Busconómico

Por qué los bajos tipos de interés perjudican a la banca

Llevamos unos años instalados en un contexto económico de bajos tipos de interés.

Hasta tal punto ha llegado este fenómeno que prácticamente todos los bonos del Estado de países desarrollados y de periodos cortos de amortización se emiten ya con intereses negativos.

En países como Suiza, incluso, todos los bonos en todos los plazos se emiten ya con intereses negativos.

Hasta hace unos años, esta situación parecía imposible; sin embargo, en la actualidad, es la tónica general en la mayoría de economías del mundo.

Un contexto que tiene ganadores y perdedores; entre estos últimos está, sin duda, la banca.

Sus márgenes han quedado erosionados como consecuencia de la política monetaria de los bancos centrales la cual, lejos de terminar, parece que se va a extender en el tiempo.

Pero, ¿por qué los bajos tipos de interés perjudican a la banca?

Cómo gana dinero la banca

dudasLa principal fuente de ingresos de la banca está en el conocido como margen de intermediación, es decir la diferencia entre los intereses que paga por sus fuentes de financiación, fundamentalmente depósitos a plazo fijo, y lo que cobra por sus principales productos, como las hipotecas o los préstamos personales.

Es decir, si el interés de sus hipotecas es del 1% y el de sus depósitos a plazo fijo es del 0,2%, su margen de intermediación es del 0,8%.

El margen de intermediación es el primer escalón de la cuenta de resultados de una entidad y es particularmente importante en la banca al por menor o la banca comercial al detalle.

Al fin y al cabo, estamos hablando del principal negocio de cualquier entidad bancaria: hacer de intermediario entre quienes tienen superávit de recursos (los que ahorran) y quienes tienen déficit (los que necesitan financiación).

Ingresar por otras vías: las alternativas que tiene la banca

Los bajos tipos de interés son un negocio ruinoso para la banca. Los márgenes de intermediación de las entidades se están desplomando a una escala sin precedentes y la rentabilidad de los recursos propios acaba siendo inferior al coste de captación del propio capital.

En estas circunstancias, las entidades se están viendo obligadas a buscar ingresos alternativos por otras vías.

dineroEntre ellas, destaca el ingreso por comisiones, que alcanzó un total de 8.314 millones en 2018 y cerró el ejercicio con un alza del 8,47% con respecto a 2017.

En el conjunto de entidades, destaca el alza del Banco Santander, que cerró con un aumento interanual del 12,8% y BBVA, del 7,6%.

A ello se le une la necesidad de reducir los costes operativos. La mayoría de entidades están cerrando el mayor número de sucursales bancarias posible, y muchas se han visto obligadas a recortar plantilla de una manera bastante significativa

Pero no solo eso; las entidades europeas cada vez son más dependientes de la liquidez del BCE.

Sin las ayudas proporcionadas por el organismo presidido por Mario Draghi y algunas de sus principales medidas monetarias no convencionales, la banca tal y como la conocemos hoy en día no sería viable. De hecho, ahora mismo, la banca española debe más de 180.000 millones de euros, que se explica sobre todo por la segunda ronda del TLTRO.

Bajos tipos de interés, una bomba de relojería para la banca

La zona euro en general y España en particular se ha acostumbrado a un estado financiero donde el dinero vale poco más de cero o, en algunas circunstancias, te pagan incluso por pedirlo prestado.

Esta situación es una bomba de relojería para un sector cuya principal actividad es, precisamente, la de prestar dinero.

maloLas políticas monetarias del Banco Central Europeo no han funcionado como se esperaba, y el contexto actual, que anticipa una recesión económica, augura que los tipos de interés van a seguir bajos durante mucho tiempo.

Es difícil que las familias vayan a ver un aumento en la remuneración por sus depósitos a medio plazo, aunque los más favorecidos son aquellas personas que se hayan endeudado o vayan a endeudarse en un futuro cercano.

Sin embargo, el BCE no está de acuerdo con que la política de bajos tipos de interés esté erosionando los márgenes bancarios.

Para la máxima autoridad monetaria europea, la política monetaria está incrementando el consumo, la inversión y la financiación de todos los agentes económicos.

Además, les insta a aplicar tipos de intereses negativos sobre sus depósitos igual que otros emisores de deuda, aunque esto es difícil de aplicar por la existencia de cuentas corrientes que ya están cubiertas por el Fondo de Garantía de Depósitos.

Si a todo ello le sumamos la creciente competencia entre entidades, acentuada por el desarrollo del negocio online y la consolidación de las fintech, el cóctel perfecto está servido.

Por todo ello, tendremos que acostumbrarnos a esta situación, porque es previsible que dure muchos años. Y la banca tendrá que seguir buscando nuevas formas de financiación; en caso contrario, pasarán por dificultades financieras sin precedentes.

En Busconómico | Requisitos para pedir un préstamo de banca online vs banca tradicional


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.