Busconómico

Reclamar las retenciones de prestaciones de maternidad y paternidad

En una sentencia del pasado 3 de octubre, el Tribunal Supremo falló que las prestaciones por maternidad y paternidad estaban exentas del pago del IRPF, equiparándolas con las demás prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad, ya exentas según el artículo 7 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Para facilitar el trámite, la Agencia Tributaria anunció que articularía un mecanismo para agilizar la devolución a los contribuyentes afectados. Y el procedimiento no podría ser más sencillo. Hay que decir que solo podrán reclamar las retenciones indebidamente aplicadas aquellos contribuyentes que hayan percibido prestaciones de maternidad y paternidad entre los ejercicios 2014 y 2017, pues los ejercicios anteriores ya han prescrito, y los que hayan tenido su hijo en 2018 se les regularizará su situación en la próxima declaración de la renta. Hay que aclarar que se refiere a los ejercicios en los que se ha percibido prestación, ya que puede darse el caso de que el hijo haya nacido en los últimos meses de 2013, con lo que se devolverá lo retenido en 2014 (si lo hubiera), pero no lo de 2013 al estar prescrito. La Seguridad Social ya ha anunciado que dejará de practicar retenciones en las prestaciones que se tramiten desde que les sea comunicada oficialmente la sentencia.

La Agencia Tributaria ha puesto en marcha dos plazos:

  • El primero, desde ahora mismo, para los contribuyentes que hayan prestaciones en 2014 y 2015.
  • El segundo, a partir del mes de enero, para los contribuyentes que hayan tenido su hijo en los ejercicios de 2016 y 2017.

Cómo reclamar la devolución del IRPF de tu permiso de maternidad

dinero hijosEn un primer momento, y antes de que María Jesús Montero, la titular de Hacienda, explicase cuál sería el procedimiento para reclamar las retenciones por IRPF, el contribuyente debía presentar un escrito de solicitud de rectificación de autoliquidación y de devolución de la prestación de maternidad a la Agencia Tributaria. Sin embargo, este trámite podría haber dilatado el proceso demasiado, habida cuenta de la cantidad de contribuyentes que iban a presentar este escrito, y que los plazos son bastante lentos en estos casos.

Sin embargo, el procedimiento que ha puesto en marcha Hacienda es mucho más sencillo. La Agencia Tributaria ha cruzado los datos del contribuyente con los de la Seguridad Social para obtener toda la información relativa al permiso de paternidad y maternidad, de modo que el ciudadano tan solo tenga que confirmar la cuenta corriente donde desea que se le abonen estos ingresos indebidos, los años que ha disfrutado del permiso y confirmar la solicitud, sin necesidad de indicar, por tanto, la cantidad que reclama ni otros datos adicionales.

Para ello, se puede acceder mediante el siguiente enlace, utilizando el sistema RENØ (número de referencia para servicios de renta), Cl@vePIN o Certificado Electrónico. Por el momento, tan solo estarán habilitados los ejercicios 2014 y 2015, pero el próximo mes ya podrán solicitarlo el resto de contribuyentes.

La forma telemática no es la única alternativa posible. El contribuyente podrá, asimismo, utilizar el formulario en papel, presentando la solicitud de manera presencial en cualquiera de las oficinas de la Agencia Tributaria. Según los cálculos de la OCU para una prestación de 5.681 euros al año en 2015 la cantidad a devolver se situaría entre los 1.000 y los 2.600 euros.

¿Qué ocurre en Navarra y País Vasco?

Tanto Navarra como el País Vasco cuentan con una Agencia Tributaria propia, al ser las dos únicas comunidades forales de España. Y aunque utilicen una normativa propia, lo normal es que tanto vascos como navarros también se planteen si pueden recuperar el IRPF de sus permisos por paternidad y maternidad, ya que la Seguridad Social es estatal y reciben la prestación en las mismas condiciones que el resto de ciudadanos.

Dependiendo de la provincia en la que residamos, pues la Hacienda es competencia de las diputaciones provinciales, el criterio es uno u otro. En Navarra, por ejemplo, el Gobierno foral ya ha anunciado que la sentencia del Tribunal Supremo no aplica, dado que la Ley Foral 22/2012 elimina dicha exención. En la actualidad, se está trabajando para que las prestaciones de maternidad y paternidad generen una deducción en el IRPF de un 25%, pero todavía es una normativa en curso.

En Vizcaya, por su parte, la normativa foral de 13/2013, establecía que las prestaciones públicas por maternidad y paternidad están exentas, de modo que la legislación ya es lo suficientemente clara en este sentido. Guipúzcoa ha sido la primera que ha comenzado a devolver las prestaciones de maternidad y paternidad, acatando la sentencia del Supremo, y en Álava también se especifica claramente que los mencionados permisos están exentos del pago del IRPF.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario Carles (04 enero 2019)

Ojo porque no te tienen porqué devolver todo lo retenido, depende de las circunstancias de tu declaración.

En mi caso soy autónomo y en 2014 percibí 379 € brutos de prestación de paternidad de los que me retuvieron 79 €. Pensaba que me devolverían íntegros esos 79 €, pero no me devuelven nada en la regularización realizada.

Compruebo cómo en la declaración original de 2014 esos rendimientos del trabajo de 379 € no superaban la "Reducción por obtención de rendimientos del trabajo (artículo 20 de la Ley del Impuesto)", con lo que la "Cuantía aplicable con carácter general (casilla 017)" eran los 379 € y el "Rendimiento neto reducido" de rendimientos del trabajo se quedaba en 0 €.

Esto significa que esos 379 € ya no se tuvieron en cuenta como ingresos en la declaración original de 2014, con lo que el resultado de la declaración es el mismo, y los 79 € retenidos sirvieron como ingreso a cuenta de lo que me tocaba pagar.

Enlace permanente al comentario Busconómico (04 enero 2019)