Busconómico

¿Qué hacer si usan nuestra tarjeta de forma fraudulenta?

Recientemente he sufrido en mis carnes el uso fraudulento de una de mis tarjetas.

Soy una persona cuidadosa y que solo realizo compras con la tarjeta en sitios que me inspiran total confianza y que cumplen con todas las medidas de seguridad.

Aun así, los amigos de lo ajeno se han hecho con los datos de mi tarjeta y le han dado uso.

Uso fraudulento tarjetas

Nadie está libre, el Banco de España cifra en alrededor de un millón las operaciones fraudulentas con tarjeta al año en España.

En mi caso la tarjeta era una tarjeta de débito de ING asociada a una cuenta nómina.  

A día de hoy ya he conseguido recuperar todo el dinero. Ha sido más rápido de lo que otras personas con el mismo problema me habían contado. En ese sentido a ING le doy las gracias por la rapidez en resolver los trámites.

Para que cualquier persona que sufra el uso fraudulento de su tarjeta pueda recuperar su dinero lo más rápido posible voy a explicar los pasos que hay que dar.

¿Qué hacer lo primero si utilizan mi tarjeta de manera fraudulenta?

Si alguien ha utilizado o ha intentado utilizar nuestra tarjeta de manera fraudulenta lo primero que hay que hacer rápidamente es bloquear, desactivar o anular la tarjeta.

Es muy probable que desde la propia App del banco podamos hacerlo de manera inmediata.

Si no podemos hacerlo nosotros hay que contactar inmediatamente con nuestro banco para que procedan al bloqueo de la tarjeta.

En el momento que bloqueamos la tarjeta hay que solicitar que nos hagan una nueva, ya que la tarjeta que han usado fraudulentamente no podremos volver a utilizarla.

La tarjeta física tarda unos días en llegar, por eso debemos solicitarla cuando antes.

Denunciar el uso fraudulento en la comisaría

Tras bloquear la tarjeta el segundo paso es presentar la denuncia en comisaría.

Para presentar correctamente la denuncia debes acudir con el DNI, el número de tarjeta que han utilizado de manera fraudulenta y cada uno de los movimientos de la tarjeta que corresponden a pagos fraudulentos.

Ojo, es importante no llevar un listado completo de movimientos de la cuenta o de la tarjeta, hay que llevar por separado cada uno de los pagos fraudulentos en el que se especifique claramente el importe, la fecha y el comercio que ha cobrado con la tarjeta.

En la comisaría no quieren tener acceso al resto de movimientos o saldos, solamente quieren adjuntar en la denuncia los movimientos ilegales.

Reclamar el dinero de los cargos fraudulentos al banco

Una vez que ya tenemos la denuncia puesta toca reclamar el dinero al banco.

Cada banco tendrá una diferente manera de reclamar. Pero lo ideal es que la reclamación sea por escrito y especificando cada movimiento fraudulento y adjuntando copia de la denuncia.

En el caso de ING hay que contactar desde la web del banco y hay que rellenar un formulario específico en el que vamos enumerando los cargos. Junto a ese formulario se adjunta la denuncia.

En mi caso una vez puesta la reclamación en apenas 72 horas tenía el dinero de vuelta en mi cuenta por todos los cargos fraudulentos.

¿Duplicado o robo?

Es muy importante diferenciar entre un duplicado de tarjeta de un robo o pérdida de la tarjeta. La propia Ley de Servicios de Pago diferencia claramente entre ambos supuestos.

En el caso de pérdida o de robo es responsabilidad del cliente anular inmediatamente la tarjeta. El titular de la tarjeta tendrá más complicado recuperar íntegramente el dinero. Es responsabilidad del titular custodiar correctamente la tarjeta.

En el caso de duplicado, que es el caso más habitual, es el banco el que se hará cargo de los importes en la gran mayoría de casos. Simplemente con la denuncia será suficiente.

Consejos para evitar fraudes

A pesar de que llevemos cuidado siempre puede ocurrir que alguien consiga utilizar nuestra tarjeta.

Pero, aparte de llevar cuidado en los sitios en los que compramos, hay una serie de consejos fundamentales que podemos utilizar:

Apagar tarjetas: la mayoría de bancos permiten que desde la App del móvil podamos encender y apagar las tarjetas. Si las apagamos y las encendemos solamente cuando vayamos a utilizarlas podemos evitar fraudes.

Límites: podemos bajar el límite en compras diario de la tarjeta a una cantidad pequeña. Si un día puntual necesitamos superar ese límite podemos subirlo fácilmente utilizando el móvil.

Contratar tarjetas prepago: en cualquier banco podemos contratar una tarjeta prepago, Son tarjetas que recargamos por la cantidad de dinero que necesitamos al hacer compras online. Tras la compra la tarjeta vuelve a quedar sin saldo, así nadie podrá pagar nada con ella.

Como he comentado yo soy cliente de ING, y en su aplicación Twyp tenemos de serie una tarjeta prepago que podemos recargar al instante para pagar compras. Es algo muy cómodo y que a veces olvidamos.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.