Busconómico

Cómo funcionan los préstamos rápidos bancarios

préstamo dineroEsta clase de financiación se caracteriza por una serie de aportaciones que la hace inconfundible ante sus demandantes.

Se trata de unos préstamos que se conceden rápidamente, en no más de 1 ó 2 días, y cuyos requisitos son menores al tratarse de adelantos que raramente sobrepasan los 6.000 euros.

Son requeridos por clientes que, ante unos gastos no previstos o sencillamente por su falta de liquidez, necesitan que la operación no se dilate en el tiempo, y puedan disponer del importe demandado en pocas horas o incluso minutos.

Estas peculiaridades reducen sensiblemente la oferta que ofrecen los bancos para dotar de liquidez a sus clientes.

No obstante, y al verse rebajados los requisitos para acceder a ellos, las condiciones se endurecen, aplicando unos tipos de interés que oscilan en una franja que va del 10 al 20%, y en los que suelen presentarse algunas comisiones que encarecen el coste final del producto.

Este es el pago que tienen que asumir los clientes ante la urgencia de sus demandas.

No son difíciles de detectar en la actual oferta, y buena parte de las entidades cuentan en la actualidad con un producto de estas características.

Contemplan también un plazo de amortización menos exigente que el aplicado a otras vías de financiación, en donde normalmente los clientes disponen de entre 1 y 5 años para devolverlos.

Otra de las ventajas que tienen es que pueden formalizarse más cómodamente, incluso desde los cajeros automáticos o las tarjetas de crédito.

Y en cualquier caso, se presentan como una de las formas más resolutivas para encarar un problema de necesidad económica puntual entre los particulares. El pago de los recibos domiciliados, la reforma del hogar, abonos fiscales o cualquier otro gasto que requiera de una actuación rápida por parte de los afectados.

Conceden una financiación máxima de 40.000 euros

Dentro de la actual oferta bancaria hay innumerables propuestas que cumplen con este objetivo, desde las que pueden contratarse online, a las que es necesario aportar otro producto contratado con la entidad. Pero manteniendo siempre unas constantes comerciales afines a todos ellos.

Estos préstamos permiten acceder a una financiación máxima de 40.000 euros, y en los que no están exentos de ciertas comisiones que pueden presentarse en algunos diseños. Incluso se comercializan bajo condiciones más ventajosas para sus demandantes, al estar exentos de intereses, aunque esta posibilidad se proporciona bajo propuestas muy puntuales que se mueven bajo una estrategia para incentivar el consumo.

Cumpliendo con estos objetivos básicos, los usuarios pueden encontrarse con una amplia gama de préstamos que apuntan a una concesión más rápida de lo habitual, aún con el riesgo que les sean menos rentables.

Una de estas iniciativas parte del "Préstamo Efectivo" que ha diseñado Kutxabank para agilizar los trámites en su concesión. Se caracteriza porque aporta uno de los mayores importes que concede el sistema bancario en estos momentos. Concretamente hasta 40.000 euros, ó 20.000 si se formaliza por Internet.

Partiendo de la base que es más accesible, al no necesitar de excesivos trámites administrativos para su contratación, se abona inmediatamente en la cuenta del solicitante. Para ello, importa un sistema de amortización flexible, de 7 ó 5 años, si se suscribe en oficinas o por Internet, respectivamente.

Otra modalidad diferente, aunque cumpliendo con los mismos objetivos que la propuesta anterior, procede de Banca Ceiss (Caja España-Duero), que ha elaborado para los casos de mayor urgencia el “Préstamo Inmediato” (producto descatalogado actualmente). Y aunque su importe máximo se reduce sensiblemente con respecto al modelo precedente, su formalización es exclusivamente por Internet, lo que tiende a agilizar el proceso de demanda.

Bajo la denominación "Crédito Instantáneo", Unicaja se encarga de llevar este modelo a sus clientes, dotándoles de hasta 6.000 euros, que podrán devolver en un período máximo de 5 años, con un tipo de interés superior al 10%.

Financiación sin interés desde los propios comercios

No faltan otras propuestas en donde son los comercios quienes se encargan de aplicar las vías de financiación para fomentar el consumo entre sus usuarios, y que éstos dispongan de una liquidez casi al instante.

Sus ofertas son notablemente menores, pero no por ello están exentas de atractivos para que puedan ser demandadas en cualquier momento.

El "Crédito Rápido" de Ibercaja es el mejor ejemplo de cómo este modelo de financiación se ha instalado en el mercado bancario, partiendo de la premisa innegociable de que es concedido desde el propio comercio, y como alternativa al pago al contado.

Para ello, sus demandantes disponen de una financiación máxima para sus compras de 6.000 euros, que podrán devolver en hasta 4 años. El principal incentivo para su contratación es que no contempla ningún tipo de interés, es decir es al 0%, por lo que resulta muy ventajoso para los consumidores.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.