Busconómico

Por qué he amortizado mi hipoteca variable

Tengo una hipoteca a tipo variable en ING desde el año 2015. Las condiciones que tengo son un tipo de interés de Euríbor+1,29%, que eran las mejores que se podían conseguir a mediados del año 2015. A día de hoy es fácil que hubiese conseguido un diferencial del 0,99% o incluso del 0,89%, pero muy probablemente a cambio de un tipo fijo el primer año, cosa que en mi caso no existía. Desde que contraté la hipoteca hasta ahora, el Euríbor ha bajado desde el 0,18% a una tasa negativa del -0,165% a día de hoy. A pesar de contratar mi hipoteca en un momento en el que los tipos estaban muy bajos mi cuota mensual en estos años siempre ha sido descendente.

Desde tocar mínimos en febrero y marzo de 2018, marcando una media mensual del -0,191%, el Euríbor a 1 año, el que se utiliza para calcular las hipotecas, ha comenzado a subir lentamente. La subida no es una sorpresa y es algo dentro de la lógica, ya que no es de esperar que los valores negativos se mantengan a lo largo del tiempo por tratarse de una anormalidad. Aunque no es previsible que lo tipos suban de manera brusca a corto plazo parece lógico que vayan subiendo muy lentamente hasta llegar como mínimo a un Euríbor positivo. Como mínimo parece que ya se tocaron mínimos y es complicado que el tipo de referencia vuelva a bajar.

Una posible subida de tipos, aunque previsiblemente lenta y pausada, podría ser suficiente motivo para amortizar capital en una hipoteca a tipo variable y así amortiguar una hipotética subida de los tipos de interés. Pero una ligera subida no sería suficiente motivo según los casos y las circunstancias económicas.

Motivos para amortizar hipoteca

Motivos para amortizar en la hipoteca variable

El primer motivo ha quedado claro, y es que pienso que los tipos van a ir subiendo en los próximos meses o años. Al reducir mi deuda reduzco los intereses que pagaré y al amortizar amortiguo la subida. Pero tengo más razones:

  1.- Mi previsión de subidas de tipos. Ha quedado explicada, pero aunque no suban mi cuota mensual se beneficia de la rebaja en la cuota tras la amortización parcial.

  2.- Los bajos tipos de interés. Los tipos bajos son buenos para pagar poca cuota en la hipoteca pero son muy malos para mis ahorros. Como soy un pequeño ahorrador me encuentro con dificultades para sacar rentabilidad por mis ahorros a intereses por encima del 0,30% ó 0,40%. Como mi hipoteca es de Euríbor+1,29%  pago alrededor de 1,13% de interés. Los números cantan, si por un lado consigo por mis ahorros un 0,30% bruto (neto es un 19% menos por la retención fiscal del ahorro) y al quitarme hipoteca gano un 1,13% me sale más rentable amortizar que depositar mis pequeños ahorros en cualquier cuenta bancaria, y encima sin retención fiscal.

  3.- No tengo bonificación fiscal. Mi hipoteca es posterior al 2013 y por tanto no me puedo desgravar las cuotas mensuales. En el caso de hipotecas sobre vivienda habitual anteriores a 2013 hay que mirar bien el límite de desgravación para ver si interesa realizar una amortización y para calcular bien el importe a amortizar. El límite máximo de desgravación son 9.040 €, por tanto la suma de las cuotas de la hipoteca de todo del año y la amortización que realicemos solo nos desgravará hasta esa cantidad, por la cantidad que supere esa cifra no se puede desgravar. No es ninguna tontería y hay que calcularlo bien porque la desgravación es del 15% del total. En mi caso particular al no tener derecho a desgravación puedo amortizar sin necesidad de hacer cuentas.

  4.- El efecto bola de nieve. Desde que contraté mi hipoteca las cuotas se han visto reducidas por la bajada de tipos de interés. El ahorro en esas cuotas lo he ido ahorrando, y ahora con ese dinero y otros ahorros reduzco mi cuota mensual amortizando. Pero a partir de ahora mi cuota es aún más baja gracias a la amortización parcial, con lo que mi capacidad de ahorro aumenta y puedo ahorrar más dinero en menos tiempo para volver a amortizar en el futuro. Así cada vez que amortizo, el ahorro es mayor y puedo amortizar más rápido. Eso es el llamado efecto bola de nieve, un pequeño ahorro inicial se va convirtiendo en un ahorro mayor que puedo lograr sin esfuerzo y al final terminar de pagar mi hipoteca mucho antes de lo previsto.

  5.- Baja mi endeudamiento. Mi nivel de endeudamiento se reduce, lo que es bueno si necesito en algún momento pedir prestado. Al deber menos también mis cuotas mensuales bajan, y por tanto mis obligaciones mensuales bajan. A menores deudas vivo con mayor tranquilidad, lo ideal sería no tener deudas, pero ya que las tengo que sean lo menores posibles.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario Silvia (02 diciembre 2018)
También habría que apuntar que lo ideal es siempre ir amortizando al principio, es decir, en los primeros años de vida de la hipoteca porque es cuando más intereses cobra el banco. Viene a ser lo que decís de protección frente a una subida de tipos de interés pero para que la gente lo entienda mejor. Si rebajamos esos intereses al principio tardaremos menos en pagar la hipoteca y sobre todo a la larga será más económica para nuestro bolsillo. Eso sí, entérate de si tienes comisiones por amortización o la operación te puede salir por la culata, que los bancos son muy listos.
Enlace permanente al comentario Raul (10 octubre 2018)
Mi hipoteca es anterior a 2013, mi diferencial euribor +0,60. No tengo claro si debo amortizar o seguir ahorrando para, por ejemplo, cambiar de propiedad. Mi duda es, ¿Cambio mi hipoteca amortizando el capital y cuando la liquide me endeudo en otra hipoteca con unas condiciones peores a la que acabo de liquidar?
Enlace permanente al comentario Busconómico (10 octubre 2018)