúnmente se conoce como “pan para hoy, y hambre para mañana”.

Durante los años que dura el plan, obtendrás una desgravación fiscal importante, pero en cuanto lo recuperes, pagarás por todos los años que has desgravado.

Por último comentar una de las principales características de estos planes,  su imposibilidad de rescate en cualquier momento, es decir, no tiene liquidez inmediata, excepto en casos extremos, como incapacidad por enfermedad, dependencia de un familiar de primer grado, o alcanzar la edad legal de jubilación.

En este punto queremos aclarar que ha habido una modificación en la ley, en la que todos los planes y aportaciones que se hagan a partir de enero del presente año, se podrán recuperar dentro de 10 años. Esto ha supuesto un gran cambio en el producto.

II- Fondos de inversión. Ventajas e inconvenientes.

Los fondos de inversión son productos financieros que siempre han existido y que se eligen en función de sus características y de nuestro perfil de riesgo.

La ventaja es que la lista es casi infinita y podemos acceder a fondos de gestoras internacionales con muchísimo prestigio (puedes hacerlo a través de los principales brokers online), cosa que en el plan de pensiones no es posible.

Fiscalmente los fondos de inversión no tienen ninguna ventaja a la hora de hacer aportaciones, y no las podemos desgravar en nuestra declaración, sin embargo, a la hora de rescatar el dinero, la penalización es muy inferior a la de un plan, ya que solo tributan los beneficios, no el capital.

Además, no se pagarán impuestos por las plusvalías generadas si se realizan traspasos entre fondos, sólo se tributará cuando se retire el capital para poder disponer de él.

Otra diferencia significativa entre estos dos productos es la rentabilidad obtenida, ya que es bastante superior en un fondo que en un plan de pensiones, fundamentalmente por dos motivos:

  1. Aunque las comisiones de gestión que cobran los bancos por los planes de pensiones son inferiores a las de los fondos, existen una serie de costes adicionales que finalmente suman más que los que se aplican a los fondos de inversión.

  2. En el caso de los fondos podemos acceder a productos realmente interesantes con altas rentabilidades y prestigio en el mercado. Los planes están mucho más limitados.

Entonces, ¿por cuál me decido?

Una vez llegado a este punto, y después de valorar todos los pros y contras de cada uno de ellos, dependerá de nuestra personalidad, capacidad inversora, asunción de riesgo y necesidad de liquidez.

Pero en rasgos generales, si somos personas a las que nos cuesta generar ahorros y sobre todo mantenerlos en el tiempo, quizás el plan de pensiones sea una buena opción para nosotros, ya que por lo menos hasta dentro de 10 años no vamos a poder recuperar la cantidad invertida, y entonces habrá supuesto realmente un ahorro.

Por otro lado, si generamos altos ingresos la desgravación anual puede resultar muy interesante.

En cualquier caso, son decisiones muy personales que hay que meditar en la intimidad. Si os encontráis en el momento de tener que decidir, confiamos en que este artículo os ayude a aclarar vuestras dudas.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.