Busconómico

El precio de la bombona de butano y el fraude nuestro de cada día

gas butanoLa electricidad cada día está más cara, alcanzando cuotas inauditas e inimaginables hasta hoy. De hecho el ministro de energía Álvaro Nadal ya advirtió hace poco que este año 2017 la luz iba a encarecerse hasta 100 euros anuales (y se quedó tan ancho).

Mientras todo el show mediático hacía que nos pusiéramos las manos en la cabeza y ejerciéramos nuestro derecho a la pataleta en las redes sociales, se gestaba otra subida de uno de los recursos más utilizados por esa parte de la sociedad que menos recursos tiene: el gas butano.

Cuando hablamos de la pobreza energética solemos obviar el consumo de este gas que viene envasado dentro de las características bombonas de color butano, las de toda la vida.

Pero ahora en invierno, ¿cuántas noticias has leído sobre el encarecimiento de la tarifa máxima permitida sobre dicho envase? Seguro que ninguna.

El poder mediático deriva nuestra atención hacia otros derroteros mientras nos la cuelan por la parte de atrás.

Pasa en todo, en política sobre todo. Nos distraen con una alarma social mientras aprueban un decreto por debajo, sutilmente.

Bueno de hecho ¿cuántos ex-políticos juegan ahora en el equipo de estas grandes compañías? esto debería darnos una pista sobre la forma en que actúan, de hecho es el pan nuestro de cada día.

Pero en el precio del butano ocurren cosas muy curiosas que solamente conocen aquellos que utilizan dicho combustible para calentar sus hogares, para cocinas o para tener agua caliente.

El resto de la población ignora por completo el gran fraude que se gesta día a día y que se esconde detrás de la comercialización de los envases de butano.

¿Cómo se calcula el precio del butano?

Por parte del Gobierno, cada dos meses se establecen los precios máximos antes de impuestos, estos se realizan en céntimos de euro por kilogramo. Dichos precios están basados en la cotización internacional del petróleo, los tipos de cambio y los costes de comercialización estimados.

Según la norma, la cifra final no puede subir o bajar más de un 5% con respecto a la anterior marca. Si eso ocurre, se produce un remanente que se guarda para posteriores cálculos.

La falta de remanentes es la razón que esgrime el Ministerio de Industria, Energía y Turismo para que, pese a la bajada del petróleo, el precio final ascienda. Esto quiere decir que el encarecimiento de las materias primas, evidentemente, encarece el precio del producto. Hasta aquí nada nuevo.

El precio del butano hoy

El precio máximo de la bombona de butano con los impuestos incluidos tuvo en enero de 2017 (en plena "crisis" eléctrica) una subida del 5%, llegando hasta los 12,89 euros, debido (como hemos apuntado en el párrafo anterior), al encarecimiento de las materias primas.

Con este nuevo incremento, el butano acumula ya tres revisiones bimestrales (recuerda que hemos dicho que cada 2 meses sufre una revisión) al alza y cuesta un 14,5% más que el nivel fijado por el Gobierno en julio de 2016, que era de 11,25 euros.

Aquel mes de julio, la bombona tocó suelo tras unas secuencia de caídas que la habían abaratado un 35% desde los niveles de 2015.

Recordemos que el precio regulado afecta a las bombonas de butano que más se utilizan los hogares, es decir aquellos envases con carga igual o superior a 8 kilogramos e inferior a 20 kilos, cuya tara sea superior a 9 kilos. Las clásicas bombonas que los butaneros de toda España cargan al hombro.

Una cosa es lo que dicta el Gobierno y otra lo que nos cobran

El enunciado es sencillo de entender, "el precio que marca el Gobierno los butaneros se lo pasan por la punta del cigüeñal", pero ponerlo así en grande y en negrita quedaba un poco raro para un artículo que queremos que tenga toda la credibilidad que debe de tener.

Pero realmente es así, el Gobierno marca un precio máximo autorizado y los que venden la bombona (sean butaneros o establecimientos autorizados) cobran lo que quieren. Pero vamos a explicarlo con un poco más de detalle.

La situación es por todos conocida, estás en tu casa y te despiertan con el "clonc clonc" de un trozo de hierro pegando en una bombona de butano, el sonido es característico y es el reclamo que utilizan los butaneros para reclamar tu atención.

Sales al balcón corriendo y le silbas, ¡eh! al bajar, el típico butanero paquistaní te espera en la puerta de casa con el carro repleto de bombonas.

(La conversación es verídica y fue la primera bombona de butano que compré tras muchísimos años sin utilizar este tipo de combustible)

- ¿Cuánto cuesta la bombona?

- 18 euros

- Dame una (le doy 20 euros) 

- Hace como que busca cambio y de buena fe le digo, bueno da igual quédate el cambio.

¿A cuántos de vosotros os ha pasado? ¿A cuántos españoles, sobre todo gente mayor, le ocurre esto cada día? 

Tras una conversación con mi suegra, me dijo que el precio oficial del butano esta por los 12 euros más o menos. ¿12 euros? ¿cómo que 12 euros? Yo pagué 20. O sea, hice el primo pagando por una bombona casi más del 40% sobre su precio real, o como mínimo sobre el precio que marca la Ley. Claro, puedes imaginarte el rebote y la siguiente conversación (surrealista) con el butanero de turno.

- ¿Cuánto cuesta la bombona?

- 18 euros

- ¿Cómo que 18 euros si el precio oficial son 12?

- (balbucea) 16 euros

- ¿Cómo que 16 euros si el precio oficial son 12?

- (balbucea más) tu bombona es diferente, es color butano Repsol, esta es Cepsa. Máximo 16 euros.

- Pues déjalo. El precio son 12 euros y voy a pagar 12 euros.

Pero con la idea preconcebida de que lo que cuesta una bombona está muy por debajo de lo que el butanero dice, queda acudir a un establecimiento oficial, una gasolinera por ejemplo.

Pero ahí vemos que el precio tampoco cuadra con lo que dicta el Gobierno. Tampoco son los 18 euros que se saca el hombre de la bombona a cuestas pero no baja de los 16.

¿Por qué el butano lo cobran al precio que quieren?

Nos enfrentamos a la pregunta del millón, sin duda, pero por mucho que vayas a indagar no vas a encontrar una respuesta clara y contundente, solo un cúmulo de excusas y verdades a medias que desembocan en un callejón sin salida.

Ante todo tenemos que tener en cuenta que existen dos tipos de bombonas de butano, las de precio regulado y las de precio libre, que son las que sirven de excusa para alterar el precio al libre albedrío del que las vende. Veamos con un poco de detalle de qué va esto, las características de ambas bombonas y en qué se diferencian.

Bombona con precio regulado

bombonas de butanoCuando hablamos de la bombona de butano con precio regulado, que es la que nos sirve como referencia a la hora de hablar del precio oficial, nos referimos a la del envase naranja de toda la vida, metálico por completo (excepto la capucha que sirve de precinto a la válvula, por supuesto) y con 12,5kg de combustible de gas butano en su interior, el peso de esta bombona es superior a los 9 kg en vacío. Es importante destacar esos 12,5 kgs de combustible porque es la base sobre la que se fragua la "estafa".

Bombona con precio libre

bombona butano RepsolAl hablar de bombonas de butano con precio libre podemos encontrarnos todo tipo de modelos, normalmente suelen ser bombonas con el asa de plástico (ver la foto), el peso en vacío está por debajo de los 9 kg en vacío (por eso a veces se las denomina como “ligeras”) y la cantidad de butano que llevan suele ser de 12 kg (atentos a ese medio kilo menos que la de precio regulado). En la foto se aprecia la de Repsol pero Cepsa (pintada de gris y con asas rojas) suele ser más fácilmente reconocible.

Como ya hemos dicho, el Estado fija un precio máximo para la bombona (la de precio regulado) que a día de hoy es de 12,89 € IVA incluido y deja el precio del resto de bombonas “libres” a criterio de la empresa que las comercializa, por lo que obviamente éstas las venden más caras.


Pero... no se vayan todavía, ¡aún hay más!

La estafa, la picaresca, el engaño, o como quieras llamarlo viene en que muchos puntos de venta y distribución de bombonas de butano (también los repartidores) venden lo que es la bombona de precio regulado a un importe mayor que el máximo fijado por el estado, digamos que hacen pasar la bombona de precio regulado como si fuera la de precio libre, normalmente suelen alegar motivos varios como el de “servicio de entrega”, “manipulación”, "transporte", etc. pero lo que mucha gente no sabe es que el precio regulado ya incluye “todos los costes necesarios para poner el producto a disposición del consumidor, incluyendo los correspondientes al reparto domiciliario.”

Por último también puedes encontrarte con otra jugada igualmente poco transparente: si comercializar la bombona de precio libre es más beneficioso para las empresas comercializadoras, ¿qué pasa si en un punto de venta resulta que nunca tienen disponilidad de bombonas con precio regulado y solo puedan ofrecerte (curiosamente) una con precio libre más cara? ¿qué sentido tiene que el estado fije un precio máximo de un tipo de bombona si luego el comercializador tiene la libertad de hacer lo que le venga en gana?

Pero en este caso tanto el Gobierno como las distribuidoras miran siempre hacia otro lado, hacia el lado donde no está el consumidor, claro, porque en el fondo saben que les da igual, la gente que necesite gas butano seguirá pasando por el aro como ha hecho hasta ahora.

Lo de siempre, grandes empresas contra pequeños consumidores, fin de la historia.

¿Te parece injusto? Deja tus comentarios, experiencias y opiniones a través del formulario que tienes debajo. Seguro que te has encontrado con un caso similar a este.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario juan galan blanco (05 abril 2018)
robado o cambiado sin consentimiento bombona antigua por nueva cobrado 18 euros, no recuerdo.
quiero mi bombona antigua y devuelta del coste de la estafa soy jubilado en los navalucillos toledo
va para el repartidor o empresa ladrones
Enlace permanente al comentario Carlyns (25 marzo 2018)
MAOSE.... si eso te lo hace el butanero sera x algo, o bien xq eres un rata y no le dejas una misera propina o bien xq eres una persona q empatiza poco o demasiado altivo. ¿Has trabajado aunque sea un dia de tu vida de butanero??? seguramente cambiaria tu perspectiva. solo un dia!!!! Esa gente está 5 o 6 dias a la semana en sus 12 meses año tras año y sabes lo que ganan 0,35€ la botella vendida sin primas ni nada de nada
Enlace permanente al comentario SIlvana (14 enero 2018)
Tienen que regular la venta de bombonas de butano, porque cierta empresa no tiene camiones suficientes para el reparto y dejan a señores pakistanies con carretillas llenas de bombonas vagando por las calles haciendo un ruido espantoso a diario y como el camion está ausente cuando estos señores tienen que ir al baño o a hacer alguna gestión, dejan las carretillas con las bombonas abandonadas en plena calle, frente a semáforos, frente a colegios de niños, mercados etc. con el riesgo de que las roben o de que choque una moto o coche contra ellas, además que por el peso pueden ir la carretilla cuesta abajo y atropellar a alguien. Las bombonas de butano son un artículo potencialmente peligroso y el consumidor tiene derecho a tener una garantia así como una factura y ha de haber una responsabilidad detrás de todo esto. Empresas inescrupulosas solo quieren ganar dinero fácil y atormentan vecindarios enteros con el ruido además de las deplorables condiciones a las que someten a sus trabajadores, porque hacer golpear un hierro mas de 500 veces al dia todos los dias para vender genera un stres y un malestar psíquico en el trabajador como en la gente que tiene que aguantar este abuso por parte de las empresas que se lavan las manos
Ahora con el tema del pacto antiterrorista antijihadista, el Gobierno piensa controlar la venta del butano y hacen muy bien, puesto que las bombonas de butano no son tomates ni agua embotellada, recordad que se pueden fabricar explosivos con ellas y hacer daño a muchas personas inocentes, es una mercancía que no puede estar en manos de gente irresponsable, sin una vigilancia y control. Aparte del tema de que deberían dar una factura cuando las venden
Señores: es facilísimo robar bombonas de butano de cepsa en Hospitalet de Llobregat puesto que las dejan abandonadas ya que el camión nunca esta presente.
Enlace permanente al comentario Maose (06 diciembre 2017)
Es una vergüenza. Estoy intentando acercarme con mi coche a una gasolinera a comprar un par de bombonas y veo que es dificilísimo encontrar el precio buscando por Internet. Hay un silencio total y eso es sospechoso. A mi me está cobrando el repartidor 15 € por cada bombona y no solo eso sino que además se pone chulo y no me lo trae cuando lo necesito, sino cuando a él le viene bien, con lo cual me deja sin gas los días que quiere y yo que tengo mis obligaciones y mis horarios, tengo que estar siempre en mi casa sin moverme. No viene el día que ha anunciado ni a la hora prevista, o dice que en esa semana no le viene bien y que vendrá la siguiente. unas veces dice que sirve los martes y los jueves, coordinas todo para el martes y no aparece. Intento yo ir a buscarlo a alguna gasolinera, pero no encuentro ninguna en la que me digan que lo venden. Las Gasolineras no dan su número de teléfono para poder preguntar.
Si a mi repartidor que viene cuando le conviene y no cuando le necesito, le digo que le pago 12€ que es el precio real, ya no me lo trae nunca más. Es un rumano que sabe mucho y vive muy bien.