Busconómico

¿Cómo protegerme contra los fraudes con tarjetas de crédito?

Es raro el día en que no tenemos noticias sobre este tipo de fraudes, los medios de comunicación se hacen eco constantemente sobre la detención de bandas organizadas que actúan de manera fraudulenta en nuestro país. 

Las técnicas que utilizan estos individuos son cada vez más sofisticadas y parece que vayan siempre un paso por delante de la policía en utilización de estratagemas para salirse con la suya.

tarjeta de créditoPrevenir el fraude con tarjetas de crédito no siempre es posible ni sencillo, pero en este artículo queremos ayudarte a hacerlo con la enumeración de algunas medidas a utilizar para, como mínimo, ponérselo más difícil a los ladrones a que se apropien de tus tarjetas y de sus números. 

Pero antes de pasar a enumerar dichas medidas debemos hacer hincapié en las dos más importantes: utilizar el sentido común y sobretodo tratar a nuestras tarjetas como si fueran dinero en efectivo, o sea, con sumo cuidado.

Existen muchas maneras de hacerse con los datos de las tarjetas de crédito, unas son muy básicas y se refieren al descuido y otras son mucho más complejas, normalmente derivadas de un uso tecnológico fraudulento.

Cuidado con ...

  • Ten la precaución de destruir todos los informes y resúmenes de extracto bancario que recibes. Rómpelos en mil pedazos, no des pié a que alguien pueda recuperar tus números de cuenta o de tarjeta.
  • Cuando pagues con tarjeta en cualquier comercio no debes perder de vista jamás tu tarjeta de crédito, actualmente existen TPV inalámbricos para que el camarero pueda hacerte el cobro delante tuyo. Es muy habitual que en algunos comercios puedan clonarte la tarjeta en un descuido. Sólo hace falta pasarla por un lector de banda magnético alterado.
  • Con copiar o tomar una foto de la tarjeta mediante una webcam o cualquier otro dispositivo podrán utilizar tu tarjeta de crédito en comercios electrónicos que no dispongan de CES.
  • Si recibes una llamada telefónica advirtiéndote de que has ganado un premio, un viaje o algo similar y necesitan tu tarjeta para hacer la pre-reserva ... ¡desconfía!
  • Antes de sacar dinero de un cajero automático inspecciona detenidamente que éste no ha sido alterado, que haya microcámaras escondidas en algún lugar y que nadie esté detrás tuyo haciéndose el distraído. Y sobretodo, tapa con la otra mano cuando teclees tu número secreto. Parece obvio, pero hay mucha gente que no lo hace.

¿Qué medidas tomar?

Para prevenir futuros disgustos como consecuencia directa de una mala gestión de la privacidad y control de de nuestras tarjetas de crédito deberíamos adquirir nuevos hábitos a la hora de tratar con ellas. Nosotros te damos unas ideas a tener en cuenta:

  •  Antes de utilizar nuestra tarjeta de crédito (sea online o vía telefónica) siempre deberemos buscar información sobre la compañía y página web donde queremos efectuar nuestra compra.
  • Desconfía siempre de las llamadas de teléfono donde se te pida información bancaria, sobre tu tarjeta de crédito u otros datos relacionados.
  • Si tienes más de una tarjeta es conveniente no llevarlas todas dentro de la billetera, los carteristas son especialistas en sustraer billeteras y además de dinero lo que buscan precisamente son tarjetas y documentos de identidad, ya que dentro del mercado tienen mucha salida (los pagan muy bien).
  • Date de alta en los programas que el banco tiene para comercio electrónico seguro. Los pagos llegarán a tu teléfono móvil y te avisará siempre de algún cargo en tu tarjeta, esencial para que puedas llamar inmediatamente a la compañía emisora para denunciarlo.
  • Apunta los números de tu tarjeta y guárdalos en casa, en un lugar seguro. Si te roban la tarjeta será más sencillo dar los datos de dicha tarjeta.
  • Revisa los extractos bancarios regularmente, tanto los que te llegan a casa como por internet, así detectarás a tiempo las irregularidades que pueda haber en tu cuenta.
  • Cuando la tarjeta haya caducado, destrúyela cortándola en pedazos y tírala repartida en diferentes cubos de basura.

¿Víctima de un robo o fraude con tu tarjeta?

Pese a tener un control exhaustivo por nuestra parte podemos caer perfectamente en las redes de este tipo de profesionales de lo ajeno. No desesperes. Ante cualquier mínima sospecha de algo que no te cuadra llama a la compañía emisora de la tarjeta a tu banco. Suelen tener líneas de atención al cliente que funcionan las 24 horas al día para casos como estos. Evidentemente si sufres el robo de la tarjeta debes llamar inmediatamente para solicitar su anulación.

Ante todo, siempre hay que mantener la sangre fría y actuar más rápido que los ladrones, si lo hacemos el banco procederá a anular tu tarjeta y los ladrones no podrán efectuar ninguna compra con tu tarjeta robada. Y consecuentemente los cargos de la tarjeta (en caso de que los hubiera) te los reintegrarán de forma inmediata.  


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Hoy en día estamos tan expuestos al robo, al fraude y a tantas y tantas cosas malas que es muy dificil no caer en algún momento de tu vida a manos de un estafador, ladrón o similar. Y más ahora con las nuevas tecnologías. Para que os hagáis una idea a mí me la han jugado dos veces, una de ellas en un restaurante chino que me duplicaron la tarjeta y otra en internet que alguien hizo cargos a mi tarjeta desde Ucrania. La verdad es que fue algo engorroso demostrarle al banco que yo no había hecho esos cargos pero al final me devolvieron el dinero. Supongo que ya debe haberse convertido en algo habitual, como paga el seguro de Visa pues andando que es gerundio.