Busconómico

¿Qué son las hipotecas de máximos o flotantes?

Hoy en día es habitual que todas las personas tengan contratado más de un servicio con su banco.

Y no digamos ya las empresas, que prácticamente necesitan de créditos bancarios para sobrevivir y continuar adelante.

Son muchas las formas de financiación que las empresas necesitan de los bancos: descuentos de pagarés y de efectos comerciales, préstamos, líneas de créditos o servicios como el confirming, entre muchos otros; pero son pocas las garantías que las empresas pueden aportar, especialmente en un contexto de crisis económica como el que vivimos.

Para solventar estos problemas, se diseñó un producto conocido como hipoteca flotante, una modalidad hipotecaria que permite que el inmueble hipotecario sirva para garantizar varias obligaciones, tanto presentes como futuras.

Es decir, mientras una hipoteca normal y corriente sirve para garantizar el préstamo hipotecario que financia nuestra casa, la hipoteca flotante serviría para financiar, además de este préstamo, un crédito al consumo que tenemos contraído e incluso una línea de crédito que contrataremos dentro de dos años.

¿Por qué puede ser interesante?

Se trata de un producto que, pese a su complejidad, cuenta con una serie de ventajas para el cliente minorista.

El motivo principal es el ahorro que supone, ya que su formalización permite simplificar las gestiones y disminuir los costes necesarios derivados de la propia constitución de sucesivas hipotecas y préstamos bancarios, eliminando los costes de estudio al no ser necesario la comprobación de la solvencia del deudor, además de los diversos gastos de gestión, como los notariales, los gastos registrales y los gastos derivados del Impuesto Sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, que solo tendrán que desembolsarse la primera vez, por existir una hipoteca que garantiza la totalidad de las obligaciones.

Además, ahorra gestiones a través de la entidad financiera, que actuará con mayor diligencia en la concesión de préstamos y reducirá la dificultad para acceder a un préstamo a muchas particulares y empresas.

Un producto pensado para las empresas

A pesar de que, a priori, la hipoteca flotante puede ser utilizada por los particulares, se trata en realidad en un producto que, por su complejidad, está reservado a operaciones mucho más grandes.

De hecho, desde su propia creación, allá por diciembre de 2007 y de la mano del artículo 153 bis de la Ley Hipotecaria, su fin principal era facilitar la expansión de pequeñas y medianas empresas.

Y en la práctica, así ha sido. Las hipotecas flotantes ha sido el salvavidas que muchas empresas al borde de la quiebra necesitaban, al recurrir a esta alternativa para garantizar sus obligaciones en los concursos de acreedores y evitar, de esta manera, su liquidación.

De hecho, y aunque es una fórmula con evidentes ventajas para el cliente minorista, las entidades parecen no estar muy por la labor de ofrecérselo a estos, especialmente tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea y las cláusulas abusivas.

Conclusiones

La razón fundamental por la que esta figura fue introducida en el ordenamiento jurídico español fue la necesidad de flexibilizar nuestro mercado hipotecario, al no ser necesaria la novación modificativa de uno o varios elementos del contrato con cada novación de las obligaciones garantizadas, de modo que esta hipoteca sirva como garantía para las obligaciones contraídas en la actualidad y las que se contraerán en el futuro.

No obstante, los profesionales reclaman la introducción de una figura más flexible que no solo garantizase las obligaciones presentes y futuras, sino una amplia variedad de relaciones entre deudor y acreedor al estilo de la hipoteca global o floating mortgage en terminología anglosajona. 


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.