Busconómico

¿Puedo hipotecar mi casa para comprar otra?

A veces puede surgir la oportunidad de comprar una vivienda sin estar buscando, encontrar una ganga o simplemente querer disfrutar de una segunda vivienda y encontrar la de tus sueños.

Si has llegado hasta aquí seguramente es porque te encuentras en alguna de estas situaciones y te estás preguntando, ¿puedo hipotecar mi casa para comprar otra?

La respuesta, así a bote pronto, es que sí.

Pero veamos a continuación algunos de los supuestos y condicionantes con los que te vas a encontrar si pretendes hipotecar tu casa para comprar otra.

¿Cómo puedo hipotecar mi casa si quiero comprar otra?

Ante todo es importante no confundir el querer hipotecar tu casa de residencia habitual para comprar una segunda con el hecho de pedir una hipoteca para, mientras la vendes, comprar otra. Si esta es tu intención es mejor que leas este otro artículo: ¿Qué son las hipotecas puente y cómo funcionan?

¿Qué hipoteca te concederán?
Pulsa aquí para encontrar la mejor hipoteca para ti.

Aclarado este punto veamos las diferentes formas que tienes si quieres comprar una segunda residencia:

  1. Puedes hipotecar la nueva vivienda directamente como hiciste con la primera, es decir, solicitando una hipoteca al banco. Para ello deberías utilizar nuestro comparador de hipotecas online y hacer varias búsquedas para encontrar la que mejor se adapte a lo que necesitas.
  2. Solicitar una hipoteca con aval, es decir, si el banco no te concede esta segunda hipoteca puedes avalar la operación con tu primera residencia.
  3. Re-hipotecar tu primera residencia para afrontar el pago de la nueva vivienda que pretendes adquirir. No es la más usual y tampoco es fácil de conseguir, pero es la última de las opciones.

Condiciones de las hipotecas para segunda residencia

Antes de lanzarte a la aventura de hipotecar tu casa tienes que saber que las condiciones de las hipotecas para comprar una segunda residencia son algo más restrictivas que el resto de hipotecas que conocemos:

  1. hipotecar casaLo primero que debes saber es que las cuotas de una hipoteca para segunda residencia suelen ser más altas porque el plazo de amortización es más bajo, hasta un máximo de 25 años. Esto se traduce en que tanto el tipo de interés como las cuotas mensuales de devolución serán siempre superiores a las hipotecas de primera vivienda.
  2. Si eso no te echa para atrás puede que sea el banco quien lo haga, ya que deberás demostrar tu solvencia económica. Si te costó conseguir la hipoteca de tu primera vivienda, las de segunda residencia suelen ser más difíciles de conseguir y las exigencias se multiplican.
  3. En cuanto a la financiación, en lo que a una hipoteca de segunda residencia se refiere, se mueve entre el 60 y el 75% del valor del importe de compra, a diferencia de las hipotecas de vivienda habitual que suelen moverse en el 80% (aunque también existen hipotecas que financian el 100%)

¿Cómo puedo ampliar mi hipoteca para comprar otra vivienda?

Ampliar la hipoteca para comprar una segunda residencia es la alternativa más frecuente y utilizada, quizás también porque es la más sencilla.

¿Qué hipoteca te concederán?

Se trata de pedir más dinero al banco manteniendo las condiciones originales de la primera hipoteca contratada.

Para ello deberás cumplir, no obstante, con dos requisitos: 

  1. Estar al día en lo que a pagos se refiere (de tu hipoteca).
  2. La cuota de tu nueva hipoteca no podrá exceder por encima del 35% de tus ingresos.

La principal ventaja que tienes con esta jugada es que vas a ahorrarte los gastos de gestión, es decir, la notaría, las tasas del Registro Civil y los honorarios de la gestoría, ya que éstos ya estaban incluidos al contratar tu primera hipoteca.

En contra sí que deberás pagar la comisión por novación y pagar otra vez una tasación, ya que actualmente el IAJD lo tiene que pagar el banco.

¿Ampliar la hipoteca o rehipotecar?

preguntas sobre hipotecasEn el punto anterior hemos visto cómo y en qué consiste la ampliación de una hipoteca así como los gastos que se le repercuten.

Rehipotecar implica cancelar la hipoteca actual y constituir una nueva hipoteca con el capital total que necesitamos, por lo que los costes aumentarán y serán los siguientes:

  • Comisión por cancelación de hipoteca, una comisión que el banco te aplicará sobre el capital que quedaba pendiente. Si negociaste bien tu hipoteca puede ser que no tengas que pagar nada, así que pregunta primero en tu entidad).
  • Gastos de la escritura de cancelación de hipoteca en el notario.
  • Tasas de anulación de la carga en el Registro, 
  • y posiblemente gastos de gestoría.

Además debes tener en cuenta que rehipotecar implica hacer una hipoteca nueva, así que también deberás hacerte cargo de los gastos de tasación, comisión de apertura de la nueva hipoteca (si la hubiera), gastos de notaría y Registro de la Propiedad.

Básicamente estas son las opciones que tienes si quieres hipotecar tu vivienda para comprar otra, de todos modos si todavía tienes alguna duda puedes formularla en los comentarios, incluso -si te apetece- expresar tus opiniones, basadas en tus experiencias.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.