Busconómico

Recomendaciones para contratar un préstamo personal

Los préstamos personales se utilizan para financiar compras de bienes o servicios de valor medio, como vehículos, viajes, estudios o reformas. Son otorgados por las entidades financieras, que realizan un estudio previo del solicitante para conocer su situación financiera y asegurarse de que será capaz de hacer frente a la devolución del dinero.

Pedir financiación no es una decisión que deba tomarse a la ligera y, si se trata de cantidades importantes, hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones y consejos antes de firmar el contrato para obtener las mejores condiciones posibles y evitar sorpresas más tarde. Los siguientes puntos están pensados para los créditos al consumo y préstamos personales, pero también podrían aplicarse a los préstamos hipotecarios, aunque a éstos puede que haya que añadir o ampliar algún punto.

  • Préstamos personalesAnalizar nuestra propia situación financiera para ver que condiciones podemos permitirnos, qué cuota máxima podríamos pagar (la recomendación es no gastar más del 40% de nuestros ingresos en amortizar préstamos), cuánto dinero necesitamos como mínimo, qué previsión de ingresos tenemos, si podemos permitirnos apretarnos el cinturón para acabar de pagar, etc.
  • ¿Crédito bancario o crédito rápido? Es muy importante que entiendas la diferencia entre los créditos rápidos de entidades financieras privadas a un crédito o préstamo personal bancario. Los créditos rápidos son más fáciles de contratar pero las cantidades suelen ser más bajas y con unos intereses muy altos a devolver en un corto plazo de tiempo. Los préstamos personales bancarios tienen mayor flexibilidad en cuanto a devolución de plazos y suelen financiar cantidades más altas. No hay que demonizar a los minicréditos online, simplemente hay que saber cuándo, cómo y por qué debes utilizarlos en cada momento. Sobre todo son útiles en caso de una urgencia muy determinada.
  • Tener claros los gastos que se aplican. Además de los intereses, los préstamos tienen una serie de gastos asociados en forma de comisiones, como la de apertura, de estudio o de cancelación. Cada banco aplica unas distintas, incluso los hay que no aplican comisiones.
  • Ser clientes y contratar algún producto extra para tener mejores condiciones. Las entidades suelen ofrecer descuentos en los gastos o los intereses para sus propios clientes y al domiciliar la nómina o contratar un depósito es posible conseguir mejores ventajas, por lo que es importante consultar sobre esta posibilidad antes de firmar.
  • Realizar simulaciones. Es importante ser conscientes del gasto total que supone la contratación y amortización de un préstamo. Utilizando un simulador de préstamos se pueden hacer pruebas con distintas cantidades y tiempos de devolución para saber la cuota resultante. Una vez sabemos el importe de la cuota, la multiplicamos por el número de cuotas que pagaremos y le sumamos las comisiones y podremos obtener el total que acabaremos devolviendo al banco al finalizar.
  • Asegurarnos de que entendemos todos los puntos del contrato. Muy poca gente lee completamente y menos entiende la famosa letra pequeña del contrato, pero es importante hacerlo para evitarnos sorpresas más adelante. Una vez firmado ya no sirve decir "eso no lo sabía". Si es necesario hay que acudir a un profesional que nos aclare bien todo lo que está escrito.

Pedir préstamos en Busconómico

Recuerda, eso sí, que el mejor de los préstamos es el que no se pide, es decir, si tienes la posibilidad de arreglártelas para no contratar ningún crédito o incluso puedes hacer un esfuerzo para ahorrar ese dinero que necesitas te será mucho más sencillo seguir luego con tu día a día. Pedir dinero prestado es la última de las opciones que deberías contemplar, ya que arrastrarás esa deuda durante un tiempo y tendrás que modificar comportamientos para poder pagar cada una de las cuotas.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario Dani (29 marzo 2016)
Muy buenos consejos aunque quizás el mejor consejo que yo daría sería "no pidas un préstamo si crees que puedes solventarlo de otra manera". Y creo, además, que pedir un préstamo personal debería hacerse siempre que se pueda en un banco ya que las condiciones no son tan abusivas como en un crédito rápido. Coincido mucho en el último punto porque hay mucha gente que firma un contrato sin leer nada o fiándose de lo que dice su interlocutor.