Busconómico

¿Qué necesitas para pedir un préstamo?

Los préstamos son un tipo de financiación de las entidades financieras o empresas privadas con garantía la propia persona (u otra) en que el individuo va pagando mes a mes lo que debe hasta completar la cantidad solicitada más los intereses aceptados.

No hay reglas fijas que permitan reconocer si la empresa te va a conceder un préstamo o no. Pero está claro que si se tiene un sueldo fijo o ciertas garantías con las que pagar, como un aval, la entidad se fiará más incrementando con ello las posibilidades de que acepten el préstamo.

Las entidades financieras intentarán que, a cambio del préstamo, la persona domicilie la nómina, domicilie recibos, contrate seguros y otros servicios que se ofrezcan. Además, si ve que existe algún riesgo de impago es posible que, además, pida un aval.

Por ello, es muy recomendable que compares préstamos hasta dar con el adecuado.

prestar dinero

¿Qué suelen pedir los bancos a las personas que solicitan un préstamo?

  • Un nivel de endeudamiento bajo (no más del 40% de ingresos).
  • Ingresos fijos, generalmente estabilidad laboral en una empresa considerada solvente.
  • Solvencia y capacidad para el ahorro, comprobando finanzas.
  • No estar en una lista de morosos o tener deudas pendientes por falta de pago (esto suele echar muchos préstamos atrás).
  • Ser mayor de edad.
  • Ser un cliente de confianza, sobre todo si se trata de la entidad bancaria con la que se trabaja de toda la vida.
  • La finalidad del préstamo se tendrá en cuenta, a menos que se trate de un préstamo rápido.
  • Otros datos como edad, estado civil, miembros en el hogar, profesión, ciudad de residencia, etc. también se pueden llegar a tener en cuenta, algunos más que otros.

Hay que tener en cuenta que cada entidad bancaria o empresa tiene unas condiciones diferentes incluso a lo que a requisitos se refiere, por lo que es bueno que consultes y compares en todas cuantas se pueda antes de tomar una decisión. Y según la cantidad de dinero que quieras pedir puede haber más o menos exigencias.

Préstamos más rápidos

Los préstamos rápidos son los ideales para las personas que necesitan un préstamo en un período corto de tiempo porque se pueden solicitar en pocos minutos en Internet y tenerlos en pocas horas (o poco más de un día).

Tan solo hay que rellenar un cuestionario con los datos personales y algunos financieros o económicos para solicitar dinero. Esto es más cómodo que los préstamos convencionales, algo que beneficia a muchos, aunque también tiene unas comisiones algo más elevadas.

Préstamo hipotecario: qué se necesita

No es lo mismo que pidas un préstamo personal, para un coche, crédito de compras o cualquier otra cosa que solicitar una hipoteca. En este caso, al tratarse también de una cantidad mayor de dinero y un plazo de amortización mayor, los requerimientos pueden ser más.

Algunos de los requisitos exigidos en una hipoteca son:

  • Tener unos ahorros. Además de los gastos que suele conllevar la compra de una vivienda, las hipotecas suelen dar el 80% de financiación, por lo que hay que pagar el resto de otra forma.
  • Unos ingresos mensuales netos suficientes para cubrir el pago de la hipoteca y otros gastos. El porcentaje de endeudamiento no ha de ser superior al 30-40% de los ingresos.
  • Estabilidad laboral en una empresa solvente.
  • Estar al corriente del pago de deudas, mucho mejor si no hay nada que pagar. No estar en ningún registro de morosos. 
  • Algún aval o garantías adicionales.
  • La contratación de otros productos (de hecho en algunos préstamos hipotecarios se solicita cumplir ciertos requisitos para obtener mejores condiciones).
  • Generalmente la contratación de un seguro de vida y/o hogar.
En estos préstamos es muy importante comparar entre las mejores hipotecas para ver las condiciones, intereses y comisiones de cada una y realizar simulaciones para ver la cuota mensual que tendríamos que pagar. 

En todos los casos

En todos los casos, te recomendamos que negocies con el banco para conseguir el préstamo y hacerlo en las mejores condiciones. Además, lo ideal es que lleves todo lo que consideres que vas a necesitar en esa visita para arreglarlo todo lo antes posible e inspirar confianza a quien te va a dar el préstamo.

Cuenta con todos los datos y documentos a mano incluso antes de que te los soliciten. Lo agradecerán y te ayudará a negociar mucho mejor.

Por otro lado, intenta conocer si existen condiciones más ventajosas por la contratación de algún producto, por ser cliente habitual, por domiciliar la nómina o cualquier otra razón. Ya no basta con que te acepten el préstamo, también tienes que intentar conseguirlo con las mejores condiciones posibles.

Por último, si tienes tiempo y no necesitas el dinero en un período corto de tiempo, es importante que preguntes en todos los sitios posibles, analices ofertas y te decantes por la mejor opción para ti.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.